Seguinos en nuestras redes

Espectáculos General

La joven que denunció a un músico de Trulalá por ciberacoso contó su calvario de 7 años

La víctima del tecladista de la banda cordobesa relató todos los detalles de su drama

El tecladista del grupo cuartetero Trulalá, Franco Daniel Carignano, fue detenido hace tres años por ser acusado de haber amenazado y extorsionado a una chica que conoció en 2009 para que le enviara fotos suyas desnuda.

Según se supo ayer, Carignano se negó a declarar ante el fiscal Gustavo Dalma y seguirá detenido, debido a la abundante prueba colectada en su contra. Además, en las últimas horas se conoció una carta que escribió la joven denunciante y en la que describió el calvario que vive desde hace siete años.

“Mucho tiempo esperé este momento, pero jamás pensé que llegaría; pero hoy puedo decir que esta dura historia se terminó para mí, y seguro que para muchas chicas también. Soy quien realizó la denuncia en el año 2012, después de haber padecido durante casi tres años las amenazas y exigencias de un desconocido, dando inicio a una investigación finalizada con la detención del autor. A raíz de noticias y comentarios que he leído en diferentes medios de comunicación, decidí, a través de la presente, contar mi historia”, narró la chica en un largo texto.

En su carta, admite que “si bien yo cometí un error que cualquier adolescente puede cometer, por el mismo pagué un sufrimiento durante siete años. Debemos concientizar que estas cosas pasan, y que ‘quien las hace, las paga’, siendo necesario que quienes sean víctimas de esta persona se animen a realizar la denuncia”.

Las primeras pericias realizadas a los dispositivos electrónicos revelaron que Carignano habría extorsionado con el mismo modus operandi a otras mujeres: a estas víctimas también las conocía a través de las redes sociales y, luego de obtener imágenes íntimas de ellas, les exigía que le enviaran más fotografías a cambio de no hacerlas públicas. Esas víctimas ahora están siendo individualizadas para ser citadas como testigos.

La joven que inició la denuncia contó que su historia “comenzó a finales del año 2009 en la red social Messenger, cuando un tal ‘Andrés’ me agrega a la misma; entablamos una ‘amistad’ y tiempo después, cuando había confianza entre ambos me pidió que le mandara una foto en ropa interior, a lo cual, en un primer momento me negué, pero fue luego de tantas insistencias que accedí y ya no hubo vuelta atrás. Una vez enviada esta primera foto, él comenzó a exigirme más (ya sin ropa interior), amenazándome con que, si no lo hacía, iba a divulgar la foto a todos mis contactos”.

“Por miedo a que lo hiciera, asentí y fueron casi siete años en los que esta persona ‘aparecía’ cada dos o tres meses exigiéndome que envíe más material. Hasta 2012 su conexión fue a través de Messenger, enviándome e-mails donde sus asuntos eran tales como: “Fotos en bolas”, “Subo fotos a tus amigos”, “Esta semana armo una cadena por Facebook”, entre otros con el mismo nivel de intimidación”.

Tras cerrar su mail, Carignano siguió: “Prontamente, su contacto comenzó a través de la red social Facebook, donde su metodología seguía siendo la misma, exigirme fotos y también videos a cambio de no hacer público lo ya enviado. A lo largo de estos años esta persona utilizó más de 20 perfiles de Facebook (en un principio de hombres, luego de mujeres) para contactarme. Sus amenazas se hacían visibles a través de la utilización de mis fotos desnuda como foto de perfil (…) y enviándoles solicitudes de amistad y mensajes a mis amigos diciendo que era mi compañera de facultad”.

“Cuando no contestaba, me enviaba mensajes privados como: ‘¿No pensás contestar? Mirá la foto de perfil que subí, acá comienza todo sino contestás’, siempre recalcando que iba a subir mis fotos y videos etiquetando a mi familia y amigos. Finalmente, después de días de insistencia con solicitudes de amistad y mensajes, accedía a responder, siempre explicando que no podía, le pedía por favor que me deje tranquila, pero a él nada le importaba, sólo le interesaba que le envíe fotos y videos donde me describía las posiciones que él deseaba, especificando con mínimo de detalle cada una de ellas”.

Aterrada, en una de las conversaciones por chat, la víctima le preguntó a su victimario por qué le hacía eso. “Lo hago como un logro para mí, porque no es lo mismo mirar a una que lo hace por plata o porque le gusta, que ver a una mina común”, le respondió.

“Yo nunca conocí a mi acosador, no sabía quién era, jamás supe su verdadera identidad ni nada de su vida, podría habérmelo cruzado en cualquier lugar sin darme cuenta. Fueron años horribles, cuando pasaban dos o tres meses de su último contacto yo sabía que en cualquier momento iba a volver a escribir, y pensaba: ¡¿Qué me va a pedir esta vez?!”, escribió la chica.

Su vida comenzó a componerse el año pasado, cuando la contactaron desde la Unidad Cibercrimen de la Policía Judicial de Córdoba y “a partir de todas las pruebas que pude aportar (ya que fui guardando perfiles y conversaciones), y del gran trabajo realizado por los investigadores, la causa fue desarrollándose de manera satisfactoria, hasta que el 1° de septiembre del corriente año, recibí una llamada diciendo que tenían buenas noticias; y aquí el final tan esperado”.

En su carta, la víctima de Carignano señala que “por fin esta persona iba a dejar de molestarme, a mí, como a las demás chicas, que con el correr de los días se supo que el número de víctimas era muy alto”, y recalca que “el motivo de esta carta, es para que todas las que han sido víctimas de este individuo o de cualquier caso similar se animen a realizar la denuncia correspondiente, para que, de esta manera pague por todo el mal que hizo a lo largo de estos años, ya que nadie, a pesar del error cometido, merece ser sometida por una persona que haga de su vida un disgusto (…). Sé que muchas personas juzgaron y juzgarán mi historia, con distintos puntos de vista, pero lo único que les pido que miren a su alrededor y estén atentos a sus hijas, sobrinas, novias, hermanas, ellas pueden estar pasando por lo mismo”.

Espectáculos

Confirmaron las fechas para el Lollapalooza 2023: cuándo comienza la venta de entradas

El exitoso festival de música desarrollará su octava edición el 17,18 y 19 de marzo del próximo año en el Hipódromo de San Isidro.

La expectativa por el Lollapalooza en Argentina ha crecido exponencialmente desde su primera edición y se ha visto potenciada por los dos años de espera producto de la pandemia de coronavirus. Tras el éxito de los recitales brindados en 2022, la emoción volvió encenderse al confirmarse su octava presentación en el país para el 2023.

Las fechas elegidas para los distintos shows que se realizarán en el Hipódromo de San Isidro y tendrán artistas de renombre -pero que al momento se desconocen- son el 17,18 y 19 de marzo del próximo año.

El anuncio incluyó también el día en el que saldrán a la venta los Early Birds, los famosos primeros tickets que cada año Lollapalooza ofrece. En este caso, estarán disponibles a partir del 5 de julio a las 10 de la mañana.

Los Early Bird tendrán un valor de $15.000 + service charge (cargo por servicio) y se podrán adquirir únicamente a través de la web de Allaccess.com.ar. Además, la tarjeta Santander ofrecerá el beneficio de hasta 6 cuotas sin interés. Con Club Personal hay un 15% de descuento en la compra de las entradas hasta agotar stock.

La cantidad de entradas que se podrán adquirir alcanzarán el máximo de cuatro por persona. Una vez agotados los Early Bird se pasará automáticamente a la etapa Preventa 1 y luego a las siguientes etapas de venta en forma sucesiva.

La pasada edición contó con la presencia de diversos músicos provenientes de Argentina y de distintas partes del mundo. Entre los artistas de renombre figuraron: Miley Cyrus, A$AP Rocky, Alesso, Duki, Bizarrap, Louta, Emilia, FMS, The Strokes, Doja Cat, Machine Gun Kelly, Foo Fighters, Martin Garrix, Babasónicos, Jane’s Addiction, Jhay Cortez, Tiago PZK, L-Gante, entre otros.

Continuar leyendo

Espectáculos

Los millones que cobraría la China Suárez como jurado del nuevo programa de Marcelo Tinelli

La actriz y cantante tendrá un importante lugar en el próximo certamen musical que se verá por la pantalla de El Trece.

Eugenia la China” Suárez vuelve a resonar en el ambiente del espectáculo en medio del lanzamiento de Canta Conmigo, el nuevo formato televisivo de Marcelo Tinelli que se proyectará por la pantalla de El Trece. La trascendencia de su nombre se vincula con las posibilidades que tiene la actriz de ser contratada como jurado del certamen de música, empleo por el cual habría pedido una exorbitante suma millonaria como sueldo.

La noticia de su contratación fue confirmada en Implacables (El Nueve), donde el periodista de espectáculos Gustavo Méndez detalló: “La convocó Marcelo Tinelli. Ya tuvieron charlas para que sea jurado. Obviamente, me cuentan, tiene un cachet más elevado que el de Pampita en su momento en el Bailando por un sueño (El Trece), que era la mejor paga. Están dispuestos a negociar y a contratarla”.

Asimismo, el panelista del programa de Susana Roccasalvo reveló cuál fue la reacción de la modelo ante la propuesta. “La China se entusiasmó porque, obviamente, no hay escándalo en este formato. Entonces, ella que se está lanzando al canto, lanzó un tema hace poquito, parece que tiene un pie, por ahora, en el programa de Tinelli”.

Por su parte, Estefanía Berardi reveló en Mañanísima (Ciudad Mágazine) cuál habría sido la cifra millonaria que está en juego para contar con su presencia. “La China Suárez es una de las confirmadas. Ya se pusieron de acuerdo. Ella había pedido una fortuna de plata, por eso en ese momento no se sabía si le iban a decir que sí”, indicó la panelista, al tiempo que sumó: “Pidió 8 millones de pesos por mes”.

“Por ejemplo. El lunes se graban dos programas y ahí se lleva un millón de pesos. Son 500 mil por programa. En total da aproximadamente 8 millones al mes”, sostuvo Berardi conforme a cuánto cobraría la actriz si se aprueba su pedido. Por su parte, “Pampito” Perelló Aciar indicó que el presupuesto que tiene Canta conmigo ahora es de nueve millones de pesos por capítulo.

Continuar leyendo

Espectáculos

“¿Vos se lo permitís?”: la reacción de Feinmann con una periodista porque su hijo tomó el Colegio Nacional

El conductor radial habló de la medida de protesta que encabezaron algunos alumnos de la institución y planteó qué hubiese hecho su padre en caso de que decidiera adherirse a una protesta de este calibre

La toma del Colegio Nacional Buenos Aires que inició parte de su comunidad estudiantil en las últimas horas volvió a encender la polémica en los medios sobre el rol que cumplen los alumnos y los deberes y obligaciones que les competen ante estos hechos. Entre los que encabeza el sector que se opone a este tipo de movilizaciones figura el nombre de Eduardo Feinmann, quien discutió con una reconocida periodista porque su hijo forma parte de la protesta.

La contraparte del debate fue encabezada por Mercedes Ninci, quien se refirió a los docentes cuestionados y por los que se habría iniciado la medida de fuerza: “Yo como madre de dos alumnas que estudiaron en el colegio me parece de terror, es un peligro y para las chicas ni hablar. Y en cuanto al profesor de gimnasia, mis hijas más grandes lo tuvieron y es tremendo, es bravísimo, la hora de gimnasia era como hacer la colimba”.

A pesar de la postura de Feinmann, decidió hacerle una revelación: “Te digo una cosa, aunque te caiga mal, entre los que están tomando el colegio está mi hijo”. Después de un breve silencio, el conductor preguntó, indignado: “¿En serio? ¿Y vos le permitís tomar el colegio?”.

“Bueno, me parece que si quiere tomar el colegio, que tome el colegio, ¿qué querés que te diga? Ya está por cumplir la mayoría de edad. Está en quinto año”, respondió ella. “No, bueno, pero para eso están los padres. Esto se hace o no se hace”, le retrucó su colega.

“No estoy de acuerdo con las tomas, nunca lo estuve, mis hijas más grandes también participaron de las tomas. Es el folclore del colegio. Esta vuelta no se lo impedí, si es una noche ya está. El pedido es importante. Otras tomas fueron más largas”, explicó la movilera. “Sí, me acuerdo cuando un alumno abusó de una compañera, mearon en la Iglesia e hicieron caca. Hace varios años”, devolvió Feinmann.

En ese momento, Ninci le preguntó: “¿No te gusta nada el Nacional Buenos Aires?”. Ante esto, él le aclaró: “Me encanta, es un colegio de élite que es gratis para quienes van a estudiar, pero lo pagamos todos con nuestros impuestos y yo quiero que con mis impuestos que vayan a estudiar, no tienen otra cosa que hacer en la vida. Mi papá, si yo llegaba a tomar el colegio, me pegaba una patada en el cul… y me llevaba a mi casa”.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR