Seguinos en nuestras redes

Economía General

No para: Fuerte suba de precios en la primera semana de febrero

Para el año completo, las proyecciones de inflación no bajan del 30% y tomando en cuenta los resultados de los últimos meses, creen que podría llegar al 40 por ciento

Después de la inflación de enero, récord de la última década, febrero muestra la misma tendencia. “Siendo optimistas, no creemos que la inflación de febrero esté por debajo de 4,5% . De hecho, si el mes cerrara hoy, la suba sería de 3,4%”, dijo el economista jefe de la consultora Elypsis, Luciano Cohan.

A pesar de que en este mes ya no influirá la suba del boleto de colectivo, que fue determinante en el resultado del mes pasado, otros factores mantendrán el índice de inflación en niveles altos: la suba de las naftas y los alimentos, principalmente la carne, y el impacto de la devaluación del peso (23%) que el Gobierno convalidó en enero. [pullquote position=”right”]Fuerte suba de precios en la primera semana de febrero[/pullquote]

Distintas mediciones coinciden en que la inflación alcanzó niveles récord en enero. Según Elypsis, los precios subieron 6,1%, y según la ex directora de IPC del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), Graciela Bevacqua, 6%.

Tras el salto que dieron los precios en enero, “el piso de la inflación en febrero estará entre 2,5 y 3 por ciento, más cerca del 3”, dijo Soledad Pérez Duhalde, coordinadora de Análisis Económico en abeceb.com. “En febrero, si no se desbarranca el tipo de cambio, vemos una inflación en torno del 3 por ciento”, dijo el director de Finsoport, Jorge Todesca.

Publicidad

Para el año completo, las proyecciones de inflación no bajan del 30% y tomando en cuenta los resultados de los últimos meses, creen que podría llegar al 40 por ciento.

Economía

Dólar hoy: el “blue” operó con racha bajista y cerró a $282

La divisa que opera en el mercado marginal se vendió con un retroceso de dos pesos mientras que el dólar turista se ofreció a $272,35.

En una semana marcada por los feriados, la segunda rueda de octubre cerró para el mercado de cambios con operaciones fluctuantes. El dólar libre, aquel que se ofrece en el mercado paralelo, cerró en las cuevas de la city porteña a 282 pesos.

En lo que va del mes acumula un retroceso de seis pesos o 2,1 por ciento. En ese sentido, la brecha cambiaria con el dólar mayorista que avanzó a $148,58 por unidad se redujo a 89,8 por ciento.

Por su parte, la paridad bursátil de contado con liquidación se estabilizó en los $309 después de haber tocado un piso de $306 al mediodía, y un máximo de $315 por la mañana.

En lo que respecta al dólar “turista”, que percibe un recargo del 30% por el impuesto PAIS más un 45% como percepción por el adelanto del Impuesto a las Ganancias, cerró negociado a a $272,35 y quedó a menos de diez pesos del dólar libre.

Publicidad

El Presidente del BCRA, Miguel Ángel Pesce, habló este martes en la Cámara de Diputados para defender el Presupuesto y descartó una devaluación “brusca” durante el año que viene.

“En un país con 36% de pobreza, el camino de contraer la demanda por recesión tiene consecuencias sobre el tejido social que son muy delicadas. El camino de la apertura económica es imposible de recorrer, porque no cuenta con financiamiento externo. Queda el camino del crecimiento”, detalló.

Luego, desarrolló las previsiones del Gobierno. “No estamos esperando ningún shock externo para 2023, no está previsto ningún salto devaluatorio, allí tenemos dos componentes importantes que afectan la inflación. Y estamos esperando que los aumentos de demanda que se están dando dejen de ser respondidos con precios sino con más producción”.

Y agregó: “Además, para los que tienen visiones más monetaristas, el año que viene vamos a tener una monetización del déficit (emisión monetaria) que es la menor desde 2015. Por eso creemos que la inflación va a ubicarse en el orden del 60%”.

Publicidad

Tras negar una “modificación brusca del tipo de cambio”, Pesce aclaró que la devaluación será “acorde a los niveles de inflación”.

Continuar leyendo

Economía General

Polémico proyecto propone que el Estado gestione los alquileres de viviendas vacías

Aquellos departamentos o casas de la Ciudad que estén por más de 90 días sin ser usadas podrían entrar en el Sistema Alquiler Protegido por el cual el Estado lo alquilar por una módica suma; el proyecto de ley fue presentado por Gervasio Muñoz, de la Federación de Inquilinos Nacional

Un proyecto de ley presentado en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires por el presidente de la Federación de Inquilinos Nacional, Gervasio Muñoz, propone que toda vivienda que no esté habitada durante el lapso de 90 días sea puesta a disposición del Estado de la Ciudad para que la ponga en alquiler a un tercero por una módica suma.

El argumento principal de Muñoz es que existe una alta cantidad de viviendas ociosa en la Ciudad de Buenos Aires. Por ejemplo, desde la organización de inquilinos explicaron que, según el Censo de 1991, había 40.000 viviendas vacías. Ese mismo número creció hasta las 341.000 en 2010, dejando a la Ciudad de Buenos Aires primera en el ranking de cantidad de viviendas libres por habitante.

Ley de Alquileres y reforma del Consejo de la Magistratura: no habrá debate en Diputados hasta agosto

Según la organización liderada por Muñoz, hoy el número total de viviendas vacías es aún mayor. Según sostienen los autores del proyecto de ley que fue presentado en la Legislatura, existen unas 500.000 unidades en alquiler.

Publicidad

Los tres puntos destacados del proyecto

gervasio-munoz

Gervasio Muñoz, Presidente de la Federación de Inquilinos Nacional

1- Vivienda vacía: toda vivienda vacía por más de 90 días ingresa de forma obligatoria al Sistema de Alquiler Protegido.

2-Sistema Alquiler Protegido: las viviendas que ingresen al alquiler protegido serán alquiladas y administradas por el IVC (Instituto de la Vivienda). El precio del alquiler será equivalente al 1% del valor fiscal (valuación que estipula el Gobierno porteño para las propiedades).

3-Herencia vacante: las viviendas con herencia vacante deberán ingresar al Sistema de Alquiler Protegido.

Continuar leyendo

Economía

Desde estufas hasta palos de golf: el Gobierno restringió más las importaciones

La secretaría de Comercio publicó una resolución en la que amplió el listado de productos con licencias no automáticas

En un contexto de preocupante escasez de divisas, cada dólar cuenta para el ministerio de Economía que volvió a agregar trabas a más bienes importados quitándoles las licencias no automáticas.

La medida fue comunicada por la secretaría de Comercio en una resolución publicada este martes en el Boletín Oficial: “Se ha identificado una serie de bienes respecto a los cuales, en función de la actual coyuntura económica, resulta indispensable evaluar sus respectivos flujos comerciales“.

De esta forma, una importante lista de bienes que provienen del exterior ahora serán más difícil conseguirlos ya que ahora deba ingresar al país con licencias no automáticas lo que implica que el importador deberá tener la aprobación del Banco Central para poder pagar en dólares la mercadería.

“A partir del análisis de la actual situación económica y productiva, se estima que existen innumerables Licencias para la Importación que no representan necesidad ni urgencia para su ingreso al país”, se agrega en la resolución.

Publicidad

Entre los bienes que se ven afectados por la nueva resolución, la secretaría al mando de Matías Tombolini señaló: “Que sin resultar taxativa su enumeración, resulta pertinente señalar que elementos como hidrolavadoras, palos de golf, skies y patines de hielo, son algunas de las licencias que ameritan el cambio propiciado en la presente resolución”.

En la lista también hay pelotas de golf, freidoras y cacerolas, pilas, lámparas Led, encendedores, destructoras de documentos hasta destructores de billete, impresoras, netbook, estufas, motores de barco fuera de borda e infladores de bicicleta. Sorpresivamente también figuran alimentos, golosinas y algunas bebidas alcohólicas.

Las consecuencias para los productos con las licencias no automáticas

Con la nueva resolución, los productos incluidos en la lista que busquen ser importados al país ahora requerirán del visto bueno del Banco Central para realizar el pago en dólares. Ahora su aprobación demorará hasta 60 días cuando las licencias automáticas lo hacen en 72 horas y, a su vez, habrá cupos, que en general son otorgados en forma arbitraria.

Publicidad
Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR