Las peleas de los famosos

Se armó: la mujer de Al Pacino le respondió a Norma Aleandro después de las críticas

Después de que Aleandro destrozara el espectáculo "An evening with Al Pacino" en el Colón, Polak decidió contestarle a la actriz: "Se me cayó una ídola"

martes 1 de noviembre de 2016 - 10:27 pm

Lucila Polak, la actriz casada con Al Pacino, hizo su descargo tras la dura crítica de Norma Aleandro al espectáculo de su marido en el Teatro Colón: “Nunca hago estas cosas, pero se me cayó una ídola”.

Polak decidió refutar la durísima crítica de la actriz apelando, en una entrevista con La Nación, a una anécdota de la estadía de Pacino en la ciudad: “El domingo a la noche fuimos a ver un show de tango. Estábamos agotados. Los dos días de función nos acostamos a las 4 de la mañana. El domingo habíamos ido al campo a pasar el día, vimos un partido de polo y nos tomó dos horas volver a Buenos Aires por el tránsito. Teníamos un compromiso de ver el show de tango, yo quería que Al no se fuera sin la experiencia de ver bailar tango. Como estábamos cansados, pensamos en ir 45 minutos y volvernos al hotel. Pero cuando llegamos, vimos que nos habían estado esperando para comenzar el show, y entonces Al me dijo: ‘Por respeto a los bailarines, que son artistas y están poniéndole todo al espectáculo, no me puedo ir a la mitad del show. Porque si se enteran que yo me fui se les va a romper el corazón. Van a pensar, se fue porque no le gustó’. Se quedó hasta el final y se sacó una foto”.

“Como argentina, escuchar a una actriz hacer una crítica así a un colega… A un colega no se le hace eso. Puede no gustarte el show, pero Meryl Streep nunca diría una cosa así de otra artista. Tiene el derecho de que no le guste, pero no hay necesidad de decir eso. Si se quiere llamar artista, un poco de respeto”, se enojó Polak.

“A mí como argentina me dio vergüenza ajena que una actriz culta, que hizo ‘La historia oficial’, dijera esas barbaridades. Me dio mucha pena”, continuó. Según explicó, el actor “no lee críticas”, por lo que no se enteró de lo que dijo Aleandro.

Consultada sobre si quizás hubo una mala interpretación de lo que iba a presentar el actor, que fue una entrevista abierta más que un show, Lucila dijo: “Era muy claro que eran conversaciones, con anécdotas. El actuó, hizo poemas, el show del sábado fue distinto al show del viernes. No era una obra de teatro, estaba claro. La gente estuvo tan contenta… Yo vi los shows por todo el mundo, y esta es la primera vez que lo hace en un país donde el inglés no es la primera lengua. Sin embargo, lo que recibió del público y la calidez lo inspiró a hacer un show más largo de lo que en general es. Suele durar una hora y cuarenta minutos, acá duró más de dos horas las dos noches. Me asombraron la profundidad y la inteligencia de las preguntas”.

“A él le encantó Iván [De Pineda, que hizo de entrevistador y moderador], le pareció que hizo un trabajo espectacular. Siempre quiere tener un entrevistador nuevo, y no conocerlo, porque él da carta blanca para que le pregunten lo que quieran. Su trabajo fue excelente, se nota que se preparó, estudió. Estaba muy asombrado con la calidad de su trabajo”, continuó. Luego, cuestionó que Aleandro criticara habiendo sido invitada exclusiva de la velada: “Fue invitada. Muy poca gente fue invitada. Es como que me invites a comer y que te diga que no me gustó la comida. Hay una frase que en inglés es muy clara: “If you don’t have nothing nice to say, don’t say anything at all” (“Si no tenés nada lindo para decir, no digas nada”). Creo que en este país, si nos lleváramos un poco más por esas reglas, estaríamos mejor. De argentina a argentina, no se hace eso, se me cayó una ídola”.

COMENTARIOS