Detrás de escena

En medio del temporal, Boudou socorrió a una mujer en Tribunales

Al salir del edificio, el vice era seguido por camarógrafos, periodistas y custodios que empujaron a una joven que subía las escaleras del edificio y cayó al piso; inmediatamente, Boudou ayudó a la chica y se quedó a su lado

viernes 7 de febrero de 2014 - 4:29 pm

El vicepresidente Amado Boudou estuvo hoy por primera vez cara a cara con el juez federal Ariel Lijo, quien lo investiga por el caso Ciccone, en un encuentro de carácter protocolar que duró 15 minutos.

Pero, además, el presidente del Senado se convirtió en un improvisado socorrista, al auxiliar a una joven que se cayó en las escalinatas de la sede tribunalicia por el tumulto que provocó su saluda del edificio.

La de hoy fue la segunda vez que Boudou se presentó en los tribunales de Comodoro Py 2002, en Retiro, ya que en marzo de 2012 había hecho lo mismo para ratificar una denuncia ante el juez Daniel Rafecas -el primero que lo investigó por el caso Ciccone- por el presunto hackeo de su cuenta de mail. [pullquote position=”right”] En medio del temporal, Boudou socorrió a una mujer en Tribunales[/pullquote]

Boudou llegó a las 11.15 a Comodoro Py con sus abogados, Diego Pirota y Eduardo Durañona, y su custodia oficial, y se dirigieron al tercer piso del edificio donde el juez tiene su despacho.

Lijo se enteró por los medios de la visita de Boudou y se sorprendió cuando su secretario judicial le dijo en qué lugar del juzgado se encontraba el vice: “Está en la mesa de entradas”.

Tras la reunión, Boudou bajó al hall de la sede de Comodoro Py, donde le relató a los medios los motivos de su presentación, y al retirarse -sin contestar preguntas- fue protagonista de un incidente inesperado.

Al salir, Boudou era seguido por camarógrafos, periodistas y custodios que empujaron a una joven que subía las escaleras del edificio y cayó al piso.

Boudou, en plena lluvia, se acercó a la joven, la levantó y la ayudó a ingresar al edificio para sentarse en un banco y preocuparse por cómo estaba.

“Por favor, hagan lugar para que haya aire”, pedía Boudou, que se quedó con la mujer hasta que llegó un médico para revisarla.

COMENTARIOS