Seguinos en nuestras redes

Salud

Atención: siete tratamientos para la llegada de un hijo

Los especialistas hacen hincapié en los cuidados y recomendaciones que se deben tener en cuenta a la hora de decidir ser padres

Información importante, en materia de salud. Ser madre o padre hoy no es lo mismo que hace unas décadas. Las nuevas generaciones modificaron y/o crearon nuevos paradigmas sociales que originaron desafíos acerca de temas que hasta hace un tiempo eran considerados tabú.

El concepto de familia se transforma constantemente debido a que ya no existe un único modelo de familia. Entre ellos se encuentran los vínculos monoparentales, compuestos por un solo progenitor, o bien dos mamás o dos papás.

Según indica el portal Infobae, los especialistas hacen hincapié en los cuidados y recomendaciones que se deben tener en cuenta a la hora de decidir ser padres.

“El deseo es uno de los factores primordiales que inspira e impulsa a muchas personas. Gracias a las modernas técnicas de fertilización hoy disponibles se puede concretar”, destacó el doctor Sergio Papier (MN 75952), director médico de CEGyR Medicina y Genética Reproductiva, quien resaltó que en el tiempo actual “la combinación de las técnicas de reproducción asistida hicieron que su eficiencia en término de tasas de embarazo esté en su momento, acompañado además de un descenso notable de las cifras de embarazo múltiple”.

A continuación, te contamos acerca de siete tratamientos para lograr el ansiado “positivo”

Tratamientos de baja complejidad

1) Estimulación ovárica: Consiste en estimular los ovarios a través del uso de medicamentos en aquellas pacientes que no ovulan normalmente o cuando es conveniente conseguir mayor número de óvulos para aumentar las posibilidades de embarazo.

2) Inseminación intrauterina: Luego de una estimulación ovárica, se coloca el semen en la cavidad del útero para mejorar aún más las posibilidades de lograr el embarazo, acercando los espermatozoides a los óvulos. Se indica ante la dificultad o alteraciones en el pasaje de endometriosis leve, factor tubario unilateral, factor masculino leve y esterilidad sin causa aparente.

Tratamientos de alta complejidad

3) Fertilización In Vitro (FIV): Se colocan un promedio de 200.000 espermatozoides alrededor del óvulo para que sea penetrado naturalmente por uno de ellos y se forme así el embrión que luego será transferido a la cavidad uterina.

4) Inyección Intracitoplasmática de un Espermatozoide (ICSI): En este caso, la fertilización también se realiza en el laboratorio con la diferencia que se produce la inyección de un único espermatozoide en el óvulo utilizando un equipo denominado micromanipulador, que permite la penetración directa.

5) Criopreservación de óvulos: Es una práctica donde se estimula la ovulación para luego aspirar los embriones y conservarlos. La indicación principal es la preservación de la fertilidad en mujeres con algún diagnóstico que comprometa la salud de sus óvulos o en mujeres que deseen postergar su maternidad.

6) Criopreservación de semen: La metodología se caracteriza por criopreservar espermatozoides obtenidos de semen, epidídimo, tejido testicular u orina. Se indica según el caso particular de cada pareja y obtiene resultados en ICSI equivalentes a los que se obtienen utilizando espermatozoides frescos.

7) Ovodonación: Ofrece la posibilidad de lograr el embarazo mediante la transferencia de embriones obtenidos de óvulos donados. Los mismos provienen de la unión de óvulos de mujeres donantes con espermatozoides de la pareja o de banco de semen según el caso.

La fertilización de los óvulos se realiza mediante ICSI (microinyección de un espermatozoide dentro de un óvulo) y una vez formados los embriones, se transfieren al útero de la futura receptora.

La donación es voluntaria y de carácter anónimo. Las mujeres que desean ser donantes son estudiadas mediante exámenes clínicos, genéticos y psicológicos.

Salud

Coronavirus en Argentina | Confirman 4 muertes y 1690 nuevos contagios en el último día

Así lo reportó este sábado el Ministerio de Salud de la Nación; con estos registros el número total de casos acumulados asciende a 5.339.382.

El Ministerio de Salud de la Nación reportó un total de 4 muertes y 1690 nuevos contagios de coronavirus en la Argentina en las últimas 24 horas.

Con estos registros el número total de casos acumulados asciende a 5.339.382. Son 116.643 los fallecidos a causa de la enfermedad desde el brote de la pandemia en el país. A la fecha, se registran 22.598 casos activos en la Argentina.

Por su parte la ocupación de camas de Unidad de Terapia Intensiva (UTI) está en 35,2% a nivel nacional, mientras que en el AMBA el número es de 40%. En estos momentos hay 657 personas internadas en UTI. Según informó el Ministerio, se realizaron 32.762 testeos en las últimas 24 horas.

Los distritos que más casos registraron fueron: Provincia de Buenos Aires (664); Ciudad Autónoma de Buenos Aires (352); Tucumán (226); y Córdoba (73). Las muertes se produjeron en Buenos Aires, CABA, Mendoza y Río Negro.

Continuar leyendo

Salud

¿Se puede hacer ejercicio con un tatuaje recién hecho?

Todas las dudas y consejos a tener en cuenta

Los tatuajes necesitan cuidados posteriores. Con respecto a las actividades deportivas luego de hacerte uno, puede que surjan dudas. Seguí leyendo para saber qué precauciones tomar.

Cada uno es distinto y cada tatuaje es diferente, dependiendo de su extensión y de la zona tatuada, pero es importante recordar es una agresión que sufre la piel, una herida superficial que requiere unos mínimos cuidados para que cicatrice correctamente y no se infecte. Cualquier práctica deportiva implica movimiento, estiramiento de los músculos y de la piel, roce con el equipamiento deportivo, quizá algún pequeño golpe y sudor. Todas estas situaciones pueden afectar negativamente en un tatuaje aún con la tinta fresca.

El sudor no es el mejor amigo de un tatuaje reciente porque implica humedecer la zona, algo que retardaría la cicatrización y podría favorecer la aparición de una infección. Además, en algunos casos la sudoración natural puede influir en la correcta absorción de la tinta. Así, puede que si hacés ejercicio el resultado final no sea el que esperas porque las líneas del tattoo pierdan nitidez o se deformen.

Entrenar en el gimnasio, salir a correr, practicar deportes de contacto (fútbol, basquet…) o meterte en el mar o una pileta para hacer natación con el tatuaje recién hecho, no es la mejor idea. Los riesgos de irritación por el sudor y también por el roce inevitable, el peligro que implica darte un golpe o hacerte un rasguño o la influencia del agua de la piscina, son factores que impiden que cicatrice de forma correcta.

Si tu tatuaje es pequeño y está en una zona en la que sabés que haciendo cierto tipo de ejercicio no va a rozarse, podés hacerlo, tan solo se trata de evitar que una herida se roce, se humedezca mucho por el sudor o reciba algún golpe.

Como cualquier otra pequeña herida, el tatuaje se convierte en una zona algo delicada que requiere protección y cuidados para evitar que se infecte. El tiempo de espera antes de retomar la práctica deportiva es relativo y va a depender del tipo de tattoo y sobre todo de su evolución, algo que debés vigilar atentamente.

Si te has hecho uno pequeño que cicatriza favorablemente, por precaución, debés esperar aproximadamente 1 semana antes de hacer ejercicio (al menos cinco días). Para tatuajes grandes, por ejemplo, que cubran gran parte del pecho o de la espalda, prolongar este tiempo hasta las 2 o 3 semanas como mínimo es lo más aconsejable. Antes siempre debés comprobar que tu tatuaje se va secando y cicatrizando. Además, las escarificaciones, al ser heridas más grandes en la piel, sí necesitan de más tiempo para curar bien, por lo que es recomendable no hacer ejercicio que pueda rozar la zona o estirarla de forma que dificulte que se cure.

Ante el menor síntoma de infección, hinchazón o malestar general, es conveniente acudir a la consulta médica.

En resumen, como norma general, no debés hacer actividad física porque tu tatuaje necesita una serie de cuidados básicos a tener en cuenta para que no te cause problema alguno y puedas lucirlo bien en muy poco tiempo. No obstante, dependerá de la extensión y evolución del tattoo y del tipo de ejercicio que quieras hacer. Así, que además de evitar hacer ejercicios que fuercen la zona y puedan rozar la piel, tomá nota de estos cuidados básicos:

– Una vez retirado el film protector que te haya colocado el tatuador justo después de finalizar (dejalo al menos 4 horas), lavá la zona con agua templada y un jabón neutro. Secá para que se inicie la cicatrización, preferentemente con papel absorbente y nunca frotes o restriegues, solo da toques suaves, con cuidado.

– Seguí siempre de manera estricta las indicaciones que te haya dado el tatuador. Probablemente te habrá recomendado alguna pomada o crema cicatrizante y con propiedades antibacterianas y antibióticas que tendrás que aplicar una o dos veces al día.

– Procurá tener el tatuaje al aire cuando sea posible, pero cubrilo con un apósito para evitar roces por ejemplo con la ropa, que deberá ser lo más holgada posible.

– Con un tatuaje recién hecho es esencial evitar la exposición al sol.

– Los primeros días no realices actividades acuáticas.

– Extremá la higiene, especialmente de tus manos, al hacer las curas de tu tatuaje (lavado diario y pomada).

– Cuando avance la cicatrización y el tattoo se vaya secando, aplicá crema hidratante al menos una vez al día para evitar que la piel se resquebraje o se descame en exceso.

Fuente: Un cómo

Continuar leyendo

Salud

Tips para consumir la cantidad de azúcar adecuada

Tomá nota de algunos hábitos alimenticios para controlar su ingesta

Según la Organización Mundial de la Salud, lo recomendable es consumir 25 gramos de azúcar al día. Pero, en general, nuestra dieta tiene muchísima más cantidad, ya que es un producto que la industria alimentaria usa de modo generalizado y en alimentos que ni imaginarías.

Lo cierto es que 25 gramos es una cantidad muy pequeña. Para hacerte una idea, puede significar una cucharada sopera de azúcar bien colmada, o seis cucharadas de café. A continuación, algunos consejos para reducir o controlar su ingesta.

1- Mejor fruta que jugo: el azúcar que hay en la fruta no es perjudicial, son los llamados azúcares libres (o añadidos) los que han de ser tomados con precaución. Pero resulta que si la exprimimos y tomamos su jugo, sí estamos haciendo que el azúcar de la fruta lo metabolicemos como azúcares libres. Además, consumimos más cantidad de azúcar porque, generalmente, un jugo está elaborado con varias piezas de este alimento. Más sano es comer una pieza de cada vez.

2- Cuidá tu desayuno: depende del país pero hay lugares del mundo donde el desayuno es el gran festín con dulces, mermeladas, chocolates… Tené cuidado, endulzá tu café o infusión moderadamente, consumí yogures no azucarados y apostá por alimentos salados sanos (verdura, huevos, etc). Recordá: un terrón de azúcar contiene entre 5 y 7 gramos de azúcar.

3- Alerta con las salsas: lo más saludable sería preparar nuestras propias salsas. Resulta muy habitual que, por ejemplo, las marcas de ketchup introduzcan gran cantidad de azúcar para mejorar el sabor, dado que el tomate suele tender a cierta acidez.

4- Atención con las pizzas congeladas: muchos son los alimentos precocinados con alto contenido en azúcar. Incluso aunque sean salados. Es el caso de las pizzas congeladas, que suelen ser preparadas con bastante azúcar. La industria alimentaria está adaptándose a los nuevos tiempos y trata de reducir el azúcar así que mirá la etiqueta con atención y decidí. Aunque lo mejor sería que elaboráramos nuestra propia pizza sin azúcar añadido.

5- Vigilá las bebidas con las que sustituís la leche: si consumís en vez de leche, bebidas de soja, almendras, etc, no creas que estás consumiendo bebidas libres de azúcar. En la llamada leche de almendras se añade azúcar y puede contener hasta 20 gramos por vaso.

6- Alerta roja con las bebidas energéticas: si los refrescos de siempre ya tienen una problemática con el azúcar (aunque están reinventándose para ser más saludables), lo de las bebidas energéticas resulta alarmante en cuanto a azúcar. La suma de cafeína y altas dosis de azúcar es el estimulante perfecto para el cerebr,o así que una bebida energética media puede contener hasta 52 gramos de azúcar.

7- Vigilá al aderezar la ensalada: el vinagre balsámico contiene azúcar. No en una cantidad excesiva pero hay que ser conscientes de que también se usa azúcar para endulzar su sabor.

8- Mirá bien la composición de las galletitas saladas: las apariencias engañan, ya que contienen gran cantidad de azúcar.

9- No sustituyas el azúcar por otros endulzantes: la miel es muy sana, pero el 85% por ciento de su composición es azúcar. Con el sirope y otros endulzantes sucede lo mismo.

10- Mirá bien el etiquetado: hay que detenerse a leer las etiquetas de lo que compramos. Y atención con los sinónimos de azúcar que algunas marcas emplean: si incluye un alto contenido en fructosa, sacarosa, lactosa, glucosa o almidón, pensalo.

11- Evitá los dulces industriales: tienen tanta azúcar que sólo pueden consumirse como un permitido de vez en cuando. Y de postre, siempre preferí una fruta.

12- Precaución con los helados: un helado corriente contiene, como mínimo, 21 gramos de azúcar, así que hacé el cálculo (se recomienda un máximo de 25 gramos al día).

13- No te confundas con los yogures: el yogur bajo en calorías suele tener mayor contenido en azúcar ya que para que conserve su textura y sabor se sustituye la grasa por azúcar. Tené cuidado al escoger uno.

14- El chocolate cuanto más negro, mejor: una tableta de chocolate negro al 70% suele contener unos 5 gramos de azúcar. Aceptable si a lo largo del día no te has excedido con otros alimentos azucarados.

15- Teriyaki es sinónimo de azúcar: esta salsa teriyaki tiene un altísimo contenido de azúcar, hay que tener cuidado.

16- Consumí pan tradicional: su producción industrial y el afán por darle un sabor que llamase más la atención o ciertas texturas a la miga ha hecho que en algunos casos haya panes (sobre todo el de molde) que contengan cantidades importantes de azúcar. Lo mejor es acudir a una panadería tradicional donde hagan su propio producto.

Fuente: Msn

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR