Echegaray

La verdadera conexión entre Echegaray y Lambiris

En los papeles, la conexión entre Ricardo Echegaray y el empresario Lambiris, no es el colegio de sus respectivos hijos, sino una persona del círculo de confianza del titular de la Afip

lunes 10 de febrero de 2014 - 6:15 am

Guillermo Michel, entrerriano, de 36 años, se convirtió es la mano derecha de Ricardo Echegaray en la Afip. Fue Michel quien asumió las riendas por la AFIP tras la intervención de la nueva Ciccone Calcográfica y la forzosa salida de Alejandro Vandenbroele a raíz del escándalo. Pero, según consigna el periodista Hugo Alconada Mon, en sunota para el diario Lanacio.com,  Michel, a su vez, llegó al “zar de los impuestos” de la mano de Jorge Lambiris, el empresario que viajó a Río de Janeiro con el titular de la Afip.

Contador, Michel se encargó de llevar los papeles de Lambiris. Fue quien, además, antes de desembarcar en la AFIP le solucionó varios problemas dentro del organismo a Lambiris.[pullquote position=”right”]La verdadera conexión entre Echegaray y Lambiris[/pullquote]

Michel trabajaba en el estudio contable de Luis Osvaldo Hurovich. Así fue entre 2003 y 2007, según confirmaron desde el estudio a LA NACION. Durante esos años creó o integró una larga lista de sociedades anónimas: Vitiflor Management, Altamira, Viña Los Dassos, Mariflor, Acquaflores, Herbaflor, Caf Jauser, Representaciones Marítimas, La Barraca de Gchu -luego rebautizada Realman SA-, Panza Verde, WM Zurich y NP Fotografía, entre otras.

Varias de esas sociedades registran algunos rasgos comunes. Entre otras, que en la mayoría figuran Michel y Hurovich como rostros visibles. También, que la abogada Ana Cristina Palesa se encargó de su legalización y la escribana Sara Celia Hurovich, de la certificación.

Las mismas profesionales son las que también ayudaron a Lambiris y a su hijo, Mauricio Lambiris Bonillo, a la hora de conformar dos sociedades durante 2012. En febrero, Palesa apareció como letrada autorizada en L&L Mandatos y Negocios SRL. Y en agosto figuró junto a Sara Hurovich al publicarse las asambleas y actas de directorio de LW Logística y Cargas SA, según consta en diversos registros societarios oficiales.

Durante su conferencia de prensa, sin embargo, Echegaray jamás identificó a Michel como uno de sus vasos comunicantes con Lambiris, al que dijo conocerlo “socialmente”. Tampoco recordó que su acompañante en Río de Janeiro, al que también se lo vincula con los depósitos fiscales Carestiba SA y TCT Logística, estuvo detenido durante un mes y medio en 2000 por su presunto rol en una red de piratería del asfalto.

Echegaray mantuvo ese argumento aun después de que saliera a la luz una reserva hotelera a nombre de Lambiris por alrededor de US$ 80.000, en la que figuraban las familias de ambos, como también el de otro empresario cercano al “zar de los impuestos”, Sergio González, “el Pelado”.

Pero el viaje derivó en la radicación de una causa penal por los presuntos delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público, violación de la ética en el ejercicio de la función pública y negociaciones incompatibles con la función pública.

La investigación apunta a desentrañar si Echegaray controló como debía a ambos empresarios. Lambiris, por caso, opera con dos firmas, IDN SRL e Importing Things SA, registradas de manera irregular, según reveló Clarín.

COMENTARIOS