Seguinos en nuestras redes

Cultura

“La Torre del Fantasma”: el castillo de La Boca que esconde una historia paranormal

Este edificio es parte de las leyendas urbanas de nuestra ciudad y tiene como protagonistas a unos seres muy particulares que habitaban el lugar

Por Marina Márquez

El barrio de La Boca es uno de los más emblemáticos de nuestra ciudad, en donde se mezcla el fútbol, la historia, el tango y el arte. Pero además, no escapa a las leyendas populares que se transmiten de generación en generación.

Este es el caso de un edificio ubicado en la intersección de la Avenida Almirante Brown y las calles Wenceslao Villafañe y Benito Galdós, conocido como “El Castillo de La Boca” o también “La Torre del Fantasma”.

¿A qué se debe el segundo apodo? Cuenta la historia que a mediados de la década de 1910, existió una poderosa estanciera de nombre María Luisa Auvert Aurnaud, que repartía sus días en su extensa estancia ubicada en la localidad de Rauch, y el resto del tiempo en un edificio de la capital.

Un día, un hombre de negocios le ofreció este terreno en cuestión, en el cual le sugirió invertir en viviendas ya que ese sitio estaba creciendo gracias a los inmigrantes. La señora accedió y, como tenía ascendientes de Cataluña, le encomendó al arquitecto catalán Guillermo Álvarez que el diseño tuviera un estilo de aquel lugar.

La estadía de Auvert en el Castillo y el comienzo de la leyenda…

4080931

Una vez terminado, Auvert quedó tan maravillada que decidió irse a vivir allí junto a sus empleados y dejar de lado el negocio original de rentar las habitaciones.

Además de adornar el edificio con muebles de tierras españolas, también decoró todos los balcones con plantas exóticas de esa región, entre las que aparecieron los hongos característicos llamados setas, cuyas especies son comestibles y otras son alucinógenas; detalle no menor, más adelante veremos por qué…

Pero un año después, la situación cambió: la señora y sus trabajadores abandonaron el lugar de forma misteriosa, aunque los vecinos de la zona afirmaron escuchar más de una vez gritos de sustos y uno que sentenció la huida de la torre: “¡Me voy, este lugar no lo piso más!”.

La señora instalada nuevamente en su campo de Rauch, encargó a una inmobiliaria de la zona que dividiera en departamentos la estructura para hacer una vivienda de renta, por lo que comenzó a ocuparse con nuevos inquilinos, en su mayoría inmigrantes y artistas.

El misterio de Clementina, la artista que vivió en la torre 

55179783

Según cuenta la historia, al último piso, donde se encontraba la torre, se mudó Clementina, una pintora que armó su atelier en ese departamento donde se pasaba todo el día. Por las tardes, salía a tomar un café en el bar de enfrente donde se quedaba leyendo un libro y llamaba la atención de todos por su particular belleza.

La joven venía del interior, más precisamente de Venado Tuerto, y su padre le pagaba el hospedaje y el estudio, ya que cursaba historia de las artes. Tenía muchos amigos y cada tanto armaba encuentros con otros colegas en su casa.

En una oportunidad, una periodista llamada Eleonora quiso entrevistarla ya que era reconocida en el ambiente, y quería saber un poco más acerca de su carrera. Es por ellos que fueron al taller donde la comunicadora sacó fotos de las pinturas que se encontraban terminadas y otras en elaboración.

Con el correr de los días, comenzaron a suceder cosas extrañas, ya que los vecinos escucharon gritos que provenían del hogar de Clementina, y que culminó con la joven arrojándose al vacío, lo que le provocó la muerte.

La historia de los follets, los traviesos habitantes del lugar y su relación con los residentes del edificio

Almirante-Villafane-GERMAN-GARCIA-ADRASTI_CLAIMA20130805_0033_28

Hasta ahí, nadie entendía el motivo ya que era una mujer alegre y que estaba entusiasmada con el último cuadro que estaba terminando ya que iba a ser la pieza más importante de su próxima exposición.

Pero otro acontecimiento sorprendió a la periodista, ya que al recibir las imágenes que mandó a revelar de las obras que había pintado la joven, observó que en la pintura en cuestión habían tres duendes que no estaban en el momento de ser fotografiados. Como toda persona que ejerce esta vocación, la curiosidad la llevó a investigar todo lo que ocurría.

Para eso, fue a los orígenes del edificio y logró contactarse con su propietaria original, Auvert, quien se encontraba en su estancia. La entrevista se realizó en el jardín, té de por medio, e inevitablemente salió el tema: la señora le preguntó a Eleonora si creía en los duendes, a lo que ella le respondió que no.

Acto seguido, la estanciera comenzó a narrar una leyenda muy antigua de Cataluña, que dice que en los bosques de los Pirineos viven los follets, unos duendes pequeños que duermen en los hongos como los que había usado para decorar los balcones del edificio.

Científicamente, estos seres fueron asociados a los efectos alucinógenos de estas setas, aunque otros dicen que en realidad existen. La característica de estos personajes, según cuentas las historias, es que colaboran con las personas en sus trabajos, pero si se alteran sus travesuras pueden ser terribles.

La señora Auvert detalló que en el edificio de La Boca estos elfos colaboraban con sus sirvientes, hasta que un día uno quiso propasarse con una de ellas, por lo que uno de los empleados lo apartó de forma violenta. Esto derivó en una furia descontrolada del duende que comenzó a hacer de las suyas: desorden, muebles rotos, cuchillos que volaban… un verdadero caos.

Ese fue el motivo por el que decidieron abandonar el lugar sin decir nada, porque obviamente la mayoría no iban a creer lo sucedido, y si la tomaban por loca sabía que la iban a declarar insana y no podría administrar sus bienes.

En cuanto a la artista Clementina, tampoco quedaron claros los motivos de su muerte, aunque algunos señalan que los follets se enojaron por ser fotografiados y por eso no dejaron que termine su obra, escondiéndole los elementos de pintura o manchándole el cuadro, lo que terminó en una gran frustración.

Otras versiones indican que el enojo de estos míticos personajes por lo ocurrido con la empleada se trasformó en resentimiento y, sumado a lo otro, empujaron a la joven al vacío o al menos la llevaron a suicidarse.

Hoy en día, esta historia es conocida como “La leyenda de la Torre del Fantasma” y según algunos habitantes del lugar, por la noche se escuchan pasos de una persona, como así también desaparecen cosas.

Lo cierto es que este edificio, además de llamar la atención por su ubicación y belleza arquitectónica, tendrá de por vida un mito – o suceso real, quién sabe- muy interesante que contar.

Cultura

“A algunos no les va a gustar”: duro discurso de Guillermo Saccomanno al abrir la Feria del Libro

El autor cuestionó que el evento se hiciera en La Rural, “instigadora de golpes militares que asesinaron a escritores”, y el carácter “comercial” del encuentro, entre otras cosas

Guillermo Saccomanno no dejó sector ni tema de coyuntura por tocar en el texto con el que quedó inaugurada esta noche la 46° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.

Fue presentado ante un nutrido auditorio de La Rural y comenzaron los aplausos, pero advirtió: “No se adelanten… A algunos no les va a gustar”.

El escritor y ensayista también denunció excesos de los productores nacionales de papel y señaló en tono crítico la decisión de hacer hace tantos años el evento en La Rural, institución “que fue instigadora de los golpes militares que asesinaron escritores y destruyeron libros”.

Saccomanno tampoco dudó en incomodar a los organizadores y contó que al aceptar dar el discurso y pedir que le paguen, después supo quiénes estuvieron en contra.

“Me enteré, a través de algunos amigos, algunos editores, y no daré nombres, supe de quienes se opusieron al pago. Su argumento consistía en que pronunciar este discurso significaba un prestigio. Me imaginé en el supermercado tratando de convencer al chino de que iba a pagar la compra con prestigio”, explicó.

“Es una paradoja o responde a una lógica del sistema que esta Feria se realice en la Rural, que se le pague un alquiler sideral a la institución que fue instigadora de los golpes militares que asesinaron escritores y destruyeron libros”, siguió y también criticó que no haya apoyo del Estado para hacerla en otro lado.

Entre sus cuestionamientos, también hubo un repudio a las gestiones de los ministros porteños Soledad Acuña, de Educación, y Enrique Avogadro, de Cultura y presente en el auditorio.

De todas formas, el escritor, que en todo momento estuvo relajado, se declaró también optimista con las nuevas camadas de escritores: “Son varias las generaciones que, en el presente, desde la diversidad y la disidencia, están generando escrituras cuestionadoras”. Para cerrar, declaró, ya en medio de una ovación y teniendo en cuenta las dificultades planteadas: “No cambiaría este oficio por nada”.

Continuar leyendo

Ciencia

El desconocimiento del idioma inglés entre los científicos de la CONAE costará millones de pesos

La mayor parte del personal de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales de Argentina no conoce el idioma, por lo que se destinarán varios millones a cursos online durante un año

La Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) es una agencia nacional que tiene la misión, de acuerdo a su propio sitio web, de promover y ejecutar actividades en el área espacial con fines pacíficos en el ámbito productivo, científico, educativo y para la creación de tecnologías nacionales innovadoras.

A esta agencia del gobierno argentino del Plan Nacional Espacial se le destinan millones de pesos anuales. Sin embargo, la mayoría de los científicos que la integran no saben hablar inglés. 

Esta información se desprende del proceso de compra número 15-0004-LPU22, que publicó recientemente la Subgerencia de Compras y Contrataciones del organismo, a través de la cual se contratará un “Curso de idioma inglés para el personal de la CONAE”.

Se trata de cursos de capacitación para personas designadas por las autoridades. En esta línea, cabe mencionar que el directorio que administra a los científicos espaciales argentinos esté comandado por el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Daniel Filmus, un sociólogo y docente de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).

De acuerdo a los parámetros establecidos en la licitación, se impartirán 4.500 horas de cursos online para grupos de hasta cuatro participantes, que sumarán un total de cien alumnos. Además, se destinarán otras 2.500 horas a clases individuales para un total de veinte alumnos, y los cursos tendrán una duración de doces meses con opción a prórroga.

Tres ofertas fueron confirmadas hasta el momento. Por un lado, El Lab Taller de Idioma SRL presentó una propuesta por 14.5 millones de pesos. Por otro, María de los Ángeles Tagina ofertó 17.5 millones, y María Laura Veltri 16.5 millones.

El curso aún no fue adjudicado a ninguno de los oferentes, pero es destacable que la mayoría de los científicos de la CONAE, cuyo material de lectura se comercializa fundamentalmente en inglés, no conocen el idioma.

Continuar leyendo

Cultura

Ariela Vilker: “Una cultura sustentable es posible y cada vez hay más ejemplos”

La licenciada Ariela Vilker analiza las alternativas a nivel mundial que acompañan un movimiento en pos de fomentar la cultura y siempre conservando el medio ambiente

Ariela Vilker es licenciada y maestranda en Políticas Públicas y, desde su lugar, se dedicó a analizar la importancia de sumar a la cultura, como actividad humana y sector, a los Objetivos de Desarrollo Sostenible hacia el 2030.

“La necesidad de construir desde la cultura a una hoja de ruta sustentable es un desafío no sólo a nivel local, sino también a nivel mundial. Tenemos que entender que, como agentes de cambio, influimos desde diferentes lugares y es necesario sumar actividades que pueden parecernos alejadas de las políticas de desarrollo usuales, pero que tienen un impacto directo en la sustentabilidad”, explicó Ariela Vilker a NEXOFIN.

La banda británica Coldplay puso en agenda el tema al anunciar una gira sustentable para 2022, que incluirá un paso por Buenos Aires y, tendrá como premisa, reducir su huella de carbono. “Lo que anunció Coldplay es un claro ejemplo de hacia dónde van muchas bandas, que entendieron que el compromiso también cruza sus actividades y no es sólo responsabilidad de las fábricas, tal como pensamos durante muchos años” cambiar “las fabricas” por “los sectores de la industria”, opinó Ariela Vilker.

Ariela Vilker, maestranda en Políticas Públicas: “La cultura ofrece interesantes canales de representación simbólica para comunicar este cambio que deseamos llevar adelante”

Pero no es el único lugar desde el que la cultura puede aportar. “Es importante destacar que la cultura ofrece interesantes canales de representación simbólica para comunicar este cambio que deseamos llevar adelante. Ayudar a las personas a entender los desafíos que afronta la humanidad también es tarea del sector cultural y creativo, que cuenta con capacidad a través de sus múltiples disciplinas”, ahondó Vilker.

Sobre la necesidad de sumar a la cultura como agente del cambio, Vilker menciona: “Las alianzas entre diferentes actores son fundamentales. La tarea que tenemos por delante es avanzar hacia la formación de una gran alianza para el desarrollo sostenible, que abrace no sólo a los creadores sino a otros agentes de la sociedad civil que puedan convertirse en embajadores de los ODS y, al mismo tiempo, promocionar estos objetivos”.

Finalmente, Vilker acota: “Tenemos que entender que si bien los ODS de cara al 2030 buscan erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos, en Argentina tenemos metas específicas también para lograr estos ejes. Creo que la cultura es un jugador de peso al momento de intentar alcanzar estas metas”.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR