Seguinos en nuestras redes

Política Internacional

Macri recibirá mañana a Temer y ya se esperan dos manifestaciones en su contra

Michel Temer visitará el país para relanzar las relaciones bilaterales con Argentina tras asumir como presidente a raíz de la destitución de Dilma Rousseff

El presidente Mauricio Macri recibirá mañana en la residencia oficial de Olivos a su colega de Brasil, Michel Temer, para relanzar las relaciones bilaterales, tras la destitución de la presidenta Dilma Rouseff.

Si bien Macri asistió al acto de asunción de Temer el 31 de agosto, la de mañana será la primera reunión formal entre ambos jefes de Estado. Temer arribará a Buenos Aires por la mañana acompañado, entre otros, por los ministros de Relaciones y Comercio Exteriores, José Serra; de Defensa, Raul Jungmann y de Justicia, Alexandre de Moraes, además de 5 legisladores.

Antes de su arribo, el mandatario brasileño destacó que como piensa “de la misma manera” que Macri, “eso va a facilitar mucho las cosas” en las relaciones bilaterales, y dijo que espera profundizar la “sintonía” con el jefe de Estado argentino.

“El pensamiento de Macri es muy coincidente con el que nosotros tenemos. Creo que pensamos de la misma manera; eso va a facilitar mucho las cosas”, dijo Temer en entrevistas con Clarín y La Nación, al tiempo que estimó que el repunte de la situación económica de Brasil “llevará un tiempo” pero calculó “que a mediados del año próximo ya la economía se habrá recuperado”.

En tanto, los medios brasileños expresaron su preocupación por la resistencia que grupos políticos argentinos expresan hacia el proceso de destitución de Rousseff y destacaron especialmente que, para sacarlo del foco de las protestas, Macri lo recibirá en Olivos y no en la Casa Rosada.

“El cambio del lugar de encuentro le facilitará la vida a Temer porque las protestas eran organizadas en la Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada”, señaló Folha de Sao Paulo y precisó que “el gran momento de la protesta está agendado para las 18, horario en que Temer ya deberá haber abandonado el país”.

Los medios recordaron además que cuando el canciller Serra estuvo en Buenos Aires, hubo protestas motorizadas por La Cámpora frente a la embajada de su país y el Palacio San Martín.

Macri y Temer mantendrán una audiencia por la mañana y un almuerzo de honor a la delegación brasileña.

En un comunicado, la cancillería brasileña adelantó que en el encuentro de presidentes discutirán “iniciativas de seguridad y desarrollo de la región fronteriza” y “pasarán revista” a temas regionales como “el fortalecimiento económico y comercial del Mercosur y las relaciones externas del bloque”.

Además, analizarán el comercio fronterizo, las demoras en el inicio de la construcción del segundo puente en el río Paraná y la lucha contra el crimen transnacional en la frontera.

Los presidentes ya habían mantenido encuentros informales a principios de agosto antes de la inauguración de los Juegos Olímpicos en Brasil y, más allá de un diálogo no oficial por la situación del Mercosur, aún no habían tenido una bilateral -que según acuerdos binacionales firmados por Cristina Kirchner y Lula da Silva, deben ser semestrales-.

Esta primera visita oficial de Temer a Argentina es criticada por algunos partidos políticos de la oposición, como el bloque de diputados del Frente para la Victoria-PJ que manifestó su “absoluto rechazo” al considerar que Temer “ocupa de facto la presidencia de Brasil luego de haber sido desplazada mediante un golpe institucional Dilma Rousseff”.

Por su parte, Espacio Popular convocó a una manifestación de repudio mañana a las 17 en Plaza de Mayo y cuestionó que “Macri apoyara todas las instancias del golpe institucional contra Rousseff amparándose en el supuesto respeto a los ‘procesos institucionales’ del hermano país”.

Ahora, Macri “recibe a Temer para terminar de delinear el nuevo rumbo del Mercosur y la posibilidad de sumarse a la Alianza del Pacífico, siguiendo así los intereses de Estados Unidos”, fustigó el espacio que aglutina al Frente Grande, el Partido Comunista y al Humanista, entre otros.

DyN

Política Internacional

Gesto de Putin a Alberto Fernández: Rusia apoyó la candidatura argentina para entrar a los BRICS

La semana pasada el Presidente había solicitado que la Argentina se sume al bloque que conforman los países con economías emergentes.

Luego del pedido del presidente Alberto Fernández, el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, declaró que la Argentina es candidato para sumarse a los BRICS, el grupo de grandes países con economías en crecimiento que integran Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

La semana, en el marco de la invitación a la cumbre virtual, el mandatario argentino solicitó la incorporación al bloque de países con un discurso donde pidió por la paz, pero evitó condenar a Rusia por la invasión a Ucrania.

Por supuesto, Argentina es un candidato respetado y decente, igual que una serie de otros países también mencionados durante las discusiones”, señaló Lavrov durante una rueda de prensa en la que colocó en la misma condición a Irán.

Además, el diplomático ruso señaló que ya comenzaron los preparativos para el proceso de adhesión de esos países al grupo, y el criterio principal, recalcó, serán las garantías de eficiencia y del rendimiento práctico en las funciones de los BRICS.

En ese sentido, la participación argentina en el foro respondió a una invitación personal que el propio presidente chino le hizo a Alberto Fernández luego de que el mandatario argentino le manifestara en febrero la intención del país por incorporarse a esta alianza de países.

Más allá de enfatizar en la intención de “ser miembros plenos de este grupo de naciones”, en su discurso el Presidente aseguró que “el peso institucional y económico de los BRICS puede convertirse en un factor de estabilidad financiera”.

Cabe destacar que el grupo BRICS es una asociación económico-comercial intergubernamental informal de cinco países emergentes que por su potencial podrían llegar a ubicarse entre las principales economías del mundo en los próximos años.

Representan poco más del 40% de la población mundial y alrededor del 25% del producto bruto global. El grupo plantea el objetivo de desarrollar el diálogo y la cooperación multilateral.

Este conglomerado comercial, fue constituido formalmente en 2008, formado inicialmente por las economías de Brasil, Rusia, India y China (de ahí el acrónimo BRIC), pero en 2010 se incorporó oficialmente Sudáfrica, completando el grupo, que desde entonces se conoce como BRICS.

Continuar leyendo

Política Internacional

Tenso cruce entre Boris Johnson y Alberto Fernández por Malvinas: “es un tema resuelto hace 40 años”

Los mandatarios se reunieron en el marco de la cumbre del G7 en Alemania, pero no lograron ponerse de acuerdo para tratar el tema de la soberanía sobre las Islas del Territorio Argentino.

En el marco de la reunión de los líderes del mundo en Alemania, el presidente Alberto Fernández le pidió al premier británico Boris Johnson iniciar una negociación por la soberanía de las Islas Malvinas durante un encuentro que ambos mantuvieron en los Alpes bávaros.

La charla entre el primer ministro británico y el presidente argentino comenzó con la guerra en Ucrania pero fue Alberto Fernández el que inmediatamente sacó el tema de la soberanía de las Islas Malvinas.

Nosotros tenemos un problema que hasta que no lo solucionemos no vamos a poder avanzar en nada y es el tema de a Malvinas y necesitamos que Gran Bretaña se siente a negociar”, expresó Fernandez. A lo que inmediatamente, Boris respondió cerrando la conversación, que “ese es un tema resuelto hace 40 años atrás”.

La reunión entre Alberto Fernández y Boris Johson fue en el segundo día de la cumbre del Grupo de los 7 países más industrializados del planeta que se desarrolla en Munich, Alemania. Según trascendió, el encuentro habría sido “muy tenso”.

Fuentes oficiales, aseguraron que durante la reunión, los mandatarios hicieron un análisis de la situación de la guerra en Ucrania. En ese sentido, el Presidente reiteró que aboga por una salida con diálogo y de manera pacífica.

Luego, Johnson habló de las posibilidades de la Argentina con granos, gas y proteínas. Pero Fernández le dijo que “no se podrá avanzar con nada” hasta no poder iniciar conversaciones por las Islas Malvinas.

Esto provocó la respuesta del jefe de Estado argentino: “No, hace 40 años atrás lo que sucedió es una guerra. Ahora todos los años las Naciones Unidas dicen que nos tenemos que sentar a negociar”.

“Si no hablamos, es un tema en el que la Argentina no va a retroceder”, replicó el presidente argentino y reiteró que “toda la relación va a estar trabada” si no se avanza en este sentido.

Por su parte, Johnson también planteó la cuestión “de la autodeterminación de los pueblos en Ucrania” como algo similar a Malvinas, a lo que Fernández dijo que “no tiene nada que ver una cosa con la otra, porque el tema de las islas es un enclave colonial”.

El encuentro duró media hora y se concretó en el castillo bávaro de Elmau. La agencia oficial Telam dijo además que Fernández pidió el restablecimiento de vuelos regulares entre las islas y el territorio continental argentino con la aerolínea de bandera.

La reunión bilateral, había sido solicitada por el Reino Unido en el marco de la cumbre del G7.

Continuar leyendo

Política Internacional

G7: Alberto Fernández fue recibido por el canciller federal de Alemania, Olaf Scholz

En el marco de la cumbre que reúne a los líderes mundiales, el Presidente y su par alemán, hablaron sobre la guerra en Ucrania, la crisis de alimentos y los lazos bilaterales.

El presidente Alberto Fernández se reunió hoy con el canciller federal de Alemania, Olaf Scholz, en el marco de su participación como invitado en la cumbre del G7 que tiene lugar en el complejo Schloss Elmau, en el distrito bávaro de Garmisch-Partenkirchen, a unos 100 kilómetros de la ciudad de Múnich.

Durante el encuentro, los líderes analizaron el impacto que provoca el conflicto en Ucrania en la producción, distribución y el mercado de alimentos, al dialogar sobre la agenda de cambio climático, seguridad alimentaria y energía, que la cumbre estableció como temas prioritarios.

Por su parte el jefe de Estado argentino, agradeció a Scholz la invitación que le hiciera personalmente y confirmó que ambos países comparten valores democráticos y de solidaridad internacional. Fernández destacó en esa línea que el multilateralismo y el diálogo son las principales herramientas para seguir enfrentando los múltiples desafíos globales.

Durante el encuentro el mandatario estuvo acompañado por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa y el Ministro de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero.

Más temprano, durante su participación en la rueda de discursos, Alberto Fernández llamó a los países integrantes del G7 a resolver “el sistema económico que genera pobreza y permite que la riqueza se acumule en unos pocos”, al tiempo que convocó a Rusia y Ucrania a dialogar para resolver el conflicto que tiene repercusiones negativas en todo el mundo.

“Es hora de entender, de una vez y para siempre, que el problema no es la pobreza. El problema a resolver es el sistema económico que la genera y permite que la riqueza se acumule en unos pocos”, destacó el mandatario nacional al cerrar su primera participación de la jornada en la Cumbre de Líderes que tiene lugar en el Schloss Elmau.

Ante los dirigentes de Alemania, Estados Unidos, Canadá, Japón, Reino Unido, Italia y Francia, el Presidente hizo hincapié primero en la guerra en Ucrania , por lo que señalo: “Soy consciente de que solo 1.800 kilómetros separan este recinto de donde se está librando una guerra”.

En ese sentido, destacó que “Argentina condenó la invasión de Ucrania por parte de la Federación de Rusia. Una vez más reclamamos el pleno apego a todos los principios del multilateralismo. Creemos en la solución pacífica de las controversias y en el pleno respeto de los derechos humanos”.

En su primer mensaje del día ante el plenario de la cumbre, sostuvo que el país “desde un comienzo reclamó el cese de las hostilidades” y ahora llama a “impulsar el diálogo entre las partes involucradas”.

Además, el líder del Gobierno argentino, sostuvo que para poder hacer frente a los desafíos actuales, entre los que incluyó problemáticas ambientales, sanitarias, energéticas y financieras, es necesaria “la construcción de una nueva arquitectura financiera internacional que incluya a las periferias del mundo”.

Siguiendo con su alocución, Fernández, expuso sobre los Derechos Especiales de Giro (DEGs) emitidos por el Fondo Monetario Internacional, mecanismo que la Argentina se vio imposibilitado de utilizar para la reconstrucción pospandemica ya que debió derivarlos para el pago de intereses de la deuda adquirida con ese mismo organismo durante la Presidencia de Mauricio Macri.

 

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR