Sociedad

Obligan a un crucero británico a bajar su bandera en el puerto de Buenos Aires

Se trata del buque Queen Victoria. Su capitán tuvo que arriar el pabellón mercante de Gran Bretaña. El Foreign Office lo consideró un acto de “hostigamiento e intimidación inaceptable”

jueves 13 de febrero de 2014 - 7:51 am

El puerto de Buenos Aires fue escenario de un fuerte incidente con un barco mercante británico que, según reportó esta noche el Channel 4 desde Londres, fue considerado por el Foreign Office como un acto de “hostigamiento e intimidación inaceptable”.

El barco Queen Victoria de la línea de cruceros Cunard fue obligado a bajar la insignia roja que utiliza Gran Bretaña para su flota mercante.

Las autoridades argentinas todavía no dieron detalles del episodio, pero en varias provincias argentinas rige la llamada ley Gaucho Rivero, que prohíbe el amarre de buques británicos. Varios cruceros que iban a las islas fueron perjudicados por esa normativa. A su vez, en los puertos del Mercosur rige otra resolución que impide el amarre de buques con la bandera kelper. Pero hasta ahora no había ocurrido un incidente similar en el puerto de Buenos Aires.[pullquote position=”right”]Insólito: Obligan a un crucero británico a bajar su bandera en el puerto de Buenos Aires[/pullquote]

Entre los pasajeros del crucero estaba el almirante de la Armada Real Lord West de Spithead, quien catalogó la situación al Channel 4 como un “insulto a la nación”. Del relato que hizo se desprende que, si no bajaba la bandera mercante, que lleva la Union Jack en uno de sus márgentes superiores, el capitán del barco debía afrontar una multa de 10.000 dólares, entre otros inconvenientes.

“Condenamos cualquier intento de las autoridades argentina de interferir innecesariamente con el tránsito de los buques de bandera británica. Esto parece otro ejemplo de una innecesario acoso e intimidación”, afirmó el Foreign Office que agregó que conversaba con las autoridades argentinas sobre la situación de la línea Carnival UK, que justamente ya afrontó otros problemas en las costas argentinas.

 

Fuente: Clarín.com

COMENTARIOS