Política Nacional

La Cámpora arribó al Consejo de la Magistratura y pide “jueces que hagan política con sus fallos”

Julián Alvarez, expresó que quiere "jueces con conciencia social" y confió que aspira a que "los jueces entiendan que tienen que dedicarse a hacer política". Por ende, pidió "una nueva formación y cambio de currículas".

domingo 16 de febrero de 2014 - 10:50 am

El secretario de Justicia y representante del Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura, Julián Alvarez, dijo que quiere “jueces con conciencia social” y confió que aspira a que “los jueces entiendan que tienen que dedicarse a hacer política”.
El funcionario de “La Cámpora” reveló que en su nueva misión pretende “que los jueces entiendan que tienen que dedicarse a hacer política, entendida como herramienta de transformación de la realidad. Así van a poder utilizar esa herramienta mejor”.
“Quiero jueces con conciencia social, que estén mirando a la sociedad. Tenemos que pensar en una nueva formación, en cambios de currículas y sostener el debate”, destacó en un reportaje concedido al diario “Página 12”.

Alvarez consideró que “La Cámpora está estigmatizada” pero “está sentada adentro del Consejo de la Magistratura discutiendo” y advirtó que en esa función “nos van a conocer verdaderamente”.
Al ser preguntado sobre los cambios que el kirchnerismo intentará realizar en el Consejo, precisó que la idea es “cubrir las vacantes del Poder Judicial, que son un tercio del total, con personas que piensen con conciencia social y no estén vinculados con la dictadura ni con grupos económicos”.
Para ello anticipó que se terminarán “los concursos de acá a fin de año” y si bien admitió que contar con magistrados comprometidos políticamente fue algo que “siempre preocupó” al kirchnerismo, aclaró que en el Consejo de la Magistratura “al bloque oficialista no le alcanzan sus votos para proponer jueces, necesita consenso con otros sectores”.
El joven representante, de 32 años, indicó que también “es clave” establecer una nueva forma de armar las ternas de candidatos a jueces y adelantó que “va a haber igualdad entre abogados y magistrados a la hora de postularse y plazos para acelerar los concursos”.

[pullquote]La Cámpora arribó al Consejo de la Magistratura y pide “jueces que hagan política con sus fallos” [/pullquote]

Sobre si se está pensando en el Poder Ejecutivo promover la eliminación del requisito de que para ser consejero reprsentante de los jueces haya que pertenecer a la Asociación de Magistrados, Alvarez respondió que eso no está definido aún pero señaló que “como dice Cristina, el pueblo entra en las grietas como el agua”.
Respecto de la reforma judicial que impulsó el Gobierno y solo prosperó parcialmente, Alvarez aseguró que lo que justicia determinó inaplicable obedeció a que “la corporación judicial no permite que toquen sus intereses y que ingrese el pueblo en la toma de decisiones, tienen sentido antidemocrático”.
Consultado sobre la relación del Gobierno con la Corte Suprema, afirmó que “me llevo muy bien con la Corte, tengo una buena relación con (Ricardo) Lorenzetti. Hablo por teléfono. Lo veo cuando hay temas institucionales importantes”.
Acerca de otras reformas en el ámbito judicial, el flamante consejo kirchnerista estimó a su vez que “hace falta una reforma procesal” y anticipó que “vamos a discutir un nuevo Código Procesal este mes en Mar del Plata, invitando a todos”.
Alvarez apuntó que después de que el Congreso apruebe el nuevo código unificado Civil y Comercial y avance la nueva versión de Código Penal “sólo falta crear un Código Contencioso Administrativo”, el cual, explicó, atiende la relación entre “el Estado administrador y los administrados” porque “el Estado no es más el de los noventa”.
El secretario de Justicia argumentó que “un proceso de transformación social grande merece que se refleje en lo institucional” y, en se marco, reveló que “también queremos cambiar la Ley del Servicio Penitenciario Federal” para generar “una agencia de inclusión social, con incidencia de los civiles en la fuerza, profesionalizándola”.
Alvarez precisó que con la reforma que impulsará el Gobierno del Servicio Penitenciario “esperamos tener una ley que genere un servicio sin violencia institucional y que los detenidos egresen con posibilidades de incluirse en la sociedad”.

COMENTARIOS