Seguinos en nuestras redes

Política General

“¡Es un idiota!”: Víctor Hugo estalló al aire contra su compañero Brieger

El periodista acusó de “idiota” a su compañero de C5N, luego que este dijera en una entrevista que Víctor Hugo está “perdido por el odio a Clarín”

Víctor Hugo Morales estalló contra su compañero de equipo en C5N Pedro Brieger, al que tildó de “idiota” luego que el analista de política internacional dijera que el periodista “está perdido por el odio a Clarín”.

“Clarín está en cada uno de los detalles de nuestra vida, pero me pasan cosas raras. Pedro Brieger, compañero mío en la televisión, entrevistado por la CNN le preguntan por mí. ¿Sabés lo que dijo Pedro? Hoy va a ir al canal, no sé cómo mirarlo. Voy a hacer un esfuerzo para sobrellevar lo que pienso en este momento. Uno lo trata como amigo, como conocido, un tipo con el que hemos tenido buena onda. A lo mejor lo hizo de idiota. Pero no puede no darse cuenta del daño que provoca alguien que le dice a la CNN, cuando le preguntan por mi en un reportaje, que yo soy un tipo perdido por elodio a Clarín. Que tengo tanto odio por Clarín, que eso rige mi vida profesional. Yo quiero decirle que ni siquiera por Magnetto siento rechazo, lo puedo sentir cuando escribo sobre él, o hablo sobre él, como hombre que dirige esta mafia periodística”, comenzó, en su programa por AM 750.

Publicidad

Y siguió: “La descalificación de que yo actúo por odio contra Clarín es tal que sólo puede caber en la cabeza de alguien idiotizado, o de alguien que me quiere hacer daño, y como daño seguramente no me quiso hacer, tengo que tomar lo que dijo por el lado de que es un idiota. Cuando vaya esta tarde, que vaya preparado. No le voy a hacer nada, sólo lo voy a mirar. ¿Qué le pasó? En C5N, alfombra roja le pongo, lo he leído lo he respetado”.

“Me duele mucho que un periodista avezado le diga a la CNN. Acá me escriben avisándome que se suma como corresponsal de la CNN en español”, cerró.

Publicidad

Economía General

El polémico “like” de Batakis en Twitter y una maldad en el Boletín Oficial

La nueva presidenta del Banco Nación dejó dos señales claras de enojo con el ahora ex director de la entidad Claudio Lozano

La ex ministra de Economía y flamante presidenta del Banco Nación, Silvina Batakis, asumió este martes rodeada de polémica al frente de la principal entidad bancaria del país. Su llegada se dio de la mano de un pedido de renuncia al directorio del Banco Nación, que integraban, entre otros, Claudio Lozano, quien se había mostrado muy crítico con las últimas decisiones del Gobierno Nacional.

El objetivo de la nueva Presidenta del organismo financiero, es rodearse de gran parte del equipo que la acompañó durante su breve gestión al frente del Palacio de Hacienda, controlando así al menos 4 de los 9 lugares del directorio con gente de su máxima confianza.

Es que el arribo de Batakis generó un foco de conflicto, ya que la mayoría de los directores rechazaban dejar sus puestos, que consideran cargos políticos, a menos que se los pida personalmente el Presidente. Tal fue el caso de Claudio Lozano, que incluso ninguneó públicamente a la nueva funcionaria y criticó su designación al frente de la entidad nacional.

Finalmente, Batakis consiguió el aval presidencial y logró deshacerse de los actuales directores para ubicar a personas de su confianza. Pero hubo dos gestos que protagonizó Batakis y que dejan a las claras su enojo con Lozano.

Publicidad

Este martes, cuando la salida de Lozano era un hecho, Batakis “likeó” en Twitter el mensaje de un usuario que decía: “Hay un equipo de ingenieros, rescatistas, bomberos y cortadores metalúrgicos trabajando codo a codo para sacar a Claudio Lozano del directorio del Banco Nación”.

Pero no fue el único gesto que tuvo contra Lozano. En el Boletín Oficial de este miércoles, anunciaron la salida de dos directores del Banco Nación, a quienes les agradecieron por sus servicios prestados. Pero a Lozano no lo incluyeron en el mismo artículo, y redactaron uno especial para anunciar su salida, donde los agradecimientos brillaron por su ausencia.

Publicidad

Continuar leyendo

Política General

Cuáles fueron las frases de Carrió que provocaron un estallido en Juntos por el Cambio

La líder de la Coalición Cívica lanzó duras acusaciones contra referentes de Juntos y provocó una feroz respuesta por parte de las principales figuras de la coalición

La fundadora de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, arremetió contra numerosos referentes de Juntos por el Cambio durante una entrevista televisiva y provocó una feroz respuesta por parte de las principales figuras de la coalición.

Uno de los primeros en responderle fue la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, quien le contestó desde su cuenta de Twitter: “Como presidenta del PRO no puedo ver con buenos ojos el espectáculo degradante de Elisa Carrió, al golpear a dirigentes de Juntos por el Cambio objetando sus conductas éticas. Y esto sin mirar la propia y la de sus aliados. Basta, Carrió”. Luego, Bullrich enumeró los nombres de los atacados por Carrió y aclaró: “Aunque no siempre coincida con ellos en sus posiciones no aceptaré el insulto a nuestros dirigentes, ni a otros que conforman nuestra coalición”.

Publicidad

Esta mañana se sumó el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien compartió un comunicado donde rechaza también las acusaciones y destaca la importancia de la “unidad” interna.

Qué dijo Carrió

Hay sociedad con el massismo en Juntos por el Cambio. Hubo un sistema de impunidad garantizado sobre San Isidro, con los fiscales [Julio] Novo y [Claudio] Scapolán (acusados por vínculos con el narcotráfico). Es más, Malena Galmarini era la que iba a la Cámara, la que negocia”.

“Este fue un acuerdo de Massa con el gobierno de Juntos por el Cambio. Básicamente [el exministro de Seguridad bonaerense, Cristián] Ritondo, y el que era ministro de Justicia, de negocios con el massismo, Gustavo Ferrari”.

Publicidad

Hay personas clave de Juntos por el Cambio que hacen negocios”.

“En un año van a salir riquísimos [José Luis] Manzano, [Daniel] Vila, Mauricio Filiberti (dueños Edenor) y Massa por Aysa. Aysa es una caja. Y es de Massa. Antes fue del [exministro del Interior, Rogelio] Frigerio. Antes, la casta de Aysa era de Frigerio”.

[Frigerio] me puso un amante en una lista, y dije ‘Me bajo de la lista de Capital si no me sacan a la amante de Frigerio, que estaba incluso como su testaferro’. La hija estaba con problemas de abuso”.

“Hacia adelante, Juntos por el Cambio tiene que tener reglas decentes, tiene que estar conformada por decentes. No puede haber más negocios”.

Publicidad

“Yo sé que en la Cámara [de Diputados, Emilio] Monzó tenía negocios con Massa porque lo veía”.

“En un momento iba a ser presidenta de la Comisión Bicameral del Ministerio Público, que era un sostén y una seguridad para los fiscales, pero quien me veta fue el massismo. Luego, Monzó me dijo: ‘Hubieras hablado conmigo’. ‘Claro, porque vos sos el socio del massismo’, le dije”.

“Estaba como atragantada de no poder decir algunas cosas en el nombre de la unidad”.

“La asunción de Massa en el Ministerio de Economía salvó a Juntos por el Cambio porque delimitó. O íbamos al ‘neo PJ con Massa y compañía’, o al ‘panrepublicanismo’ en el que estábamos con Mario Negri; había un montón de gente del Pro, incluso Patricia [Bullrich]”.

Publicidad

“Macri y yo somos los líderes de Juntos por el Cambio, del Pro y la Coalición Cívica, que fuimos los que armamos. Y está el líder del radicalismo, que es el presidente del partido. Cada uno es líder de su espacio. Los que estamos de acuerdo, y en esto también estuvo de acuerdo Gerardo [Morales], que estas son las reglas.

“Lo que sabe bien Gerardo [Morales], porque me conoce hace años es que si tengo que denunciar, denuncio. Muchachos, en el nombre de la unidad nacional, no hago más nada. La feliz unidad nacional va a ser sobre la base de la decencia”.

Continuar leyendo

Política

Cruce entre Ciudad y Nación por la iniciativa de quitar planes sociales a las familias que no manden a los chicos al colegio

El gobierno porteño busca garantizar, al menos, el 85% del presentismo por bimestre en los alumnos cuyas familias sean beneficiarias del subsidio; para Casa Rosada la iniciativa es un “castigo” y una “doble estigmatización”

El Gobierno porteño cambió su política entorno a los subsidios al condicionar a las familias el cobro de planes sociales a cambio de que sus hijos mantengan la regularidad en la escuela. Así, a partir de ahora los chicos deberán asistir al menos al 85% de las clases de cada bimestre para no perder la constancia. Hasta ahora, la regularidad bastaba con estar matriculado en la escuela.

La medida ya entró en vigencia a partir de agosto para los niveles inicial, primario y secundario e impactará en el programa social Ciudadanía Porteña que perciben las familias para 23.600 chicos. Como contraprestación, el plan exige que los padres aseguren la escolaridad de los hijos. Ahora, si pierden la constancia de alumno regular, ya sea por estar debajo del 85% del presentismo por bimestre o por haber faltado 25 veces de forma injustificada a lo largo del año, perderán también el ingreso.

Realizado el anuncio, la ministra de Educación de la Ciudad instó a que la ANSES realice los mismo con los planes sociales que son otorgados por la Nación, como el caso de la Asignación Universal por Hijo (AUH), a través de una carta que le envió a la titular del organismo, Fernanda Raverta: “Resulta necesario redefinir los aspectos técnicos para el intercambio de información de acuerdo a estos nuevos criterios y que con la misma periodicidad establecida desde este Ministerio, es decir bimestralmente, en el marco de su competencia efectúe los controles sobre el cumplimiento de la contraprestación educativa de quienes resulten beneficiarios de aquellos programas a su cargo que así lo requieran”.

Esta mañana, el jefe de Gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta, había vuelto sobre este punto al dar más detalles sobre la medida: “Convoco al Gobierno nacional a que lo analice y tome una medida similar con los planes sociales”. Sin embargo, la misma no fue bien recibida por Nación que salió al cruce Gobierno porteño.

Publicidad

La encargada de expresar la postura de Casa Rosada fue la portavoz de Presidencia, Gabriela Cerruti, quien, vía su cuenta de Twitter, catalogó la medida como un “castigo” y una “doble estigmatización”.

“El jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta se refiere hoy al plan Ciudadanía Porteña que es un programa social que conozco bien, porque tuve el honor de diseñarlo e implementarlo junto a mi equipo del Ministerio de Derechos Humanos y Sociales en el año 2006″, comenzó Cerruti. La funcionaria reconoció que la “regularidad escolar” se encuentra entre las pautas preestablecidas para recibir el subsidio, aunque resaltó que no son “requisitos”, sino “corresponsabilidades”

Publicidad

Desde la oposición se hicieron eco de las declaraciones de Cerruti y apuntaron contra la decisión de Nación que no ha tomado cartas en el asunto respecto a los altos niveles de ausentismo, tras el retorno a la presencialidad escolar post pandemia. “Antes de la pandemia en los directivos había una preocupación grande por el ausentismo. Después de la pandemia comprobamos que se profundizó el problema. Hay lo que llamamos un presentismo intermitente, que va de la mano con la pérdida de los hábitos de estudiante que ocurrió con el cierre de escuelas”, aseguró Acuña.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR