Seguinos en nuestras redes

Salud

Propiedades y beneficios de la arompaterapia

Este tratamiento terapéutico que se centra en el uso de aceites esenciales extraídos de la naturaleza que ayudan al bienestar físico y psíquico

La aromaterapia es un tipo de tratamiento o terapia alternativa que emplea aceites esenciales o líquidos aromáticos de plantas, cortezas, hierbas y flores los cuales se frotan en la piel, se inhalan, o se añaden al agua del baño con el fin de promover tanto el bienestar físico como psicológico.

El empleo de aromas con fines terapéuticos ya se utilizaba en el año 4500 A.C. en China. Los antiguos egipcios también usaban aceites esenciales, tanto con fines terapéuticos como para embalsamar. En la Grecia antigua, grandes médicos como Hipócrates y Galeno empleaban hierbas aromáticas y aceites esenciales para tratar a sus pacientes.

En la Europa medieval, las hierbas y aceites solían utilizarse para combatir enfermedades, y en la época del Renacimiento, la reina Isabel I de Inglaterra apoyó su uso.

Sin embargo, la aromaterapia médica, considerada como el estudio de la farmacología y la química de los aceites esenciales, es de reciente data, pero, a pesar de ello, tiene muchos adeptos. Incluso en algunos países como Francia y el Reino Unido la han incorporado en sus sistemas de medicina oficial.

Los aceites esenciales empleados en la aromaterapia tienen importantes propiedades antiinfecciosas (antibacterianas y antivirales), antiinflamatorias y fungicidas. Por esta razón, suelen emplearse como complemento de los tratamientos tradicionales en situaciones como:

  • Desequilibrios del sistema inmunitario: como son las infecciones y enfermedades relacionadas, principalmente, con las vías respiratorias.
  • Alteraciones en el sistema nervioso tales como ansiedad, depresión, taquicardias o desequilibrios emocionales.
  • Infecciones dermatológicas como, por ejemplo, psoriasis, eczemas, o incluso en procesos de cicatrización o acné.

Además de estas aplicaciones, otros beneficios destacados son:

  • Reduce el estrés, ayuda a contrarrestar el insomnio, la depresión y la ansiedad, y al mismo tiempo resulta un potente estimulante e incluso afrodisiaco.
  • Alivia el dolor debido a sus efectos analgésicos, y también es antihistamínico y potenciador de las defensas.
  • Las propiedades antioxidantes de las plantas hacen que esta terapia también ayude a evitar el envejecimiento de las células.

Formas de aplicación:

Masaje de aplicación directa. Usualmente, los aceites esenciales, cuando van a ser aplicados directamente sobre la piel mediante masajes, se diluyen en una loción o aceite vegetal como la oliva, la plata o germen de trigo antes de ser aplicados a la piel para evitar una reacción alérgica. En términos generales, se diluye un 2 al 10% del aceite esencial en la loción. Sin embargo, algunos aceites pueden ser utilizados en concentraciones más altas, y otros deben diluirse aún más para un uso seguro y eficaz

Baños aromáticos. Es el más sencillo de utilizar. Un baño con agua tibia que contengan aceites esenciales tiene un efecto de relajación. Cuando se usa en un baño, el agua debe estar tibia y nunca caliente para frenarla rápida evaporación del aceite.

Cataplasmas frías o calientes. Se emplean para afecciones físicas especialmente para problemas de la piel y para tratar dolores musculares. Igualmente, se pueden mezclar con cremas y lociones.

Uso interno  Algunos aceites esenciales pueden ser consumidos en forma de tinturas o infusiones para el tratamiento de ciertos síntomas o condiciones.   Sin embargo, es necesario consultar siempre con un profesional calificado antes de usarlo de forma interna. Algunos aceites, como el eucalipto, el ajenjo y salvia, nunca deben tomarse internamente.

Salud

Tips para elegir, cortar y conservar un ananá

Todo lo que tenés que saber para sacarle mayor provecho a esta fruta

Si te gusta el ananá, tenés que saber que además estás ingiriendo nutrientes beneficiosos, entre los que se destaca su contenido en potasio, yodo y vitamina C. Si querés saber cómo aprovechar sus propiedades, cómo elegir uno, cortarlo y conservarlo, seguí leyendo.

Lo más común es comerse la pulpa y tirar las hojas, la cáscara y el centro; sin embargo, no es necesario desperdiciar tanto. El centro no es un desecho, sino que se puede comer. De hecho, también contiene nutrientes (prácticamente los mismos que la fruta), aunque es principalmente rico en fibra, lo cual puede tener como consecuencia un ligero efecto laxante. Pero tiene un inconveniente: escalda la lengua, esa es la principal razón por la que la gente tira el centro.

La culpable de esa sensación de molestia es la bromelina, una enzima que es capaz de digerir las proteínas; aunque se encuentra en toda la piña, se concentra en el corazón. Justo las propiedades de esta enzima son las que irritan la lengua. Cuando entran en contacto con el interior de la boca, comienzan a descomponer las proteínas, lo cual provoca inflamación.

Para elegir el que que esté en su punto óptimo de maduración, en primer lugar, habría que fijarse en su color. Debería tener un aspecto fresco, con una piel sin golpes ni manchas. El color de la piel debe tender al amarillo o dorado, ya que si es muy verde, delata la inmadurez. Las hojas de la parte superior deben mostrarse frescas y de color verde; un estado deteriorado puede indicar que es más viejo de lo que deseamos al comprarla.

Al agarrarlo debería ser pesado, puesto que contiene mucha agua cuando está fresco. La pérdida de agua, y en consecuencia de peso, indicaría que su momento óptimo de consumo ha pasado.

El olor es otro de los indicativos para reconocer uno maduro. Deberías percibir un aroma suave y dulce. Si no huele a nada es que está verde, y si huele a fermentación es que está pasado. El tacto de la piel también puede ayudar, debe ser firme, pero ceder muy ligeramente a la presión de los dedos.

La última prueba de madurez nos la proporcionan las hojas. Si al estirar una del centro de la corona podemos mantener el ananá en el aire, es que está verde, pero si la hoja se desprende quiere decir que está en un buen momento para su consumo, está maduro. Si hemos seguido los pasos anteriormente nombrados para elegir la mejor piña, esta estará en su grado óptimo de maduración y, por tanto, será más dulce.

Es importante seleccionar el mejor ananá cuando vayamos a comprarlo para que nos sea más fácil pelarlo. Prepará una tabla de picar para pelar la fruta sobre ella con un cuchillo que corte bien. Primero, tumbá la fruta; luego, con una mano sujetá su base y con la otra mano cortá el tallo de hojas.

Ahora, sujetala por la parte que acabas de tallar y cortá la base de la misma. No cortes un trozo demasiado grueso, puesto que desperdiciarías parte de ella. Podés usar un cuchillo de sierra o no, dependiendo de lo grande que sea. Tené en cuenta que, si se trata de una de mayor tamaño, el de sierra será más efectivo.

Una vez cortados los dos extremos, ponela de pie. Ahora, para pelarla deberás cortar la cáscara a tiras, de arriba hacia abajo. Podés cortarlas más o menos gruesas, dependerá del grosor de la cáscara. Para tallar las tiras, sujetá el ananá colocando los dedos en la parte plana superior para evitar cortarte. Es importante que no coloques la mano que sujeta por

En cuanto a la mejor forma de conservarla, es una fruta muy frágil y sensible a los cambios bruscos de temperatura. Se puede guardar durante unos días en un lugar fresco y seco, aunque nunca en el frigorífico porque se deteriora a temperaturas inferiores a los 7ºC.

Una vez pelada y cortada, se puede conservar en la heladera recubierta con un envoltorio de plástico, aunque se ha de consumir lo antes posible. A partir del punto óptimo de madurez comienza a perder su jugosidad con gran rapidez.

Fuente: Cuidate Plus

Continuar leyendo

Salud

Cinco beneficios del vinagre de manzana

Algunos usos más allá de lo comestible

El vinagre de manzana es rico en calcio, hierro y magnesio, minerales esenciales para una buena nutrición. Además de gran cantidad de potasio. Toda su composición nutricional sumada a sus bajos niveles calóricos y a su pH alto hacen de este un alimento muy completo y saludable.

Estos son algunos de sus beneficios:

1. Ayuda a bajar de peso: puede colaborar a una mejor digestión y menos absorción de carbohidratos. Por eso se recomienda tomar una cucharada de este producto mezclada con agua antes de cada comida. Esto también ayuda a generar saciedad más rápido y por lo tanto a controlar la cantidad de comida que ingerís. Agregarlo en tus ensaladas es una excelente idea.

2. Mantiene fresco el aliento: hacer buches y gárgaras con una mezcla de agua y vinagre de manzana es una solución para evitar el mal aliento., ya que el vinagre contiene ácido acético, capaz de combatir la proliferación de microorganismos en la boca. Que, en última instancia, son los causantes del mal aliento.

3. Blanquea los dientes: en la misma línea, limpiar la boca con vinagre de manzana también es una buena idea si sentís que tus dientes están más amarillos, pues es un blanqueador natural. También es bueno para la salud de los dientes por sus propiedades antibacterianas.

4. Mejora la digestión: es un gran aliado para mejorar la digestión. Colabora con los procesos físicos naturales, haciéndolos más rápidos y eficientes. En esta línea, también ayuda a regular el pH del cuerpo, por lo que es normal que otorgue una sensación general de bienestar.

5. Para el cabello: su valor también es alto cuando se aplica de forma externa. Por ejemplo, si lo usás para darle brillo y vida a tu pelo. Mezclá medio vaso de vinagre con medio vaso de agua y echalo en el cabello durante la ducha habitual, verás que luce mejor y se reduce la caspa.

Fuente: Tizkka

Continuar leyendo

Salud

Algunas mentiras y verdades sobre cocinar con microondas

Hay muchos mitos sobre cocinar con microondas, el más grave es que emite radiaciones nocivas que pueden afectar negativamente al organismo. No es así, se trata de ondas electromagnéticas de alta frecuencia, similares a las de un celular o una radio, que actúan sobre determinadas moléculas del agua, las grasas y los azúcares sin alterarlos.

Los mayores problemas que vas a tener con este aparato es estropear una comida por no saber usarlo correctamente, pero nada más. Es más habitual usarlo para calentar que para cocinar, aunque hay verdaderos expertos en elaborar suculentas recetas con microondas. Sin embargo, debés saber que es precisamente el proceso de recalentamiento el que peores resultados te va a dar porque corrés el riesgo de que se quede reseco.

Tampoco parece el método mejor para cocinar una pizza, hacer pan o cocer arroz, aunque se hace y a muchos les queda bien. A continuación, algunos mitos sobre este electrodoméstico.

Disminuye los nutrientes

MENTIRA. Los nutrientes de los alimentos cocinados en el microondas son los mismos que si usamos la cocina o el horno. Es más, los fenólicos que contienen algunas verduras como las acelgas se conservan mejor si las preparamos con este electrodoméstico que si los hervimos al fuego.

Mejor cocinar que recalentar

VERDAD. Es habitual que si recalentamos algo en el micro que haya sido cocinado antes, el resultado sea peor, pues la comida tiende a quedarse más seca, especialmente la carne o el pescado, y la temperatura no queda homogénea. En el primer caso, evitalo echando un poco de agua para mantener la humedad. Otro truco es ponerlo poco tiempo, remover o darle la vuelta, y volver a calentar.

Se puede hacer tortilla de papa en el micro

VERDAD… al menos parcialmente. No pretenderás cuajar los huevos dentro, pero ahorrarás tiempo si metés la papa cortada y la cebolla en un bol tapado con un film durante 10 o 15 minutos para que se haga de manera rápida y sin manchar tanto y con menos grasa. Luego, seguí la receta de la tortilla normal y te sorprenderá lo bien que queda.

Cocinar en microondas es malo para la salud

MENTIRA. Es uno de los mitos más extendidos, e incluso se ha relacionado su uso continuo con la aparición de enfermedades graves. Si se usa siguiendo las instrucciones del fabricante, es seguro y conveniente para calentar y preparar alimentos. Las ondas no emiten radiaciones ionizantes, no provocan mutaciones en los seres vivos, ni afectan al ADN ni afectan negativamente a la salud.

Los recipientes importan

VERDAD. Nada de metales, ni plástico normal y corriente, le mejor es utilizar envases especiales o recurrir a los de cerámica y cristal. No pases por alto ese consejo porque algunos plásticos que no están diseñados para microondas se derriten y parte de su composición puede filtrarse a la comida, lo que no es nada saludable.

Descongelan regular…

VERDAD. Te habrá pasado mil veces, que introducís unos filetes congelados y se cuecen por los bordes y quedan fríos por el centro. Como opción de emergencia vale, pero es mejor sacarlos unas horas antes y que recuperen su estado natural sin artificios. El proceso de descongelación no es homogéneo, pero podés mejorarlo introduciendo el alimento en un recipiente y tapándolo.

Pizzas perfectas al micro

MENTIRA. ¿Se pueden hacer si tienen grill? Sí. ¿Te van a quedar igual de ricas y crujientitas que en el horno? Seguramente no. El microondas no es un horno, y el acabado para una pizza o un pan, por ejemplo, nunca va a ser el mismo.

El chocolate se quema

VERDAD. Si vas a derretir cacao, mejor en el fuego, porque si lo hacés en el micro corrés peligro de arruinarlo. El chocolate tiene poca agua y hay que controlar bien la temperatura para que se haga líquido lentamente y sin quemarse. Si te empeñás en usar este aparato, probá de a añadir un poco de leche para darle la humedad que necesita y no lo expongas más de un minuto sin pararlo para remover. Te sale más rentable y seguro hacerlo en un cazo…

El huevo explota

VERDAD. Ni lo intentes. Para cocerlo con su cáscara, mejor al fuego. En el micro la energía puede atravesar la parte exterior y calentar el interior demasiado muy rápido. Al no tener posibilidad de que escape el vapor, corrés el riesgo que estalle dentro. Perderás el alimento y se pondrá el electrodoméstico hecho un asco.

La clave está en el tiempo

VERDAD. Para cocinar correctamente los alimentos y  para evitar daños. Tener en cuenta que las ondas están concentradas en un espacio cerrado y también calientan los recipientes. Si no observás bien los tiempos estropearás la comida y también podés quemarte al sacarla.

Fuente: Mía revista

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR