Seguinos en nuestras redes

Política

Fondos de Santa Cruz: la compleja legislación que permitió el desvío

Durante varios años, el kirchnerismo logró resoluciones de la legislatura provincial y decretos para permitir la maniobra

La Cámara de Diputados de Santa Cruz fue el marco ideal para que el kirchnerismo armara una “estructura legal” que les permitió manejar los fondos generados por las regalías mal liquidadas de Repsol YPF, como ellos quisieron.

Según detalla el diario Clarín, no había lugar más seguro para los Fondos de Santa Cruz que en su propia provincia, aunque por años Néstor Kirchner eligió colocarlos a su nombre en una cuenta del Banco Suizo Crédit Suisse.

Cuando Sergio Acevedo, entonces gobernador santacruceño anunció la repatriación comenzó a diseñarse una ingeniería legal que tenían como único objetivo el manejo “discrecional” de los más de 1.100 millones de dólares que para 2006 ya tenía la Provincia.

La primera de todas las leyes fue la que impedía el uso de de los fondos extrapresupuestarios para gastos corrientes. Esto lo dispuso Kirchner como gobernador y trece años después habilitó que la Legislatura afecte el dinero para destinar una parte la pago de salarios.

En 2005, con Acevedo frente a la gobernación la legislatura aprobó la primera rendición (Ley 2.663) después de años sin conocer el movimiento del dinero que desde 1993 quedaron depositados en el exterior. Estos números generaron sospechas en la UCR.

Kirchner sostenía que volverían U$S 554 millones, pero los diputados del FpV admitieron que se incorporaron otros US$ 532 millones al dinero cobrado, sin explicar el origen de ese dinero. Así, los fondos de Santa Cruz en el exterior habían llegado a sumar US$ 1061 millones.

Después de 2006 cuando Acevedo renunció a la gobernación, Carlos Sancho ex socio de Máximo Kirchner, asumió frente a la Provincia.

Creó entonces una “comisión seguidora” de los Fondos aprobada por el Tribunal de Cuentas, nunca funcionó y fue integrada por Sancho, su ministro de Economía Juan Bontempo y el secretario de Haciendo de aquel momento, Juan Manuel Campillo.

Alicia Kirchner cerró la ruta de este dinero promulgando en diciembre de 2015 las normativas 3.457, 3.458, 3.459, 3.460 y 3.461, donde se aprueban sin discusión la rendición de los fondos extrapresupuestarios. Para 2012 sólo quedaban 30 mil dólares.

Política

Interna del Gobierno: La Cámpora sigue controlando estratégicas secretarías en el Estado

Energía, Transporte y Desarrollo Social; el sinfín de áreas que maneja la agrupación kirchnerista con presupuestos multimillonarios

Tras la victoria del Frente de Todos en las elecciones de 2019, una incógnita a resolver era cómo iban a repartirse los cargos en el estado entre las distintas partes de la coalición y cuáles quedarían a manos de La Cámpora, la agrupación política ultrakirchnerista que teje sus propias redes de poder

A casi tres años de la victoria de Alberto Fernández, el organigrama del estado revela el rol cada vez más importante que ocupa dentro del Gobierno el grupo liderado por el diputado Máximo Kirchner. Estratégicamente o no, La Cámpora cuenta con un solo funcionario de primera linea: Wado de Pedro al mando de la jefatura de Gabinete.

Sin embargo, más alejados del radar de la opinión pública, una decena de militantes de la agrupación pólitica ocupan cargos importantes con gran influencia en la operatividad del Gobierno y con millonarias cajas a su disposición. La más destacada dentro de este grupo es Fernanda Raverta, titular de la ANSES, quien está a cargo de gestionar un presupuesto de $4,13 billones entre jubilaciones, ayudas sociales y todo tipo de planes que brinda el estado.

La lista de organismos continúa: el PAMI, con Luana Volnovich; la estratégica secretaría de Inclusión Social, dirigida por Laura Valeria Alonso, dependiente del ministerio de Desarrollo Social; la secretaría de Energía, bajo las órdenes de Darío Martínez y Federico Basualdo; y nada menos que las empresas YPF, Correo Argentino, y Aerolíneas Argentinas, informa Periódico Tribuna.

Queda en evidencia que La Cámpora apunta a controlar dos áreas claves del estado: Energía y Desarrollo social y hacia allí apuntó a copar con funcionarios la agrupación. Dentro del ministerio de Desarrollo Social manejan la subsecretaría de Articulación y Comunicación Comunitaria con Lauro Manuel Grande, y la subsecretaría de Abordaje Territorial, bajo las órdenes de Eugenia Meana.

En energía manejan el Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS), a cargo de Federico Bernal; Integración Energética Argentina Sociedad Anónima (IEASA), bajo la dirección del santacruceño Agustín Gérez; y el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) a cargo de la abogada María Soledad Manin, estrecha colaboradora del subsecretario de Energía, Federico Basualdo, aquel hombre de Cristina Kirchner que no pudo ser echado por el ministro de Economía, Martín Guzmán.

Aquí la política energética del Gobierno no puede ser aprobado sin que cuente con el visto bueno de estas áreas: subsidios, construcción de infraestructura como gasoductos, entre otras cosas, todo pasa por acá.

En otras áreas también se nota la presencia de La Cámpora. En Transporte no se puede dejar de mencionar el control de Aerolíneas Argentinas; la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), con Paola Tamburelli a la cabeza; y el Órgano de Control del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA) comandado por Carlos Lugones Aignasse.

Entre todos manejan un presupuesto de cientos de miles de millones de pesos.

Con información de Periódico Tribuna de Periodistas

Continuar leyendo

Política

Martín Lousteau aseguró que “Cristina Kirchner no entiende de lo que habla o tiene una disociación”

El senador cuestionó los conocimientos económicos de la vicepresidenta y le recordó lo que escribió sobre “fuga” en “Sinceramente”. La trató de “dirigente devaluada”. Y agregó que “la causa de la inflación se llama kirchnerismo”

Martín Lousteau salió al cruce de Cristina Kirchner, luego de que el Banco Central endureciera los controles sobre las importaciones y que el dólar libre alcanzara un nuevo récord.

Calificó a la vicepresidenta como una dirigente “devaluada” que “no entiende de lo que habla” y señaló que la reunión que mantuvo con Carlos Melconian fue para “denigrar” al ministro de Economía, Martín Guzmán.

“La normativa del Banco Central es un cepo a la producción, va a ser mucho más difícil o no se va a poder importar”, manifestó el economista en su paso por el programa “Sólo una vuelta más” en TN.

Para Lousteau a esta situación “nos han llevado los dos Fernández”. Sin embargo, focalizó sus críticas en la vicepresidenta: “Cristina cree que entiende cosas de las cuales no entiende”.

En ese sentido, señaló que “ella habla de la fuga” de dólares pero en su libro Sinceramente “ella cuenta dos veces que le dijo Néstor (Kirchner) que con la plata personal y con la de la provincia ‘sacala afuera’”. “Entonces, no entiende de lo que habla o tiene una disociación entre lo que hace y lo que dice”, sentenció.

Por otra parte, el senador radical opinó que “en Argentina la causa de la inflación es una: el kirchnerismo”. “Al final de los ‘90 no había inflación; en 2002 fue del 40% producto de la megadevaluación; en 2003 fue de 4,6%; en 2004 fue de 6,4%; y con Lavagna (Roberto) de ministro de Economía había preocupación porque la inflación estaba a punto de tocar los dos dígitos”, recordó.

Planes sociales: la estrategia de Cristina Kirchner para poder avanzar sobre una millonaria caja

“La reinvención de la inflación en Argentina es del kirchnerismo”, enfatizó para señalar que “es llamativo que Cristina quiera dar clases de cuáles son los motivos de la inflación”.

“Muchas veces Cristina dice cosas que no entiende; dice que el endeudamiento genera inflación y ¿qué genera endeudamiento?, el déficit. Es imposible endeudarte si no tenés déficit”, insistió.

“Cuando emitís de manera descontrolada tenés inflación, eso implica que no sabés lo que vale la leche, el pan, el papel higiénico, o cuánto vas a pagar de luz el mes que viene”, ejemplificó.

Continuar leyendo

Política

Alberto Fernández apuntó contra Cristina Kirchner: “No se puede vivir eternamente con déficit fiscal”

El Presidente respondió a la postura expresada por la vicepresidenta en su último acto.

Desde Alemania, el presidente Alberto Fernández ratificó las medidas económicas del Gobierno nacional para contener la salida de dólares. El jefe de Estado se manifestó en línea con las últimas declaraciones de Martín Guzmán, contrarias a la postura de Cristina Kirchner.

En su último acto en la CTA, la ex presidenta había sostenido que el déficit no era la variable que explicara la suba de precios. Ese día, Cristina Kirchner fue muy crítica del Banco Central, del ministerio de Desarrollo Productivo y la AFIP, afirmando que hay un “festival de importaciones“.

Sobre las nuevas medidas económicas, el Presidente indicó: “Estábamos esperando que el directorio del Fondo aprobara el primer trimestre para aprobarlas, porque hubieran significado un cambio de condiciones respecto a lo que el fondo había visto y van en el sentido en que se puedan recuperar reservas, que es un objetivo importante”.

“Y también poner en orden las cuentas públicas porque nosotros no creemos que se pueda vivir eternamente con déficit fiscal, así que eso hay que tratar de corregirlo paulatinamente”, agregó Alberto Fernández en respuesta a la postura de Cristina Kirchner.

Sobre la reducción del déficit, el Presidente remarcó: “No hay que hacerlo salvajemente, hay que hacerlo sin ajuste. El ajuste no lo tiene que hacer la gente, la economía tiene que mejorar pero el Estado tiene que hacer su parte y ese es el sentido de las medidas que se tomaron”.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR