Salud

Las ondas del celular, ¿causan cáncer?

Son muchos los estudios que analizan las posibles consecuencias en la salud del uso extendido del celular. A pesar de que los estudios no han detectado un vínculo directo, la OMS encendió una alarma

domingo 16 de febrero de 2014 - 5:56 pm

En el último tiempo, se habló mucho del supuesto riesgo de contraer diversos tipos de cáncer por el uso excesivo del celular, para muchos necesario para trabajar o para comunicarse a diario con amigos o familia.

Aunque ha habido cierta preocupación de que la energía de radiofrecuencia procedente de los teléfonos celulares que se colocan cerca de la cabeza pueda afectar al cerebro y a otros tejidos, a la fecha no hay evidencia de los estudios de células, de animales o de humanos de que la energía de radiofrecuencia pueda causar cáncer.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) catalogó como potencial causa de cáncer las ondas electromagnéticas que generan los teléfonos móviles. La clasificación que se les da es la 2B que se describe como “Posiblemente cancerígena para los humanos”, y en la cual también se encuentran el smog generado por los motores de combustión, el DDT y el cloroformo, entre otras sustancias.

Los investigadores han llevado a cabo varios tipos de estudios epidemiológicos para investigar la posibilidad de que exista una relación entre el uso de teléfonos celulares y el riesgo de tumores cerebrales malignos (cancerosos), tales como gliomas, así como tumores benignos (no cancerosos), como neuromas acústicos (tumores en las células del nervio responsable de la audición), la mayoría de los meningiomas (tumores en las meninges, las cuales son membranas que cubren y protegen el cerebro y la médula espinal), y los tumores de glándula parótida(tumores en las glándulas salivales).

 

El Estudio Interphone, llevado a cabo por un consorcio de investigadores de 13 países, es el más grande estudio de casos y controles de salud sobre el uso de teléfonos celulares y los tumores de cabeza y de cuello. Los análisis más publicados de este estudio no han revelado aumentos estadísticamente significativos en los cánceres de cerebro o del sistema nervioso central que estén relacionados con un mayor uso de teléfonos celulares.

Por otra parte, un estudio de cohortes en Dinamarca relacionó la información de facturación de más de 358 000 suscriptores de teléfono celular con los datos de incidencia de tumores de cerebro del Registro Danés de Cáncer. El análisis no encontró relación entre el uso de teléfonos celulares y la incidencia de glioma, de meningioma o de neuroma acústico, ni siquiera entre personas que habían estado suscritos a teléfonos celulares durante 13 años o más.

En el mismo sentido, el estudio prospectivo del Millón de Mujeres en el Reino Unido encontró que el uso de teléfonos celulares reportado por los mismos usuarios no estuvo asociado con un riesgo mayor de glioma, de meningioma o con tumores que no son del sistema nervioso central.

COMENTARIOS