Malvinas

Gobierno kelper busca mano de obra uruguaya para proyectos de gas y petróleo

Se trata de un acuerdo impulsado por el Gobierno de las islas y parlamentarios opositores de Uruguay. También se prevé acuerdo sobre educación y una conexión aérea directa

martes 11 de febrero de 2014 - 7:40 pm

Tras la tensa relación entre el país oriental y la Argentina, y la reunión de los presidentes de ambos países, José “Pepe” Mujica y Cristina Fernández de Kirchner, en la Habana en relación a conflictos comerciales, un nuevo acontecimiento podría empeorar aún más las cosas.

Un grupo de parlamentarios de la oposición a Mujica realizó un viaje a las islas con la intención de establecer lazos con los kelper, que desean mano de obra uruguaya para explotar los recursos naturales, que la Argentina reclama como propios. Al menos sitúa al gobierno de Mujica en un lugar complejo. Ante esta situación, y de manera atinada, el representante del Frente Amplio dentro de la comitiva que se dirigió a las islas decidió bajar del avión antes de llegar al destino. Atinada decisión, puesto que su presencia en Port Stanley habría sido interpretada como un aval oficial a un viaje que, generaría como resultado la legitimación del a soberanía inglesa sobre las islas y los recursos que éstas poseen. [pullquote position=”right”]Gobierno kelper busca mano de obra uruguaya para proyectos de gas y petróleo.[/pullquote]

Por su parte, los miembros de la Asamblea Legislativa que responde a Reino Unido plantearon la posibilidad de que haya un vuelo directo a Montevideo. También que los jóvenes puedan completar el bachillerato en el colegio British School de la capital uruguaya (opción que ya se practicó en el pasado) y lograr facilidades para que el Hospital Británico de esa ciudad atienda a pacientes de Malvinas.

“Ellos saben que hay un problema político, pero sin perjuicio de ello quieren fortalecer esa relación”, explicó Jaime Trobo, político nacionalista y uno de los que se dirigieron a las islas. Y agregó: “Podemos ser buenos vecinos, cooperar con ellos, sin meternos en cuestiones de soberanía”.

Antes de llegar al archipiélago, el ministro británico de Estado para América Latina de Reino Unido, Hugo Swire, cuestionó la “presión” sobre los vecinos. “Es indignante que (Argentina) profiera amenazas contra quienes participan de emprendimientos económicos legítimos o trate de perjudicar a quienes buscan relaciones de comercio y prosperidad mutua con los vecinos de las Malvinas”, dijo.

De esta manera, este posible acuerdo económico es una bomba de tiempo para las relaciones entre argentina y su vecino oriental.

COMENTARIOS