Política

Presidenta alabó “buena onda” de un cronista de c5n y apuntó contra “mediocres” que “ganan plata riéndose de los demás”

"Es muy fácil reírse de los demás, lo difícil es reírse de uno mismo. Solamente los que son muy inteligentes se ríen de uno mismo, los mediocres son los que se ríen de los demás", sentenció la mandataria

sábado 15 de febrero de 2014 - 2:45 pm

La presidenta Cristina Fernández aprovechó hoy un halago que le dedicó a un cronista del canal de cable C5N, interrumpiendo su propio discurso, para embestir contra quienes “dicen tonterías” o “ganan plata riéndose de los demás”, a los que calificó de “mediocres”.

Al encabezar en El Calafate en acto por el 137º aniversario del bautismo del Lago Argentino, la mandataria dejó de lado brevemente su mensaje para elogiar al Roberto Funes Ugarte, al que había divisado entre el público para ponderar su “elegancia”, su “buena onda” y tildarlo de “un divino total”. Sin embargo, lo que en principio fue un momento risueño, generado por la propia jefa de Estado, devino en un nuevo ataque de la Presidenta, presuntamente, contra comunicadores sociales críticos del Gobierno. [pullquote position=”right”]Presidenta alabó “buena onda” de un cronista de c5n y apuntó contra “mediocres” que “ganan plata riéndose de los demás”[/pullquote]

“Es muy fácil reírse de los demás, lo difícil es reírse de uno mismo. Solamente los que son muy inteligentes se ríen de uno mismo, los mediocres son los que se ríen de los demás”, sentenció la mandataria, poniéndose seria.

En tono pedagógico, la titular del Ejecutivo le dijo a su auditorio: “Aprendan esto y siempre ténganlo presente: los que acostumbran a reírse de los demás y ganan plata riéndose de los demás son muy mediocres; lo inteligente es reírse de uno mismo”.

Todo había empezado unos pocos minutos antes. Sin terminar la frase en medio de su alocución, la mandataria exclamó: “Robertito Funes, de C5N, te diviso acá. Qué elegante estás. Mírenlo a Robertito Funes”, invitó.

Entre las risas de los presentes, el periodista se puso de pie y la mandataria lo festejó: “Se exhibe…, no tiene drama, maravilloso”, lo alentó.

La Presidenta prosiguió: “Es lo más elegante que hay en la televisión argentina, lejos, además de un divino total”.

“Yo lo quiero mucho a Robertito, porque… ¿sabés qué?, tiene buena onda, ¿y sabés qué?, es un buen periodista, ¿y sabés qué?, te hace sentir bien, feliz, y alegre y no por eso dice tonterías, ni hace chimentos; simplemente: la alegría de la vida”, enumeró.

Y, acotó: “Se parece a Lito”, en alusión al sacerdote Carlos Alvarez, párroco de El Calafate y amigo de su familia.

En ese contexto y cuando se disponía a proseguir su discurso, la Presidenta se dirigió a uno de los presentes, en tono de reto: “Vos, Juan Carlos, no lo cargues a Lito porque no te va a ir bien”, aconsejó.

Fue ahí cuando aseveró: “No me gustan nada los que se ríen de los demás”.

COMENTARIOS