Seguinos en nuestras redes

Política

Cristóbal López tuvo que explicar sus negocios con Cristina Kirchner

Luego del allanamiento a las oficinas del Grupo Indalo, desde el entorno del empresario salieron a explicar que tienen todo en regla. Su principal preocupación es el “daño de la imagen y el escarnio mediático”

Busca no ser el foco de atención. Su mayor inquietud no son los allanamientos que captan la atención de los medios de comunicación, ni sus vínculos comerciales con Cristina Kirchner, Cristóbal López asegura ante su entorno más cercano, que su principal preocupación es el “daño de la imagen y el escarnio mediático”.

Según detalla el diario Clarín, el titular del Grupo Indalo fue noticia los últimos meses por la deuda de $ 8.000 millones con la AFIP, al no abonar el impuesto al combustible, dinero con el que financió otras empresas.

Desde entonces los problemas financieros no se detuvieron. La causa Los Sauces SA, de la ex Presidenta también lo alcanzó: dos de sus empresas son inquilinas de esta firma.

“Es todo legal y está declarado, se alquilaba a valor de mercado y en algunos casos más baratos”, indicaron sus voceros.

Los vínculos comerciales de López con la familia Kirchner son diversos y con algunos nombres repetidos. Alcalis de la Patagonia es una de las firmas que alquila oficinas de Los Sauces SA en el edificio de Madero Center, por más de dos millones de pesos anuales, aunque según explicaron el precio “era conveniente”.

Esta empresa productora de de carbonato de sodio, tiene entre sus principales empleados a Osvaldo “Bochi” Sanfelice, socio hasta hace poco de Máximo Kirchner en Negocios Inmobiliarios.

Además fue el intermediario en diferentes compras inmobiliarias que López realizó, cobrándole $ 3 millones en un año. Como si esto fuera poco, IDEA SA que administra tres hoteles de la ex Presidenta (Alto Calafate, Las Dunas y La Aldea), también gerenció El Retorno, hotel ubicado en Bariloche del dueño del Grupo Indalo, cuyo personal el verano pasado trabajó en el Alto Calafate.

Las oficinas restantes propiedad de Cristina Kirchner son alquiladas a Inversora M&S, empresa donde se desempeña Romina Mercado, presidente de Hotesur (investigada por lavado de dinero) y sobrina de la ex mandataria.

“Es todo legal y está declarado, se alquilan propiedades a valor de mercado y en algunos casos más baratos”, explicaron desde el entorno de López al momento de detallar estas operatorias.

Se trata de un departamento, una oficina y cinco cocheras que se alquilaron por $ 2,8 millones anuales, sólo a Inversora M&S se le facturaba $ 220.825 por mes.

López sin embargo asegura a su entorno más cercano, que esta causa “no le genera ninguna preocupación”, ya que considera que eran transacciones “completamente legales”, pese a ser uno de los dos clientes que esta empresa de Cristina, Máximo y Florencia Kirchner tenía. Lázaro Báez era el otro inquilino.

El allanamiento que se realizó hoy sobre las oficinas de la avenida Córdoba, guardan a la fecha poca información. Documentación de Alcalis principalmente y otras carpetas que los abogados acercarán a la Justicia. “Esas oficinas están casi sin uso hace tiempo, incluso sin personal”, explicaron desde la vocería de López.

El dueño del Grupo Indalo descentralizó las oficinas y cada una funciona en la actualidad en sus respectivas sedes, esto se realizó cuando oficializó la escisión de los negocios con Fabián De Sousa, su principal socio comercial. Las medidas judiciales impidieron que avancen con esta determinación.

A la fecha, según señalaron, el empresario K busca vender el 30% de acciones que tiene en Casino Club, empresa que alquiló las instalaciones del Alto Calafate en 2013 por $ 138.412 sólo en concepto de anticipo. Se trata de su negocio más rentable: llegó a facturar $ 5.000 millones anuales.

Además, López quiere vender Alcalis de la Patagonia, firma inquilina de Los Sauces SA.

“Cuando tenga la posibilidad se va a deshacer de los medios”, informaron desde el Grupo. Justamente por los medios de comunicación también fue noticia: el retraso constante en el pago de haberes y despidos fueron una constante este año.

También quiere vender el Banco Finansur y la compañía de seguros que adquirió en 2015. Uno de sus proyectos era crecer en la prestación de servicios financieros, pero la crisis económica en la que quedó inmerso modificó los planes de López que por primera vez, quiere desligarse de sus principales negocios que le garantizaron ingresos millonarios durante el kirchnerismo.

Política

Zannini comparó a Cristina y sus militantes con Jesús y sus discípulos

El procurador del Tesoro planteó que las causas judiciales que enfrentan la vicepresidenta y los ex funcionarios fueron parte de una “persecución política”

Carlos Zannini defendió a Cristina Kirchner tras denunciar una “persecución política” y “lawfare” contra la ex mandataria. También la comparó a la vicepresidenta y a la militancia con Jesús y sus discípulos.

Durante las “I Jornadas Internacionales Desafíos en el Campo de los Derechos Humanos”, y acompañado de Horacio Pietragalla, Graciana Peñafort, el procurador del Tesoro habló de “una guerra jurídica” y “una verdadera criminalización de la política que debilita gobiernos”.

Acto seguido, consideró que los blancos de dicho escenario bélico son “los líderes populares de América” y luego mencionó al expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y la actual vicepresidenta en el gobierno de Alberto Fernández.

“Jair Bolsonaro fue elegido en Brasil porque proscribieron a Lula. Y en Argentina no llegaron a hacerlo con Cristina, porque si hubieran podido la habrían proscripto. El objetivo siempre fue el mismo. Querían y quieren proscribir a Cristina”, denunció.

Y agregó: “Buscaron afectarle la reputación para que no siga ganando elecciones. Esa es la finalidad última que ha tenido, porque entienden que el pueblo argentino liderado por Cristina es un peligro para los intereses concentrados”.

Llegaría entonces el momento en el que el procurador del Tesoro realizaría una analogía con los “viejos tiempos”. “Yo me pongo evangélico. En Mateo 28:11, se narran los sucesos ocurridos en torno al sepulcro de Jesús”, se remontó Zannini.

A continuación, procedió a relatar: “Jesús estuvo tres años diciendo que iba a resucitar. ¿Qué hizo el poder de turno? Le puso una piedra en la puerta para que no robaran el cadáver. Entonces, los guardias van a ver a las autoridades religiosas”.

“Fue entonces que el consejo de ancianos dice ‘tranquilos, digan que los robaron los discípulos de Jesús, que nosotros vamos a hablar con Pilatos’. Y le dieron unos denarios. Dice Mateo que es desde entonces que esa falsa noticia circula en Israel”, explicó.

Tras haber finalizado con su aporte teológico, estableció la conexión con la expresidenta y actual vicepresidenta: “De modo que ahí están inventados el lawfare para los discípulos y las fake news respecto de qué pasó con el cadáver de Jesús”.

En los últimos tramos de su discurso, Zannini completó: “Miren cómo les fue a esos consejeros y cómo le fue a Jesús. No hay lawfare que pueda detener a los pueblos cuando los pueblos se convencen de que tienen que seguir un determinado camino”.

Continuar leyendo

Política

Alberto Fernández sobre la negociación con el FMI: “No será a costa del desarrollo del país”

El Presidente le pidió al FMI que tenga en cuenta el préstamo “fallido” durante el Gobierno de Mauricio Macri.

El presidente Alberto Fernández cerró la 27° Conferencia Industrial de la Unión Industrial Argentina en Parque Norte. El jefe de Estado se refirió a la negociación de la deuda con el FMI y pidió que se haga una “evaluación” del préstamo “fallido” al Gobierno de Mauricio Macri.

Alberto Fernández le reclamó al FMI  que “antes de cerrar un nuevo acuerdo, haga su evaluación de lo que fue el fallido programa Stand-By por el que se desembolsaron USD 44.000 millones que se mal utilizaron en pagar deuda insostenible y en financiar salida de capitales”.

El Presidente afirmó que “eso nos va a ayudar a terminar de entendernos. Es un paso necesario en este camino”. Además remarcó que el acuerdo con el Fondo “no será a costa del desarrollo del país ni en base a ningún programa de ajuste”.

Para poder escribir una nueva página, es necesario cerrar el capítulo anterior. Hagámoslo rápido y así avancemos sobre un terreno más firme y despejado”, agregó Alberto Fernández a días de viajar a Washington junto a equipos técnicos del Ministerio de Economía y del Banco Central.

Buscamos que esa deuda no nos impida llevar adelante el programa plurianual que queremos implementar para que la Argentina continúe en la senda de la recuperación con generación de empleo, y para que podamos reducir la inflación”, concluyó Fernández.

Continuar leyendo

Política

Enfrentada con Matías Kulfas, Débora Giorgi se va del Gobierno dos meses después de asumir

La funcionaria deja su cargo como subsecretaria de Comercio; era la número dos de Roberto Feletti.

A menos de dos meses de asumir como subsecretaria de Comercio, Débora Giorgi deja su cargo en el Gobierno nacional de forma sorpresiva. La funcionaria era la número dos del secretario de Comercio, Roberto Felleti, y su salida destapa una nueva interna dentro del oficialismo en medio de las dificultades por contener la inflación.

Tanto Feletti como Giorgi deben reportar al ministro de Producción, Matías Kulfas, y una de las versiones apuntan a que las diferencias entre estos dos últimos eran insalvables por lo que decidió dar un paso al costado. En este sentido, Giorgi asumió hace 52 días pero nunca fue nombrada oficialmente. Al respecto, en el Ministerio de Desarrollo destacaron a La Nación que “fue una decisión del Presidente. No renunció porque nunca fue designada y no fue designada por decisión del Presidente”.

Sin embargo, desde el entorno de la ya ex subsecretaria plantean otro escenario: “Giorgi vino a trabajar y a integrar el equipo con el objetivo de desarrollar y consolidar una política de precios sustentable. Lo cierto es que a 52 días de haber asumido el decreto presidencial con su designación no fue firmado, entendemos que por presión de Kulfas. Se cansó y acordamos que se fuera”.

Otra de las versiones se desprende de la primera ya que su llegada al ministerio para amortiguar el alza de precios de los alimentos, algo que no ha logrado pese al congelamiento: Felleti ya reconoció que en noviembre la inflación estará por encima del 3%.

La economista se había desempeñado como ministra de Industria del gobierno de Cristina Kirchner entre 2008 y 2015 y tras las derrota electoral a manos de Mauricio Macri asumió como secretaria de Producción de La Matanza, donde siguió hasta volver al Gobierno nacional. Giorgi volvió al Gobierno junto a Feletti tras la salida de Paula Español del organismo que depende del ministerio de Desarrollo Productivo.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR