Corrupción

Schoklender contra Bonafini: “Desde que nosotros no estamos, cobraron más de 150 millones”

"El informe de AGN son 200 páginas con 60 mil palabras pero sólo mencionan dos nombres: Sergio y Pablo. Todo lo demás son secretarías, organismos, intendencias pero detrás de ellos había personas. Quiero que se sepa toda la verdad", resaltó, en un reportaje que hoy publicó el matutino Perfil.

sábado 15 de febrero de 2014 - 11:45 am

Pablo Schoklender, ex director de Compras de la fundación Madres de Plaza de Mayo que encabeza Hebe de Bonafini, instó a la dirigente a que diga públicamente qué pasó con los “150 millones de pesos” que cobró “con su firma” desde que a él y a su hermano Sergio los “echaron” de la entidad. Respecto del reciente informe de la Auditoría General de la Nación (AGN), que detectó un desvío de fondos millonario en el programa “Sueños Compartidos”, se quejó de que esa investigación “solo menciona a Pablo y Sergio” pero nada dice de funcionarios.
“El informe de AGN son 200 páginas con 60 mil palabras pero sólo mencionan dos nombres: Sergio y Pablo. Todo lo demás son secretarías, organismos, intendencias pero detrás de ellos había personas. Quiero que se sepa toda la verdad”, resaltó, en un reportaje que hoy publicó el matutino Perfil.
[pullquote]Schoklender contra Bonafini: “Desde que nosotros no estamos, cobraron más de 150 millones” [/pullquote]

Por otra parte, consideró que el juez Norberto Oyarbide “tiene que terminar preso por extorsión, por los aprietes y abusos que cometió; se cree impune”. Oyarbide, que había procesado por malversación de fondos públicos a Pablo y Sergio Schoklender, ex administrador de la Fundación, fue apartado del expediente por irregularidades en la investigación, por lo que la causa volvió a foja cero.
El juez Marcelo Martínez di Giorgi tiene ahora en sus manos el expediente por el presunto desvío de fondos de la Fundación.
El menor de los hermanos Schoklender dijo en la entrevista que no se sorprende de las denuncias por supuestas coimas pedidas por miembros de la brigada policial de Oyarbide en nombre de “Su Señoría y Carlos Leiva”, secretario letrado y mano derecha del juez.
Pablo Schoklender dirigió el departamento de Compras de la Fundación de Bonafini hasta junio del 2011 y firmaba, junto con la dirigente, los cheques emitidos para la construcción de viviendas del plan Sueños Compartidos.
El hombre asegura que está escribiendo un libro que “dará que hablar”.
Consultado sobre el informe recientemente difundido por la AGN que encabeza el radical Leandro Depouy, reflexionó que “tiene mucha información y datos”, pero se quejó de que solo apuntan a él y a su hermano.
De todos modos, Pablo estimó que con esa investigación, “más los informes de Banco Central, los 100 allanamientos, creo que la Justicia está en condiciones de elevar a juicio oral. Así nos miramos las caras y cada uno será responsable de sus actos”.
El informe que le entregó la Auditoría General de la Nación (AGN) esta semana es clave para el juez, ya que basará gran parte de su decisión en los resultados de esa pericia. Según ese estudio, el Estado otorgó 1.295 millones para la adjudicación de menos de 900 viviendas, y se detectaron desvíos hacia por 42 millones de pesos hacia cuentas de los Schoklender.
Interrogado a dónde fueron a parar los 42 millones, respondió: “El informe tiene falencias porque no les dejaron acceder a la información del Banco Central y les dijeron que las cuentas estaban protegidas. No es así. El destino del dinero fue claro, el uso de las cuentas también. Si observás solo el ingreso pero no preguntás qué se hizo con esa plata, cometes un error”.
“La cuenta me la abrió la Fundación con el escribano Gaitán como testigo, que trabaja con las Madres. Fue durante un tiempo determinado y todos sabían, incluso el gerente general de Credicoop y la UIF. El tema no pasa por ahí. Si una jurisdicción no rindió plata a la Nación quiero que pongan el nombre propio”, añadió. Y, sobre recientes afirmaciones de Bonafini acerca de que las Madres pagaban deudas de los Schoklender, dijo: “La Fundación, desde que a nosotros nos echaron ha cobrado más 150 millones de pesos con su firma. Yo quiero saber dónde y qué hicieron con esa plata. A quién le pagaron y cómo”.
Finalmente, dijo no haberse sorprendió por la denuncia por un supuesto pedido de coima en nombre de Oyarbide y su secretario.
“No, me sorprende que todo el mundo se sorprenda por algo que todo el mundo sabe en Tribunales”, remarcó.

COMENTARIOS