Causa ex Ciccone

Para Giustozzi, el Gobierno “se está haciendo ‘el bolu’ con el caso de Boudou”

Giustozzi advirtió además que "no se pueden hacer mucho tiempo los distraídos", porque "les explota en las manos"

sábado 8 de febrero de 2014 - 10:11 am

El jefe del bloque de diputados del Frente Renovador, Darío Giustozzi, dijo hoy que el gobierno “se está haciendo el bolú con el caso de Boudou” y advirtió que “no se pueden hacer mucho tiempo los distraídos”, porque “les explota en las manos”.

“Yo no he escuchado a los principales dirigentes sobre esto”, expresó el legislador massista sobre la situación judicial que afronta el vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, quien el jueves fue imputado por el delito de “negociaciones incompatibles” con la función pública en la causa Ciccone.[pullquote position=”right”]Para Giustozzi, el Gobierno “se está haciendo ‘el bolu’ con el caso de Boudou”[/pullquote]

Giustozzi afirmó en declaraciones a radio Mitre que le da “la sensación que no pueden hacerse los distraídos todo el tiempo sobre todos los temas, especulando con las encuestas”.

“Insaurralde y Scioli se hacen los distraídos con este tema, miran para otro lado”, sostuvo el legislador.

En ese sentido, afirmó que “el gobierno se está haciendo el bolú con el caso de Boudou, otros se hacen los distraídos con la inseguridad, con la inflación” y advirtió que “no se pueden hacer mucho tiempo los distraídos porque les explota en las manos”.

Giustozzi consideró la situación judicial de Boudou como “una ofensa a lo que hemos conseguido todos los argentinos, es un retroceso”.
“Es una comedia de enredos, es el principio del desenlace que algunos advertimos en su momento”, manifestó.

[pullquote]Giustozzi sobre causa contra Boudou: “Insaurralde y Scioli se hacen los distraídos con este tema, miran para otro lado”[/pullquote]En ese sentido, afirmó que la designación de Boudou como vicepresidente fue “la razón por la que me llevó a tomar distancia en su momento del gobierno, poner a Boudou en un cargo para el que no estaba preparado, no tenía la suficiente trayectoria, antecedentes ni idoneidad”.

“Después los hechos superaron a la realidad, nunca imaginé que iba a terminar en una situación semejante. Recordemos que lo que se le imputa es delito contra la administración pública y puede ser reprimido con reclusión o prisión de uno a seis años e inhabilitación especial”, dijo.

COMENTARIOS