Seguinos en nuestras redes

Salud

Recomendaciones para el cuidado de la salud de quienes viajen a los Juegos Olímpicos de Río

Para quienes asistan a este evento multideportivo internacional, el Ministerio de Salud emitió un comunicado con lo que hay que tener en cuenta, haciendo énfasis en la prevención del virus del zika

Antes del viaje

Las personas que viajen a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro deben tener en cuenta una serie de recomendaciones para el cuidado de la salud, tanto antes de viajar como durante la estadía en el exterior. Es recomendable efectuar una consulta médica al menos un mes antes de viajar ya que cada viajero puede necesitar diferentes medidas preventivas en función de sus antecedentes médicos o los lugares que pueda visitar.

Las mujeres embarazadas y en edad reproductiva deben considerar, y consultar con su médico, el riesgo de viajar a los lugares con circulación del virus zika. Diversos estudios validados por la OMS comprobaron el riesgo de malformaciones congénitas en los fetos si la madre contrae la infección durante el primer o segundo trimestre de la gestación.

También se recomienda tener el calendario de vacunación al día. Es muy importante recibir las dosis necesarias al menos 10 días antes de la fecha de partida. Para los adultos, las vacunas contempladas como obligatorias son:

Publicidad
  • Vacuna doble adultos (vacuna contra el tétanos y la difteria): todos los adultos deben contar con esquema completo y una dosis de refuerzo cada 10 años.
  • Vacuna contra hepatitis B: el esquema completo consta de 3 dosis.
  • Vacuna contra sarampión y rubéola (vacuna doble o triple viral): los adultos nacidos a partir de 1965 deben acreditar dos dosis de estas vacunas a partir del primer año de vida.

Para los adultos con factores de riesgo, o los mayores de 65 años, las vacunas recomendadas son:

  • Vacuna contra la gripe: en época de circulación de influenza, se recomienda vacunar a las personas incluidas en los grupos definidos como de mayor riesgo de presentar complicación y fallecer por esta causa.
  • Vacuna contra neumococo: indicada para huéspedes especiales, personas con enfermedades crónicas y mayores de 65 años.

No es necesario que te vacunes contra la fiebre amarilla, ya que no está presente en el estado de Río de Janeiro. Si vas a viajar a otras zonas de Brasil, consultá con tu médico.

Durante el viaje

Para evitar las picaduras de mosquitos y por ende el riesgo de transmisión de dengue, zika y chikungunya, se recomienda que los viajeros usen ropa de colores claros, que cubra la mayor parte del cuerpo posible durante el día, mientras desarrollan actividades al aire libre; usen repelente sobre la piel expuesta y la ropa (renovando su aplicación cada tres horas). Se les recomienda asimismo, que eviten, en la medida de lo posible, exponerse al aire libre durante las primeras horas de la mañana y al atardecer, ya que en esos horarios hay mayor actividad del mosquito.

El zika también puede ser transmitido a través de las relaciones sexuales, por eso se recomienda el uso de preservativo para prevenir esta enfermedad, así como otras infecciones de transmisión sexual.

Después del viaje

Publicidad

Si durante las dos semanas posteriores al viaje se presentan síntomas como fiebre, dolor de cabeza (especialmente en la zona de los ojos), dolores musculares o articulares, manchas en la piel, diarrea, náuseas y vómitos, la consulta al médico debe ser inmediata. Además, es importante no automedicarse con aspirinas, ibuprofeno o medicamentos inyectables, ya que pueden empeorar el cuadro.

Al regreso, se solicita que quienes vuelvan de Brasil no realicen donaciones de sangre por un período de al menos cuatro semanas después de su partida de esa zona.

Fuente: Ministerio de Salud

Publicidad

Salud

Cuatro tipos de alimentos que conviene no freezar

Los motivos por los cuales es aconsejable no congelar o volver a hacerlo una vez descongelado

Es sabido que nunca hay que congelar un alimento que fue previamente descongelado, salvo que sea cocinado y, ahí sí, se puede volver a conservar en el freezer. Pero del resto, conocé los cuatro que es preferible guardarlos en la heladera y evitar que se congelen.

Dependiendo de sus características, algunos pueden dañarse al ser expuestos a la alta humedad y frío de los freezers, e incluso algunos podrían volverse peligrosos para su consumo.

1. Frutas y vegetales. Evitá congelar las frutas y vegetales frescos que tengan un alto contenido de agua (lechuga, pepino, espinaca, acelga, apio, repollo, melón, sandía, manzana), porque al descongelarlos su líquido interior también lo hará y su textura será más bien esponjosa. Los podés usar para cocinar, pero no para comer frescos como en ensaladas.

2. Alimentos cocidos. No conviene que congeles comidas como pasta cocida al dente o arroz a punto, porque cuando los descongeles cambiará su textura y estarán “chiclosos”. Lo mismo con los productos fritos, porque van a quedar esponjosos una vez descongelados. En cuanto a las preparaciones que incluyan algún producto lácteo, como leche o crema, corrés el riesgo de que se separen una vez dentro del freezer.

Publicidad

3. Especias y condimentos. No los congeles y, en cambio, guardalos en un lugar de la cocina protegido de la luz solar, seco y fresco.

4. Carnes. Si bien podés congelar los distintos tipos de carne (vacuna, porcina, aviar, pescados), no se pueden recongelar por las bacterias que podrían incorporar en el proceso mientras cambia su temperatura lo que contaminaría la comida.

Fuente: Cucinare

También podés leer: Alimentos que ayudan a conciliar el sueño

Publicidad
Continuar leyendo

Salud

Bullying en la escuela: algunos signos de alerta

Cuáles son algunas señales de alarma para saber si sufre de acoso escolar

Para detectar el acoso escolar, por empezar es fundamental que los padres conozcan bien a sus hijos para poder detectar los cambios que revelan que pueden estar sufriendo bullying, ya que no siempre expresan sus emociones y vivencias de forma directa.

Las señales de alerta ante este este tipo de situaciones pueden ser:

– Cambios en el comportamiento y el estado de ánimo. El niño se muestra más retraído, triste o bien más agresivo e irascible. Hay que estar atentos si se trata de comportamientos que no mostraba antes.

– Pide continuamente a sus padres que le repongan el material escolar.

Publicidad

– Hay menores que, ante una situación de acoso, comienzan a mostrar más síntomas de tipo psicosomático, como dolor de panza y cabeza, que son más intensos ciertos días de la semana, como los domingos por la tarde.

– Verbaliza que no quiere ir al colegio y se resiste a entrar cuando llega.

– Prestar atención al aislamiento social, especialmente cuando deja de querer estar con sus familiares y amigos de toda la vida. Además de observar cómo se relaciona con sus iguales y si hay cambios en su forma de afrontar las situaciones que se presentan.

– Descenso súbito del rendimiento académico.

Publicidad

– Cambio en sus hábitos saludables, como dejar de practicar actividad física o no querer bañarse.

– Cambios en su sentido de vida, aquello que quiere hacer, sus metas a corto, medio y largo plazo.

Fuente: Cuidate Plus

Publicidad
Continuar leyendo

Salud

Cuáles pueden ser los problemas en la piel debido al exceso de peso

Cómo influye la obesidad en este órgano

Una de las complicaciones de la obesidad son las afecciones dermatológicas. El estiramiento de la piel hace que se vuelva cada vez más fina y débil, aumentando el riesgo de dermatitis, cuyos síntomas más comunes son piel reseca, comezón y erupciones.

El rascarse puede causar enrojecimiento, rajaduras, secreciones de líquido claro, escamas, costras y engrosamiento de la piel. Además, por el aumento de peso se van formando pliegues en los que la piel queda en contacto con la misma creando lugares cálidos, oscuros y húmedos, ámbito propicio para el desarrollo de microorganismos que pueden producir olor, irritación e infecciones.

Esto puede generar la presencia de hongos, lastimaduras o grietas como consecuencia de la debilitación del tejido y del rascado. El mejor recurso consiste en adoptar hábitos de aseo que incluyan el cuidado especial de los pliegues cutáneos. En caso de irritación, lastimaduras o manchas conviene consultar con un dermatólogo ya que, en algunas ocasiones, debe complementarse con medicamentos específicos para controlar la infección.

En líneas generales, el cuidado de la piel de la persona con obesidad incluye:

Publicidad

1. Controlá a diario la presencia de áreas enrojecidas o piel lastimada.

2. Secá muy bien los espacios entre los pliegues y los dedos después del baño y usá un polvo secativo suave. Para controlar la humedad colocá un trozo de material absorbente sobre el área afectada. Si la tela de toalla es demasiado áspera para una zona sensible, probá con toallas de papel u otra tela.

3. Evitá el uso excesivo de jabón germicida porque puede alterar la flora normal de la piel.

4. Para aliviar la picazón prepará una solución de 50 % de vinagre y 50 % de agua y usala durante el lavado. Podés enjuagar después o directamente secar.

Publicidad

5. Preferí prendas de algodón ya que absorben la humedad. Usá ropa interior cómoda y con elásticos suaves para evitar irritaciones y lesiones.

6. Evitá la fécula de maíz en las zonas enrojecidas y húmedas de los pliegues y optá por un talco dermatológico.

7. Aireá la zona de los pliegues con un abanico o el ventilador.

Fuente: Web Dr. Cormillot

Publicidad

También podés leer: Otros factores que hablan sobre tu salud además del peso

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR