Narcotráfico

Rossi admitió que “la frontera terrestre es la más difícil de controlar”

El funcionario también advirtió que "el rol de las policías provinciales es un rol importantísimo y decisivo" para combatir a las bandas narcos

sábado 15 de febrero de 2014 - 10:47 am

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, aseguró hoy que la Argentina tiene “un sistema de radares que funciona”, pero admitió que “obviamente que la frontera terrestre es la más difícil de controlar”.
El funcionario también advirtió que “el rol de las policías provinciales es un rol importantísimo y decisivo” para combatir a las bandas narcos.
“El sistema de radarización es un sistema que la Argentina viene intensificando a partir del año 2011 y tenemos un sistema de radares que funciona. Obviamente que la frontera terrestre es la más difícil de controlar”, aseveró Rossi.

El funcionario ultrakirchnerista respondió así a los cuestionamientos de la dirigencia opositora que reclamó la radarización de las fronteras para combatir el avance del narcotráfico.
Incluso, el jefe de Defensa aseguró que “permanentemente vamos mejorando” en el sistema de radarización y anunció que ya fue colocado en Formosa el primero de los seis radares que tiene previsto incorporar el Gobierno.
Rossi ratificó que “la Argentina es un país de consumo” de drogas, pero también admitió que “hay cocinas y laboratorios que elaboran” por lo que remarcó que “la mirada tiene que ponerse al interior del país”.
Respecto de la situación puntual que se vive en Santa Fe, dijo que “en Rosario, el crecimiento de las organizaciones narco se basó, fundamentalmente, en organizaciones del mundo del delito ya existentes”, que según indicó “han cambiado de rubro”.
En este sentido, el funcionario enfatizó que “el accionar tiene que estar destinado a desbaratar estas organizaciones” y subrayó que “el rol de las policías provinciales es un rol importantísimo y decisivo”.

[pullquote]Rossi defendió sistema de radares, pero admitió que “la frontera terrestre es la más difícil de controlar” [/pullquote]

Rossi apuntó que “el crecimiento exponencial del delito se debió en un momento en que la complicidad de sectores de las fuerzas de seguridad con el delito narco era muy alto”.
“El esfuerzo fundamental que hay que realizar es el desbaratamiento de estas organizaciones que funcionan hacia el interior del país y que son las que sostienen la comercialización” de la droga, agregó.
Finalmente, ratificó que las fuerzas armadas “están limitadas y vedadas en cuestiones de seguridad interior, sea contra la criminalidad común o contra el delito organizado y eso está bien”.

COMENTARIOS