Inflación

Costo de vida: Pese a la presión y los intentos de acuerdo, el Gobierno no logra contener los precios

La carne sigue sin cambios y no se puso en marcha el acuerdo por medicamentos. En la nafta, anunciaron nuevas subas pactadas con el Gobierno. Y los fabricantes de alimentos reclaman aumentos

domingo 16 de febrero de 2014 - 7:56 am

Con poco éxito, el Gobierno hace hincapié en mantener a raya los precios de los productos que ya provocaron un alza en el costo de vida durante febrero. Estos son carne, medicamentos, alimentos y combustibles.

“Estamos trabajando para retrotraer los precios”, dijo Kicillof durante la conferencia del jueves pasado en la que presentó el nuevo índice de inflación.

La carne subió entre un 12% al 50% en febrero, con variaciones según el corte. Pese a que el Gobierno intervino para bajar el valor del ganado en el mercado de Liniers, esa rebaja no llegó a los consumidores. En algunos casos, incluso, hubo aumentos.

Con los medicamentos, el Gobierno busca armar una canasta de “precios cuidados” y retrotraer los valores de los productos a los importes vigentes a mediados de enero, antes de la devaluación.

En tanto, el Gobierno está pisando cualquier posibilidad de aumentos en los alimentos, al menos en las cadenas de súper e hipermercados. Los proveedores de supermercados están ansiosos por la revisión periódica de los “precios cuidados”, como anunció el secretario Costa cuando presentó el programa. No tanto por los 194 productos de importes que no se tocan, sino por otros que los acompañan, cuyo precio de referencia muchas veces son los “cuidados”.

Los retos del Gobierno que experimentaron algunas compañías por haber incrementado los precios en el canal mayorista llevaron a otras a moderar la aplicación de subas en las últimas semanas. De todas formas, autoservicios y super chinos están menos abastecidos que lo usual. Algunas compañías les entregan menor volumen de mercadería. Entre los comerciantes asiáticos está la sospecha de que esperan un aval del Ejecutivo para hacer algunos “retoques” en los precios y así volver a despachar las cantidades de siempre.

COMENTARIOS