Ciencia

Orgullo argentino: Hallan un mecanismo clave en la lucha contra el cáncer

Los científicos diseñaron experimentos que les permitieron descubrir un mecanismo de escape de los tumores y desarrollar el anticuerpo monoclonal, cuya patente está en trámite

viernes 14 de febrero de 2014 - 6:05 am

Científicos de Argentina, liderados por Gabriel Rabinovich, descubrieron un mecanismos que los tumores usan para evadir un tipo de tratamiento convencional, y ya están desarrollando una terapia para que no se vuelvan a liberar. El trabajo es tan importante que fue publicado ayer por la prestigiosa revista Cell.

“Creo que la ciencia debe aglutinar. No distingue ideologías. Es para el bienestar de todos. Deseamos que nuestro trabajo realizado en la Argentina sea útil para todos. Porque hay un gran problema con los pacientes que tienen tumores que resisten a los tratamientos, y nuestro trabajo intenta aportar una explicación y una posible herramienta como terapia potencial para hacer que los tumores respondan y el cáncer pueda controlarse”, dijo Rabinovich, en diálogo con Clarín. [pullquote position=”right”]Orgullo argentino: Hallan un mecanismo clave en la lucha contra el cáncer[/pullquote]

El hallazgo y el desarrollo de la terapia potencial fueron llevados a cabo con fondos de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, el Conicet, la Universidad de Buenos Aires, la Fundación Sales, y las familias Ferioli y Ostry.

Los científicos diseñaron experimentos que les permitieron descubrir un mecanismo de escape de los tumores y desarrollar el anticuerpo monoclonal, cuya patente está en trámite.

Cuando un tumor se desarrolla, necesita de nutrientes y oxígeno para crecer. Y se inicia un proceso de proliferación de las células cercanas –llamadas endoteliales–, que forman los vasos sanguíneos e irrigan al tumor en expansión. Ese proceso ocurre gracias a que se libera una proteína –conocida como factor de crecimiento endotelial vascular– que manda la señal para que se puedan construir los vasos sanguíneos que favorecen al tumor.

Desde hace diez años, están disponibles terapias antiangiogénicas que actúan sobre ese proceso: son anticuerpos monoclonales que sirven para bloquear la producción de vasos sanguíneos en pacientes con cáncer. Pero esas terapias no son eficaces en todos los pacientes porque los tumores escapan.

“Descubrimos que los tumores que son sensibles a la terapia antiangiogénica convencional tienen un escudo dentro de las células endoteliales que impiden que la proteína galectina-1 actúe. Entonces, cuando se aplica la terapia antiangiogénica convencional, el tumor se reduce. En cambio –aclaró el investigador, que fue ganador de un premio Konex de Platino el año pasado–, en los tumores resistentes a la terapia, el escudo no está presente y esto posibilita que la galectina-1 induzca la formación de vasos sanguíneos porque puede unirse al receptor de las células endoteliales. Así, el cáncer continúa desarrollándose o reaparece en los pacientes tiempo después”.

COMENTARIOS