14 de Febrero

Un día como hoy, de 2003, sacrifican a la oveja Dolly, el primer mamífero clonado de una célula adulta

Un día como hoy, hace 11 años moría la primer oveja popularmente conocida por haber sido el primer mamífero clonado en el mundo

jueves 13 de febrero de 2014 - 6:02 pm

Un 14 de febrero del año 2003, la oveja Dolly, el primer mamífero clonado de la historia, era sacrificada a los 6 años años por una infección pulmonar incurable y degenerativa.

Dolly nació en julio de 1996, en el Instituto Roslin de Escocia; su creador fue Ian Wilmut. Entró en la historia de la ciencia al convirtió en la primera oveja, y el primer mamífero nacido por clonación a partir de una célula adulta de otra oveja. Se trató de un clave para abrir el debate sobre la polémica clonación humana. [pullquote position=”right”]Un día como hoy, de 2003, sacrifican a la oveja Dolly, el primer mamífero clonado de una célula adulta.[/pullquote]

Hasta el día en que nació Dolly, la clonación se había practicado con ranas, vacas y ovejas, pero siempre a partir de células embrionarias, y no de un adulto. Después de 277 intentos fallidos, Wilmut logró que naciera Dolly.

Su apariencia exterior era absolutamente normal, similar a cualquier oveja, aunque Dolly nació con anomalías cromosómicas. En enero le diagnosticaron una artritis muy prematura para su edad. “Es poco común, pero no imposible, que una oveja no clonada de cinco años y medio de edad —la edad de Dolly— adquiera artritis. No hay forma de saber si esto se debe a la clonación o si es una coincidencia. Nunca lo sabremos”, dijo Wilmut.

El envejecimiento acelerado de Dolly había sido anunciado por primera vez en mayo de 1999. Un estudio demostró que, en ese momento, la edad de sus cromosomas no era de tres sino de nueve años. A su verdadera edad había que sumársele la de la oveja de seis años a la cual le fue extirpada la célula que permitió engendrar a Dolly.

Las investigaciones de Ian Wilmut, creador de Dolly, demostraron que todos los animales clonados en el mundo sufren malformaciones genéticas y físicas, y frecuentemente envejecen precozmente.

La clonación de esa oveja abrió un debate sobre la ética de este tipo de experimentos, sobre todo por el temor a que se pueda utilizar en humanos.

A continuación, un video, aunque del año 2013, que grafica sintéticamente la corta vida de la oveja.

COMENTARIOS