Causa ex Ciccone

Boudou deslinda responsabilidades en “las facultades discrecionales” de Echegaray por el caso Ciccone

El número dos del Poder Ejecutivo indicó que el salvataje de Ciccone "fue producto de una decisión judicial" y apuntó al rol del titular de la AFIP en la reestructuración de la deuda de la imprenta

viernes 7 de febrero de 2014 - 4:37 pm

El vicepresidente Amado Boudou aseguró hoy a la Justicia que no participó del trámite del levantamiento de la quiebra y beneficios fiscales para la ex Ciccone Calcográfica SA cuando era ministro de Economía, le atribuyó responsabilidad en el salvataje al jefe de la AFIP, Ricardo Echegaray, y pidió su sobreseimiento en la causa.

“No emití opinión ni dictamen alguno, tanto respecto al levantamiento de la quiebra de Ciccone, como a la quita de intereses y plan de facilidades de pago solicitado por la fallida”, aseguró en un escrito que presentó al juez Ariel Lijo. [pullquote position=”right”]Boudou deslinda responsabilidades en “las facultades discrecionales” de Echegaray por el caso Ciccone[/pullquote]

El número dos del Poder Ejecutivo indicó que el salvataje de Ciccone “fue producto de una decisión judicial” así como “de las facultades discrecionales que posee el Administrador Federal de Ingresos Públicos”, es decir Ricardo Echegaray.

“Así, además, fue sostenido por el Administrador Federal de Ingresos Públicos al momento de contestar el pliego de preguntas que el señor Juez le remitiera”, subrayó.

Por consiguiente, conjeturó Boudou, “ningún delito pudo haberse cometido cuando los hechos investigados fueron llevados a cabo dentro del ámbito de lo permitido y conforme los procesos indicados para cada caso”.

No obstante, el vicepresidente desmintió haberse reunido con los Ciccone, familiares ni allegados: “Jamás me reuní (…), no tomé ningún café con ellos, ni compartí un almuerzo, ni jamás me relacioné con ellos de manera personal; y mucho menos intervine en sus negocios o en sus necesidades de índole comercial y/o financiera”.

Boudou afirmó “fehacientemente” su versión de que “no participé de ninguna reunión en TELEFE, ni en ningún otro lugar con los señores Reinwick y Ciccone”, así como tampoco “les indiqué que hablaran con nadie en mi nombre, ni que ninguna persona me representaría en alguna gestión”.

“Este intento por relacionar al suscripto con algunos de los personajes que habrían participado en la gestión para el saneamiento de la ex Ciccone Calcográfica, no es el primero; y como las otras falsedades que se han divulgado, carece de sustento probatorio alguno”, añadió.

También descalificó los testimonios de los hermanos Ciccone y otros declarantes en la causa al tildarlos de “versión guionada”, y se mostró molesto por lo que llamó “transcendidos periodísticos” en medios de comunicación y “la sorpresiva aparición de operaciones”.

COMENTARIOS