Seguinos en nuestras redes

Política

Congreso en día clave: hoy hay un nuevo round por los fueros de De Vido

El oficialismo intentará emitir dictamen favorable. En el otro, el kirchnerismo rechazará esas iniciativas y acusará a Cambiemos de ejercer presiones indebidas sobre los jueces que investigan al ex ministro de Planificación Federal

Se viene un día clave en materia judicial. La Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados puede transformarse hoy en un ring. En un rincón, el oficialismo intentará emitir dictamen favorable para dos proyectos que pretenden sacarle o limitarle los fueros al diputado y ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido.

Según detalla el diario La Nación, en el otro, el kirchnerismo rechazará esas iniciativas y acusará a Cambiemos de ejercer presiones indebidas sobre los jueces que investigan al ex funcionario.

La pelea empezará a las 16.30, salvo que se extienda más de la cuenta el debate en comisión sobre el megaproyecto de pago a los jubilados, programado para las 12. En ese caso, la reunión de Asuntos Constitucionales se postergaría para mañana.

La primera piedra la tiró el macrista Pablo Tonelli, presidente de la comisión. Con otros 26 diputados de Pro, presentó un proyecto de resolución el 11 de mayo, con un único objetivo: autorizar al juez federal Luis Rodríguez, a cargo de la causa por enriquecimiento ilícito contra De Vido, a allanar la casa y las oficinas del ex funcionario, protegidas por la ley de fueros.

De acuerdo con esa norma (25.320), el magistrado no puede realizar un operativo de ese tipo sin la autorización de la Cámara respectiva, en este caso, la de Diputados.

Tonelli presentó su proyecto luego de que la defensa de De Vido impidió un operativo en la casa del ex funcionario. Rodríguez había librado un requerimiento de información con un allanamiento en subsidio.

Es decir, avanzaría con el allanamiento en caso de que no se le entregara la información. La defensa De Vido frenó el operativo y el juez nunca solicitó autorización a Diputados.

En la misma línea, un grupo de diputados radicales, encabezados por el radical Diego Mestre, presentó un día después otro proyecto de resolución para avanzar en el desafuero por su responsabilidad en la tragedia de Once.

La iniciativa propone consultarle al juez federal Claudio Bonadio si existe mérito suficiente en la causa para que la Cámara baja dicte la suspensión del diputado por el Frente para la Victoria (FPV).

Este proyecto se presentó después de que el magistrado dictó el procesamiento de De Vido como coautor de estrago doloso y partícipe necesario de defraudación contra la administración pública.

La ley de fueros, regulación de las inmunidades que los diputados tienen por mandato constitucional, indica que los legisladores pueden ser enjuiciados, pero para detenerlos falta su desafuero.

“El mío es un proyecto simbólico -explicó Tonelli-. Si el juez allana ahora no va a encontrar ni la guía de teléfono. Pero sirve para mostrar quiénes en la Cámara de Diputados están a favor de investigar la corrupción y quiénes no.”

El kirchnerismo respondió la ofensiva con otros dos proyectos de resolución, uno de Diana Conti y otro de Rodolfo Tailhade. Las dos iniciativas manifiestan “repudio” contra las propuestas del macrismo.

“Son presiones inaceptables a los jueces. El oficialismo conoce las leyes y sabe que no hace falta que el Poder Legislativo haga requerimientos por cuestiones que los jueces no han propuesto”, dijo Conti, vicepresidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales. El FPV afirma que los proyectos de Cambiemos son una invitación para que los magistrados avancen.

En una tercera posición está el massismo, que inclinará la balanza en el debate en comisión. Graciela Camaño presentó un proyecto para modificar la ley de fueros.

Propone que ya no haga falta la autorización del Congreso para que un juez avance en el allanamiento de la casa o de las oficinas de un legislador, sino que baste con una comunicación previa al presidente de la Cámara respectiva.

Política

Diputados: un grupo de 12 legisladores de la UCR se separa de Juntos y arma un bloque aparte

El bloque, cercano a Martin Lousteau, busca disputarle el liderazgo a Mario Negri, derrotado en las internas del partido en Córdoba

Pese a la victoria en las elecciones, el bloque de diputados de Juntos por el Cambio se parte en la Cámara Baja. Un grupo de doce legisladores de la UCR anunció que armará una bancada propia que estará comandada por el cordobés Rodrigo De Loredo, quien viene de ganarle las PASO en esa provincia a Mario Negri, casualmente a quien rechazan que continúe al frente de la bancada de Juntos por el Cambio.

Pese a las intensas negociaciones entre los referentes del espacio político para evitar una división no se llegó a ningún acuerdo y, salvo que ocurra un acuerdo de último momento, mañana en la sesión preparatoria en la Cámara de Diputados en la que jurarán los diputados electos en las últimas elecciones, quedarán conformados los bloques de la nueva Cámara de Diputados.

El flamante grupo de legisladores de la UCR aseguró en un comunicado: “Más de una decena de diputados de distintas provincias hemos tomado esa decisión porque no estamos de acuerdo con que se repitan las mismas vocerías que vienen expresándose en nombre del partido desde hace décadas”, en una clara referencia a la presidencia de Negri quien lleva cinco mandatos al frente de la bancada.

Al respecto, agregan: “Esta nueva voz del partido es una garantía de que el mandato expresado en las urnas se va a reflejar en los debates importantes del Parlamento argentino”.

Estará compuesto, además de por Yacobitti y De Loredo, por Danya Tavela (electa por la Provincia este año); Martín Tetaz, Carla Carrizo, y Dolores Martinez por la Ciudad de Buenos Aires; la cordobesa Gabriela Brouwer de Koning, Victoria Tejeda de Santa Fe, Pablo Cervi de Neuquén, Alejandro Cacace de San Luis, Marcela Antola de Entre Ríos y Martin Berhongaray de La Pampa.

De todos modos, no sería el único desgajamiento que sufriría la principal bancada opositora. El republicano Ricardo López Murphy, quien integró la lista de candidatos porteños liderada por María Eugenia Vidal, ya anticipó que conformará un monobloque dentro de Juntos por el Cambio, al igual que el senador puntano Claudio Poggi, del Frente Unidos por San Luis. A ellos se suma Emilio Monzó, expresidente de la Cámara baja y diputado electo en la lista encabezada por Diego Santilli en Buenos Aires; su bloque, de cuatro miembros, lo integrarán Sebastián García De Luca, Domingo Amaya y Margarita Stolbizer (GEN).

Pese a la conformación de un nuevo bloque, Yacobitti negó un ruptura en Juntos por el Cambio: “Negri puede armar bloque aparte, nosotros podemos armar bloque aparte mientras todos sean adentro de Juntos por el Cambio. Lo importante es que la sociedad vea que la renovación que votó en las elecciones tiene protagonismo en el Congreso, entonces va a seguir entusiasmada”, sostuvo.

Continuar leyendo

Política

Congreso: el Gobierno presentará un proyecto para agrandar el Consejo de la Magistratura

La iniciativa apuntaría a llevar el número de integrantes de 13 a 17, sumando representantes del sector judicial

El Gobierno de Alberto Fernández enviará al Congreso un proyecto para poder modificar el Consejo de la Magistratura. El objetivo es anticiparse a un fallo adverso de la Corte Suprema.

El espacio depende del Poder Judicial de la Nación y está integrado por jueces, abogados, legisladores, un representante del Poder Ejecutivo y otro del sector académico, con el objetivo de darle pluralidad.

El Ejecutivo espera, de forma inminente, que la Corte Suprema declare inconstitucional la actual composición de 13 miembros, que no respetaría el pretendido equilibrio entre representantes de órganos políticos y los jurídicos.

El proyecto apuntaría a llevar el número de integrantes a 17, sumando abogados, jueces y académicos. El fallo llegaría a mediados de este diciembre.

Originalmente, la Magistratura contaba con 20 integrantes. En 2006, durante el gobierno de Néstor Kirchner, a partir de un proyecto de la entonces senadora Cristina Kirchner terminó con 13 integrantes.

Continuar leyendo

Política

Felipe Solá rompió el silencio tras su abrupta salida del Gobierno: “Nunca me habían rajado, fue un shock”

El ex Canciller declaró después de dos meses y medio de ausencia

Tras haberse enterado por teléfono antes de una cumbre internacional que lo echarían del Gobierno, Felipe Solá rompió el silencio en una entrevista y dijo que a pesar de la decepción, disfrutaba de los “dos meses y medio de libertad” que ya acumuló.

“Al principio sentí un golpe porque me echaron sorpresivamente. Yo pensé que no estaba en ninguna lista”, se sinceró Solá, para después dar por terminado el asunto. “Ya está, ya pasó”, quiso deshacerse del tema, cerró: “Siempre tuve cargos altos. Fui ministro, secretario, gobernador y vice, y nunca me habían rajado. Fue un shock”.

Pero para Solá la puerta de entrada fue tan súbita como la de salida. “Me sorprendió y me honró la designación como Canciller”. Reveló que en un primer contacto con el Presidente no se creyó capaz de asumir el compromiso, y que en efecto le había recomendado otro nombre para el cargo. “Le dije que esa persona sabía mucho más. No voy a decir quién era. Y él me dijo: ‘No, vos’. Incluso, le fui planteando objeciones y me dijo que lo iba a hacer muy bien. Ese respaldo fue un honor y lo acepté porque no soy un novato”, reconoció.

Pero un año y medio después se vería impactado en el sentido inverso. En una entrevista previa con la periodista Nuria Am para la CNN, el ex canciller había reconocido: “La forma en que recibí la noticia, que fue un llamado de Cafiero, me pareció que no era la apropiada por una cantidad de razones y se lo hice saber al Presidente”. Sobre su diálogo con Fernández en aquellas decisivas horas, comentó: “No volví a hablar, no me llamó. Con Cafiero fue por WhatsApp. Yo estaba en un avión en El Salvador. Le pedí que no anunciaran la noticia así no quedaba desapoderado en México, pero la necesidad de anunciar el gabinete era muy grande, y me contestó que los tiempos eran distintos y que lamentaba mucho que así fuera”, agregó. Y reiteró que se sintió defraudado por su salida del gabinete nacional. “Yo pensé que la Cancillería funcionaba muy bien, no lo imaginé”, afirmó.

En aquel momento de definición política, el Gobierno jugó sus cartas sin tiempo para la prolijidad: “Cuando me echaron habíamos perdido muy fuertemente las PASO y lo que yo dijera iba a ser usado por la prensa para atacar al gobierno”. Aunque lo manejaron a su antojo, Solá se mostró fiel y optó por el silencio, según dice, porque sabe “de qué lado está”.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR