Seguinos en nuestras redes

Política

La trama no conocida de la reunión entre el Papa y el juez Casanello

En la conversación se habló de las intensas presiones que se han abatido contra el magistrado, en los últimos días, por su decisión de avanzar en casos que involucran a hombres y mujeres del poder

Los protagonistas son muy conocidos en la escena política. Sin embargo, su encuentro fue íntimo y confidencial. Así fue la reunión privada entre el Papa y Sebastián Casanello, el juez que conduce las “causas más calientes” de la justicia Argentina. Una hora de diálogo franco en una salita de la Casa Santa Marta, la residencia del Vaticano.

Según detalla el diario Clarín, en la conversación se habló de las intensas presiones que se han abatido contra el magistrado, en los últimos días, por su decisión de avanzar en casos que involucran a hombres y mujeres del poder.

Francisco lo felicitó “por su coraje”, reconoció su actitud recta y lo animó a seguir adelante, con prudencia pero a fondo.

Todo ocurrió la tarde del jueves 2 de junio, a las 18:00 horas. Casanello viajó a la capital italiana acompañado por un nutrido grupo de colegas.

Todos ellos participaron, el 3 y 4, en un coloquio mundial contra la trata de personas y el crimen organizado en la sede de la Pontificia Academia para las Ciencias Sociales, ubicada en el corazón del Vaticano.

Una vez aterrizado en Roma, el juez federal se desprendió de la comitiva argentina y en un automóvil de la embajada argentina ante la Santa Sede fue conducido a Santa Marta. Por allí se habría filtrado la primera noticia de la reunión con el pontífice, que el día 3 por la mañana capturó toda la atención mediática del otro lado del Océano.

Ese mismo viernes Casanello se negó obstinadamente a dar detalles del diálogo privado. Ni siquiera quiso confirmar públicamente el encuentro de la víspera.

Sólo se limitó a constatar: “El apoyo del Papa es extraordinario, no es algo estéril, es significativo. Es un apoyo para nuestro trabajo cotidiano y para el fortalecimiento de las instituciones”.

Pero fuentes vaticanas confidenciales revelaron al Vatican Insider detalles inéditos. En la conversación no se habló de ninguna causa en particular, pero sí de las fuertes operaciones de prensa que el magistrado está padeciendo.

Maniobras “conducidas por los servicios de inteligencia desde las sombras”, que buscan apartarlo de las causas más sensibles mediante el desprestigio, entre otras cosas por su avance efectivo con detenidos y procesados.

La más importante que tiene en sus manos es “la ruta del dinero k”, por la cual ha dictaminado el encarcelamiento del empresario favorito de la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner, Lázaro Báez, y de su contador Daniel Pérez Gadín.

Se trata del proceso por lavado de dinero más explosivo de los años recientes. En las últimas horas, justo tras su encuentro con el Papa, se recrudeció la ofensiva mediática contra el juez, en un burdo intento por apartarlo del caso.

En Roma saben bien que el artífice de esa estrategia es nada menos que Antonio “Jaime” Stiuso, operador de inteligencia predilecto en tiempos de Néstor Kirchner, que supo espiar incluso al cardenal arzobispo de Buenos Aires Jorge Mario Bergoglio, que fue desplazado de los servicios secretos a finales de la presidencia de Cristina Fernández y hoy parece haber regresado por sus fueros.

Además, Casanello ordenó encarcelar a Víctor Stinfale y Gustavo Conti, los organizadores de la fiesta electrónica “Time warp” donde fallecieron cinco jóvenes y otros tantos fueron internados en grave estado, luego de consumir poderosas drogas sintéticas en un predio que debía ser controlado.

Por ese mismo episodio están procesados cinco funcionarios del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

A estos casos se suman otros procedimientos de alto voltaje como la investigación al presidente de la República, Mauricio Macri, y a otros funcionarios de primer nivel por el escándalo internacional de los Panamá Papers; un proceso contra el presidente del Club Atlético Boca Juniors, Daniel Angelici, por tráfico de influencias y más.

En su charla con Francisco, él se mostró preparado para resistir las presiones, pero confesó estar personalmente dolido porque “en los últimos tiempos le inventaron pedidos de coima (intentos de soborno)”, cuando es conocido como uno de los magistrados más modestos de los tribunales federales. Acusaciones lanzadas desde la misma familia del principal imputado, Lázaro Báez.

Se mostró convencido que ciertos elementos de inteligencia no le perdonan que haya investigado a Stiuso por enriquecimiento ilícito y lo haya llevado al borde de la indagatoria.

Recordó que la causa contra ese oscuro personaje le fue “arrancada” por la Sala I de la Cámara Federal bajo “excusas triviales”, como la de considerar improcedente un peritaje contable que ordenó. Tras su apartamiento, el 18 de diciembre de 2015, el caso pasó sucesivamente a Claudio Bonadío y a Rodolfo Canicoba Corral, ambos también recusados.

Finalmente recayó en Marcelo Martínez Di Giorgi, cuya primera medida fue expulsar a la Fundación Alameda como querellante, cuando esa organización fue la que presentó la denuncia en febrero del año pasado. La organización apeló esa medida. Aún está pendiente.

Casanello habló sereno, sentado un sillón de color verde. A unos pasos Francisco escuchó atento. Luego lo felicitó por su “coraje” y lo animó a seguir adelante, con prudencia pero a fondo.

Constató que lo mismo que le ocurre a él, le sucede a todos los jueces y fiscales cuando imparten justicia en causas sensibles al poder y no se dejan presionar, ni manejar.

Aquellas palabras fueron, de alguna manera, un anticipo del discurso pronunciado por el líder católico un día después, ante todos los asistentes al coloquio en la Academia Pontifica.

“Yo se que ustedes sufren presiones, sufren amenazas de todo tipo, y se que hoy día ser juez, ser fiscal es arriesgar el pellejo y eso merece un reconocimiento a la valentía de aquellos que quieren seguir siendo libres en el ejercicio de su función jurídica”, dijo, saliéndose del texto preparado.

Antes de despedirse, Bergoglio insistió en animar al magistrado, lo impulsó a continuar con su tarea y le aseguró que rezaría por él. Le pidió a su invitado hacer lo mismo y que le “envíe buena onda”.

Accedió a tomarse una foto, con la certeza de que “seguiría siendo calumniado desde las usinas de los servicios de inteligencia para apartarlo de las causas que preocupan al poder”.

Se trató de un gesto más de otros tantos que Casanello recibió del Papa en los últimos tiempos. En enero le envió una bendición apostólica firmada de puño y letra, que él conserva encuadrada en su despacho.

En esa oportunidad también le obsequió una copia dedicada de su carta encíclica sobre el cuidado del ambiente “Laudato si”. Tanto le impactó ese escrito, que en una investigación sobre una minera contaminante en San Juan citó textualmente varios párrafos para sostener la imputación contra los empresarios.

Las fuentes vaticanas consultadas reconocieron que Francisco se quedó con una “muy buena impresión” del juez, a quien le reconoció un “buen corazón”, “una actitud recta y transparente”. Esa es la conducta “de buen cristiano en la práctica”, advirtió el Papa.

Además de Casanello, sólo otros dos integrantes de la comitiva fueron recibidos en privado por Bergoglio en Santa Marta: Ricardo Lorenzetti, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y María Romilda Servini de Cubría, quien tiene otra “causa caliente” que investiga supuestas irregularidades en la relación entre el gobierno federal y la Asociación del Fútbol Argentino.

Política

Alberto Fernández sobre la negociación con el FMI: “no será a costa del desarrollo del país”

El Presidente le pidió al FMI que tenga en cuenta el préstamo “fallido” durante el Gobierno de Mauricio Macri.

El presidente Alberto Fernández cerró la 27° Conferencia Industrial de la Unión Industrial Argentina en Parque Norte. El jefe de Estado se refirió a la negociación de la deuda con el FMI y pidió que se haga una “evaluación” del préstamo “fallido” al Gobierno de Mauricio Macri.

Alberto Fernández le reclamó al FMI  que “antes de cerrar un nuevo acuerdo, haga su evaluación de lo que fue el fallido programa Stand-By por el que se desembolsaron USD 44.000 millones que se mal utilizaron en pagar deuda insostenible y en financiar salida de capitales”.

El Presidente afirmó que “eso nos va a ayudar a terminar de entendernos. Es un paso necesario en este camino”. Además remarcó que el acuerdo con el Fondo “no será a costa del desarrollo del país ni en base a ningún programa de ajuste”.

Para poder escribir una nueva página, es necesario cerrar el capítulo anterior. Hagámoslo rápido y así avancemos sobre un terreno más firme y despejado”, agregó Alberto Fernández a días de viajar a Washington junto a equipos técnicos del Ministerio de Economía y del Banco Central.

Buscamos que esa deuda no nos impida llevar adelante el programa plurianual que queremos implementar para que la Argentina continúe en la senda de la recuperación con generación de empleo, y para que podamos reducir la inflación”, concluyó Fernández.

Continuar leyendo

Política

Enfrentada con Matías Kulfas, Débora Giorgi se va del Gobierno dos meses después de asumir

La funcionaria deja su cargo como subsecretaria de Comercio; era la número dos de Roberto Feletti.

A menos de dos meses de asumir como subsecretaria de Comercio, Débora Giorgi deja su cargo en el Gobierno nacional de forma sorpresiva. La funcionaria era la número dos del secretario de Comercio, Roberto Felleti, y su salida destapa una nueva interna dentro del oficialismo en medio de las dificultades por contener la inflación.

Tanto Feletti como Giorgi deben reportar al ministro de Producción, Matías Kulfas, y una de las versiones apuntan a que las diferencias entre estos dos últimos eran insalvables por lo que decidió dar un paso al costado. En este sentido, Giorgi asumió hace 52 días pero nunca fue nombrada oficialmente. Al respecto, en el Ministerio de Desarrollo destacaron a La Nación que “fue una decisión del Presidente. No renunció porque nunca fue designada y no fue designada por decisión del Presidente”.

Sin embargo, desde el entorno de la ya ex subsecretaria plantean otro escenario: “Giorgi vino a trabajar y a integrar el equipo con el objetivo de desarrollar y consolidar una política de precios sustentable. Lo cierto es que a 52 días de haber asumido el decreto presidencial con su designación no fue firmado, entendemos que por presión de Kulfas. Se cansó y acordamos que se fuera”.

Otra de las versiones se desprende de la primera ya que su llegada al ministerio para amortiguar el alza de precios de los alimentos, algo que no ha logrado pese al congelamiento: Felleti ya reconoció que en noviembre la inflación estará por encima del 3%.

La economista se había desempeñado como ministra de Industria del gobierno de Cristina Kirchner entre 2008 y 2015 y tras las derrota electoral a manos de Mauricio Macri asumió como secretaria de Producción de La Matanza, donde siguió hasta volver al Gobierno nacional. Giorgi volvió al Gobierno junto a Feletti tras la salida de Paula Español del organismo que depende del ministerio de Desarrollo Productivo.

Continuar leyendo

Política

Una encuesta midió quién es el líder de la oposición tras las elecciones y aparece Javier Milei

El diputado electo por el frente La Libertad Avanza quedó en el top 5 de los principales referentes que le podrían competir a Alberto Fernández.

El vapuleo electoral que sufrió el Gobierno Nacional en las últimas elecciones legislativas dejó sobrevolando el fantasma de la derrota de cara a las proyecciones que se realizan para el 2023 que involucran el análisis de los principales referentes políticos candidatos a ocupar la silla presidencial. En ese sentido, una encuesta nacional que midió tras los comicios quién es el líder de la oposición generó sorpresas con los resultados obtenidos.

Los datos recolectados por Taquion, una consultora ya insertada en el mundo de la política y cuyo director, Sergio Doval, estableció un vínculo en 2017 con Alberto Fernández -cuando este era jefe de campaña de Florencio Randazzo- dejaron entrever una tenencia compartida en el puesto de líder.

Con 17,8 puntos porcentuales, la lista de dirigentes opositores la encabeza Horacio Rodríguez Larreta. Lo siguieron tres dirigentes de su espacio y sorprendió el nombre de quien ocupó el cuarto lugar: el libertario Javier Milei.

El economista y diputado electo por el frente La Libertad Avanza, sorprendió al posicionarse en las generales del 14 de noviembre pasado como tercera fuerza en la Ciudad de Buenos Aires, por detrás de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos.

En el informe -de 39 páginas-, la consultora preguntó: “¿Quién es en este momento el líder de la oposición al gobierno de Alberto Fernández?”. En ese sentido, el jefe de Gobierno porteño, ya lanzado para la presidencia 2023, ganó con apenas el 17,8%.

Debajo, y bastante cerca, aparece la contracara interna de Larreta, Patricia Bullrich, con 15%. La presidenta del PRO rechaza la postura moderada del jefe de Gobierno y encarna el ala más dura de la coalición. También está anotada para la sucesión de Alberto Fernández. En esa misma línea, le sigue Mauricio Macri, con 13,6%, quien es otro de los que cuestiona la amplitud y mesura de Larreta.

En el cuarto lugar del estudio de Taquion, aparece Javier Milei, quien con un 9,6% le ganó a su rival porteña María Eugenia Vidal -la ex gobernadora se posicionó en el quinto lugar con 9,5 puntos porcentuales.

El relevamiento se completó con una opción que también debe encender una alerta en el no oficialismo: para el 6,6% consultados por la consultora, “no hay oposición”.

Para su realización, se analizaron 2.520 casos en todo el país, medidos entre el 16 y el 19 de noviembre, y los resultados se presentaron con +/- 2% de margen de error.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR