Política

Descalzo y Giroldi, los intendentes a conquistar por Sergio Massa

Luego del paso del intendente K, Raúl Othaceché, nuevos dirigentes del partido podrían pasar al massismo

miércoles 12 de febrero de 2014 - 8:19 pm

Luego del pase del intendente kirchnerista Raúl Othacehé, al Frente Renovador de Sergio Massa, nuevos saltos podrían darse desde el oficialismo al massismo. Ante esta situación, el presidente del PJ bonaerense, Fernando Espinoza, tuvo que convocar a una cumbre de barones del Conurbano, para tratar de frenar nuevas fugas.

Sin embargo, el massismo da por sentado nuevas incorporaciones de ex intendentes K en su espacio, todo un golpe simbólico al partido de Cristina Fernández de Kirchner.[pullquote position=”right”] Descalzo y Giroldi, los intendentes a conquistar por Sergio Massa.[/pullquote]

Uno de ellos es el jefe comunal de Ituzaingó, Alberto Descalzo. Según trascendidos, el intendente vendría de protagonizar durísimos cruces con La Cámpora, tiene todo acordado “de palabra” para dar el salto aunque espera el momento oportuno para anunciarlo.

Juan Antonio Caló se pronuncio al respecto. “Es completamente falso y tampoco creo que Othacehe vaya a tomar esa determinación, aunque aún no he hablado con él sobre esto. Son operaciones de prensa que se largan para ver cómo reacciona el mapa político, pero no tienen nada que ver con la realidad”, afirmó el intendente.

Otro que salió a desmentir fue Patricio Mussi. “Para los que hacen correr rumores adrede… Los Mussi no estamos en un mercado de pases”, dijo en relación a su padre, el senador provincial Juan José Mussi.

No obstante, luego del pase de Othacehé consumado, los jefes comunales tuvieron que dar un gesto más contundente. Así, se reunieron con el titular del PJ y jefe comunal de La Matanza, Fernando Espinoza, y prometieron su continuidad en el FpV.

Estuvieron en la reunión, además de Descalzo, Giroldi y Caló, lo intendentes de Moreno, Mariano West, de Tres de Febrero, Hugo Curto, de Navarro, Santiago Maggioti y de General Rodríguez, Juan Pablo Anghileri.

COMENTARIOS