Tragedia de Barracas

Las desgarradoras palabras de la madre de la joven bombero fallecida ayer

"Venía zafando, la Virgen la venía protegiendo, pero bueno, Anahí murió como ella quiso, haciendo lo que quiso", aseguró Ana María Becker

jueves 6 de febrero de 2014 - 11:59 am

Ana María Becker, madre de Anahí Garnica, la bombero fallecida ayer en el incendio y derrumbe de un depósito en el barrio porteño de Barracas, lamentó esta mañana que “Dios se la llevó rápido, muy temprano”, pero se consoló en que su hija “lo poco que vivió, lo vivió feliz”.

“Hay que estar en una familia de bomberos. Tuve a mi marido bombero, la tenía a Anahí bombero, y tengo a otro hijo, más chico, que está haciendo la carrera de bombero”, expresó la mujer. [pullquote position=”right”]Las desgarradoras palabras de la madre de la joven bombero fallecida ayer[/pullquote]

Anahí, una de las nueve víctimas que dejó la tragedia de ayer, tenía 29 años y era subinspectora del Cuerpo de Bomberos de la Policía Federal Argentina; fue la primera mujer en ingresar como bombero a esa fuerza.

“Venía zafando, la Virgen la venía protegiendo, pero bueno, Anahí murió como ella quiso, haciendo lo que quiso. Siempre salía con adrenalina y emoción, me contaba que era ‘espectacular’ su trabajo”, la recordó Becker en diálogo con radio América.

Emocionada, la mujer contó que Anahí “no quería que la saquen de la guardia. Y le tocó. La veía feliz, y si estaba feliz, apoyaba que hiciera lo que le gustaba. Estudiaba también arquitectura, pero era algo secundario, porque su vocación era estar con los demás, al servicio de los demás. Yo apoyaba mucho, rezaba por ella, pero otra cosa no podía”.

Luego de destacar que “era familiera, porque decía de salir de vacaciones todos juntos, alentaba a sus hermanos y a su papá para salir todos juntos”, Becker enfatizó sobre su hija: “Vivió feliz, poco, porque Dios me la llevó rápido, muy temprano, pero lo poco que vivió, vivió feliz”.

COMENTARIOS