Seguinos en nuestras redes

Salud

Estas plantas mejoran la calidad del aire en ambientes cerrados

Son fáciles de cuidar, decoran y pueden ahorrar cientos de pesos en filtros para purificar el aire

Según la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos, hay miles de productos de uso diario que son fuente de Compuestos Orgánicos Volátiles (COV), o en otras palabras, fuente de gases altamente tóxicos que estimulan la aparición de asma, alergias y mareos espontáneos.

Sin embargo, un reciente estudio de la Universidad Estatal de Nueva York concluye que ciertas plantas caseras muy sencillas de conseguir y de cuidar pueden mejorar de forma sorprendente la calidad del aire que respiramos.

Debido a la cantidad de objetos como computadoras, aerosoles, desinfectantes, ropa lavada a seco y demás, los niveles de COV en casa pueden ser diez veces más altos que en la calle.

Una planta como la bromelia, por ejemplo, muy común en toda América Latina, puede limpiar hasta un 80 por ciento de seis químicos distintos en un espacio reducido.

Publicidad

Los troncos gruesos y las hojas alargadas de la bromelia, que a veces despuntan colores rojizos, son usuales en la región, como también lo es el llamado “bambú de la suerte”.

Esta planta pertenece al género de las Dracaena y demostró la increíble propiedad de limpiar el aire de los restos de acetona hasta en un 94 por ciento y en menos de 12 horas.

Pero si de velocidad se trata, la medalla de oro de las plantas la tiene la conocida popularmente como araña, cinta, malamadre o lazo de amor.

Ya la NASA en la década de 1980, identificó otras plantas con alta capacidad para purificar el aire. Entre ellas está el espatifilo, también conocido como flor de la paz, vela del viento o flor de muerto (Spathiphyllum sp.) que puede sobrevivir con poca luz y agua.

Publicidad

Son plantas longevas. Su flor, en realidad, es una hoja que envuelve a las semillas. A ella se suma la lengua de suegra, lengua de tigre, sansevierias o espada de San Jorge (Sansevieria trifasciata).

Esta planta es muy utilizada en la decoración de interiores y tiene la ventaja de sobrevivir incluso con cuidados y atención mínima.

Y finalmente, el potus (Epipremnum aureum) que es muy popular y fácil de conseguir. Su resistencia la hace la favorita de oficinas y centros comerciales.

Fuente: BBC Salud

Publicidad

 

Salud

Cómo limpiar las alfombras del auto

Tips según de qué material estén hechas

Cada vez que nos subimos al auto trasladamos un poco de suciedad exterior que queda en las alfombras. Por lo general, estos residuos son difíciles de limpiar debido a las diferentes manchas que se adhieren a él.

El primer paso es quitarla del vehículo e iniciar por abordar las manchas, independientemente a su revestimiento. Además de aspirar bien el interior para luego colocarlas de vuelta a su lugar. Si no se tiene una aspiradora para automóvil, un rodillo quitapelusas podría ser útil.

Para empezar con la limpieza se necesita bicarbonato de sodio, limpiador con oxígeno activo, detergente, cepillo de cerdas suaves, manguera, balde, cepillo de cerdas medianas y toalla.

Para que sea efectiva, también es necesario acabar con los malos olores y para ello, el bicarbonato de sodio es ideal. Solo debe rociarse el compuesto químico y frotar con un cepillo de cerdas suaves. Dejarlo reposar durante 30 minutos y luego aspirarlo.

Publicidad

Las alfombras deben estar completamente secas por ambos lados antes de volver a entrar en el vehículo, así se evita humedad y malos olores. Es necesario colgarlos sobre un tender resistente bajo el sol para que se sequen mejor.

Si son de tela, generalmente están hechas de fibras de nailon y recubiertas con un respaldo antideslizante resistente al agua. En este caso es necesario aspirarlas para eliminar la mayor cantidad posible de residuos sueltos. Luego, con las alfombras acostadas aspirar bien ambos lados. Si están mojadas, usar una aspiradora de taller para húmedo/seco para extraer la humedad.

Si son de goma y vinilo la forma más sencilla es sacarlos del vehículo, agarrar una manguera y eliminar la suciedad, o usar un balde de agua y un cepillo para fregar.

Para ambos materiales se debe usar un balde de agua tibia, detergente y un cepillo de cerdas medianas. Nunca utilizar productos químicos agresivos como blanqueador con cloro porque las dañan. Tampoco rociar sobre él silicona, ya que podría dejarlo resbaladizo.

Publicidad

Las de goma son mejores para vehículos pesados o para cualquier vehículo que esté expuesto a entornos extremos, además son más duraderos. Sin embargo, las de vinilo sólido no son tan flexibles ni duraderos, pero sí menos costosas.

Fuente: Vos

Continuar leyendo

Salud

Insomnio: ¿cuándo acudir al especialista?

A partir de cuándo es una problemática que debe tratarse por un especialista

Un trastorno de insomnio se define como un problema para iniciar el sueño, mantenerlo o despertarse antes del tiempo deseado. Esta escasa calidad de sueño sucede como mínimo tres veces a la semana y comporta un trastorno durante el periodo de vigilia.

Si no hay una alteración durante el periodo de vigilia, es decir, se está bien, con ganas de hacer cosas, no hay cansancio, ni problemas de memoria o concentración, ni se está somnolientos, no podemos diagnosticar ni definir un trastorno de insomnio

Este trastorno tiene que cumplirse mínimo tres veces por semana, si únicamente pasa de vez en cuando, no se puede hablar propiamente de insomnio como trastorno. A partir de esta definición, si esto se prolonga más de tres meses en el tiempo, se habla de un insomnio crónico. Si estamos dentro del periodo donde han comenzado los problemas y todavía no han pasado los tres meses, se trata de un insomnio agudo.

¿A partir de cuándo es una problemática que debe tratarse por un especialista? Siempre que afecte a la calidad de vida. Cuando ve que hay una afectación de su día a día por este problema es cuando se debería acudir a un profesional, porque si se automedica el trastorno se cronifica y a veces empeora. Si se hace un tratamiento correcto desde el inicio, se evita que se alargue en el tiempo.

Publicidad

La opción que está aprobada como primera de elección, sobre todo en el trastorno crónico, es la terapia cognitivo-conductual para el insomnio. No es una terapia psicológica, sino que consiste en cuatro o cinco sesiones realizadas con un profesional experto en la técnica, el cual marca unas pautas específicas que a veces pueden estar también asociadas con fármacos.

A veces no es necesario, pero si es un insomnio muy agudo, al principio es bueno acompañar el tratamiento de medicación, siempre con la idea de que ha de poderse retirar en un momento determinado y el paciente, usando las estrategias y conocimientos adquiridos durante esta terapia, debe ser capaz de poder abordar por sí mismo el problema.

Además de prestar atención a las normas higiénicas de sueño (no tomar café, horario regular, no estar con luz a últimas horas de la noche, no cenar mucho, hacer ejercicio por la mañana, etc.), trabajar los procesos biológicos que regulan el sueño e intentar implementarlos e interiorizarlos para recuperar el sueño biológico normal.

Fuente: Top doctors

Publicidad
Continuar leyendo

Salud

Seis errores al cuidar una planta de interior

Acciones comunes que pueden marchitarla

Las plantas requieren de cuidados, pero no todas son iguales de delicadas ni tienen las mismas necesidades. Existen errores que solemos cometer a la hora de mantenerlas y que pueden arruinarlas.

Una de las principales equivocaciones es el exceso de agua. En las plantas de interior es la razón principal por la cual se mueren. Hay que regarlas, pero no en exceso. Es importante no sobrepasar de agua a las raíces, porque pueden comenzar a pudrirse. Si notás que la raíz está podrida podés cortarlas y reemplazar la tierra por nuevo sustrato, una vez hecho eso, regarla con menos frecuencia, sobre todo en invierno.

En segundo lugar, está el otro extremo, la insuficiencia de agua. A veces por descuido, por falta de tiempo, o porque te vas unos días olvidás regarla, la tierra se liofiliza y se queda sin sustento. Para salvarla podés hidratarla colocando la maceta sobre un recipiente con agua durante un buen rato, es mejor el riego por inmersión que regarla desde arriba, porque al estar seca la tierra es capaz de no absorberla.

También está el problema de tener una maceta demasiada pequeña. En ciertas ocasiones las raíces crecen demasiado y no pueden respirar en un lugar pequeño porque están presionadas por la propia maceta. En esos casos lo que se recomienda es sacar la planta, aflojar un poco la tierra, separar las raíces y trasplantarla a un macetero de la casa un poco más grande.

Publicidad

El cuarto error de darles demasiada luz solar. Si en las hojas aparecen manchas oscuras, es probable que sea porque está recibiendo el sol directo y eso sería una quemadura solar. La forma de solucionarlo es quitar las hojas deterioradas y mover la planta hacia un lugar en el que el sol del mediodía no le pegue de manera directa.

En el quinto lugar, tenemos la falta de luz. Si las hojas tienden a volverse de color amarillo o comienzan a caerse, es señal de que no está recibiendo la suficiente luz para prosperar. La solución es moverla a algún lugar donde el sol le de en forma indirecta, pero que reciba la luz necesaria.

Por último, no hay que abusar del uso de fertilizantes. Es bueno colocarle cada varias semanas, pero no en exceso. Tampoco se recomienda usar fertilizantes en una planta con dificultades, porque no resultará. Si no está del todo bien, lo mejor es podarla, ajustar la luz o el riego, y un día más tarde fertilizar.

Fuente: Cien radios

Publicidad
Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR