Seguinos en nuestras redes

Judiciales

La Fiscalía pedirá hoy la indagatoria para Boudou por el caso Ciccone

El fiscal también le pedirá al juez Ariel Lijo que cite como acusados a Ricardo Echegaray y la familia Ciccone

El año judicial empezó con una muy mala noticia para Amado Boudou: después de dos años de una investigación que tiene en vilo al vicepresidente, el fiscal del caso Cicconepreparó un pedido de indagatoria en su contra y planea presentarlo hoy.

El borrador que terminó de redactar Jorge Di Lello no sólo alcanza al vicepresidente. También le solicita al juez Ariel Lijo que cite como acusado al jefe de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP),Ricardo Echegaray. En ambos casos, c omo presuntos autores del delito de “negociaciones incompatibles” con sus cargos de funcionarios, según señala el diario La Nación.

El argumento del fiscal es que Boudou, cuando era ministro de Economía, “se interesó” indebidamente en el trámite del levantamiento de la quiebra de la ex imprenta Ciccone Calcográfica. No lo acusará de haber sido su dueño en las sombras, pero sí de haber intervenido en el plan ideado para salvar a la empresa y para contratar después desde el Estado la fabricación de billetes.[pullquote position=”right”]La fiscalía pedirá hoy la indagatoria para Boudou por el caso Ciccone[/pullquote]

En cuanto a Echegaray, la acusación en su contra consiste en haberle dado un trato impositivo preferencial a la nueva Ciccone.

Boudou ya sabe que hoy pedirán su citación. Lo llamaron sus abogados ayer. Eduardo Durañona, uno de ellos, había estado por la mañana en la fiscalía. Más de media hora, en una reunión a puertas cerradas.

Una vez que el escrito esté presentado, el juez decidirá si hace lugar a las citaciones. La lista de los candidatos a ser indagados que preparó la fiscalía incluye también a otras nueve personas; entre ellas, Nicolás Ciccone, el fundador de la imprenta, y dos yernos suyos; el socio de Boudou José María Núñez Carmona, y el supuesto testaferro del vicepresidente, Alejando Vandenbroele.

Lijo no tiene plazo para contestarle al fiscal; ni siquiera tiene la obligación de hacerlo. “Vamos a leer el escrito que presente y después estudiaremos la situación”, dijo, sin ningún ánimo revelador, una fuente del juzgado.

Este escrito no responde al plan que había diseñado el juez para la causa. Lijo tiene ordenada una serie de declaraciones de testigos que termina en mayo. No planeaba llamar a los acusados todavía. Es posible que su cronograma se vea alterado por esta presentación, pero nadie imagina una indagatoria del vicepresidente de urgencia. Mucho menos de Echegaray, que para el juez tiene carácter de testigo, no de acusado; lo mismo que los Ciccone.

El pedido de indagatoria golpea al vicepresidente en su costado más débil. Esta causa, que lo tiene amenazado desde hace dos años, no sólo limitó su proyección política y frustró sus aspiraciones de suceder a la Presidenta; fue determinante para que lo relegaran de la toma de decisiones y quedara limitado a una función poco más que protocolar.

La existencia de un borrador que pedía la indagatoria del vicepresidente era, ayer temprano, un secreto; al mediodía, un rumor, y por la tarde, un dato dado por cierto en los pasillos de Comodoro Py por todos los interesados en el caso. Hasta antes de la feria, era algo insospechado. Di Lello está lejos de ser considerado un fiscal opositor. Es un peronista que estuvo preso en los 70 por participar de la lucha armada, que siempre tuvo buen diálogo con el Gobierno y que históricamente llevó todas sus causas sensibles con perfil bajo, con la abierta intensión de no levantar el tono político de los expedientes judiciales.

“No tengo alternativa”, le dijo ayer a un colega. Di Lello no tenía previsto complicarle la vida ahora a Boudou, pero entendió que no le quedaba otra opción cuando Lijo decidió citar a los Ciccone en condición de testigos, la defensa de Boudou cuestionó esta medida y él tuvo que opinar. No compartía la visión del juez. Tampoco quería avalar las pretensiones de la defensa del vicepresidente. Consideró que eso lo forzaba a dejar por escrito qué rol le daba él a cada uno de los involucrados.

Entre los argumentos que Di Lello planea esgrimir para que se cite a Boudou está también la necesidad de que pueda defenderse y se defina su situación, máxime dado su cargo y toda la información que ha circulado sobre él, relató una fuente que conoce los planes de la fiscalía.

Di Lello no tiene previsto hacer propia la versión de los Ciccone, que señalaron a Boudou como el hombre que les robó su imprenta. Para el delito de “negociaciones incompatibles” basta con que el funcionario se haya interesado “en miras de un beneficio propio o de un tercero”, en cualquier contrato u operación” en la que hubiera intervenido por su cargo. Alcanza con una acusación más suave.

La defensa de Boudou no esperaba enfrentar un pedido de indagatoria; al menos, no todavía. Su abogado Diego Pirota dijo ayer: “Considero innecesaria la convocatoria cuando Boudou ya ha dado las explicaciones en la causa voluntariamente”. Pero parecía más enojado con Lijo. “El fiscal está actuando en respuesta a la serias irregularidades procesales cometidas por el juzgado, particularmente la decisión de citar como testigos a quienes resultan imputados por el fiscal”, declaró Pirota a LA NACION en referencia a los Ciccone, que declararon en diciembre y complicaron mucho la suerte de Boudou.

Judiciales

Confirmaron la fecha de inicio del juicio a los rugbiers que asesinaron a Fernando Báez Sosa

Será el 2 de enero de 2023. La familia del joven asesinado a golpes a principios de 2020 esperaba que la instancia oral comenzara antes del segundo semestre del año que viene. La carátula contra los acusados reza “homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas”

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) n° 1 de Dolores finalmente confirmó la fecha de inicio del juicio a los ocho rugbiers que asesinaron a golpes a Fernando Báez Sosa, el 18 de enero de 2020 en Villa Gesell. Pero en vez de traer alivio, la familia lo vive como un golpe porque tendrán que esperar al 2 de enero, no del próximo año, sino del 2023. Aún así, no pierden la esperanza de que se hará justicia.

“Necesitamos que determinen a los culpables y que paguen si es posible con la perpetua. Necesitamos que esto quede en la retina de todos los padres, de todos los argentinos lo que hicieron estos muchachos; porque yo todavía no entiendo porqué a mi hijo. No puede ser que pibes de la edad de mi hijo tuvieran tanta maldad en la cabeza o en la sangre para hacer eso. Para mi es imperdonable”, dijo Silvino, el padre de Fernando Báez.

La carátula que enfrentan los imputados es “homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas”, delito que prevé la prisión perpetua, y las pruebas son elocuentes. Es por ello que la familia apuntaba a dar inicio a la instancia oral antes del segundo semestre de 2022. Sin embargo, en la burocracia del sistema judicial no se encontró un espacio en la agenda, por lo que se decidió posponer la causa 14 meses.

“Teniendo todas las pruebas, tenés que esperar igual. Los familiares de la víctima no tienen Justicia, tenés que estar peleando todo esto con dolor en el alma. En ese sentido, los asesinos tienen más privilegios”, cuestionó Silvino. “Mi hijo fue asesinado en el 2020 y tengo que esperar tres años para que esto se concrete. Espero que la fecha quedé ahí, que no se la mueva más porque necesitamos que esto se ponga serio”, reclamó.

Cómo será el juicio

El proceso constará de 22 audiencias a realizarse de lunes a viernes durante el período de feria judicial, y prestarán testimonio 130 testigos ante el tribunal compuesto por los jueces María Claudia Castro, Christian Rabaia y Emiliano Lázzari.

De acuerdo con la elevación a juicio ordenada en febrero por el juez de Garantías 6 de Gesell, David Mancinelli, y confirmada en abril por la Cámara de Apelación y Garantías de Dolores, enfrentarán el proceso oral Máximo Thomsen (21), Ciro Pertossi (21), Luciano Pertossi (19), Lucas Pertossi (22), Enzo Comelli (21), Matías Benicelli (21), Blas Cinalli (20) y Ayrton Viollaz (22). Los otros dos imputados en principio, Juan Pedro Guarino (19) y Alejo Milanesi (20), fueron sobreseídos de la causa.

La prensa tendrá acceso a las audiencias, con la excepción de que por pedido expreso de las partes alguna jornada se realice a puertas cerradas.

Continuar leyendo

Judiciales

Causa Oil: el fiscal pidió prisión para Echegaray, De Sousa y Cristóbal López

Juan García Elorrio reclamó penas superiores a los cuatro años para cada uno de los imputados; los acusó de “defraudación en perjuicio de la administración pública”

Novedades en la causa Oil Combustibles: el fiscal Juan García Elorrio pidió condenar a cuatro años y ocho meses de prisión al ex titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, y a cuatro años y cuatro meses de prisión a los empresarios Fabián De Sousa y Cristóbal López.

Según informó la agencia Noticias Argentinas, el fiscal los acusó de “defraudación en perjuicio de la administración pública” y en ese contexto pidió que Echegaray sea condenado además a la inhibición perpetua para ejercer cargos públicos y al decomiso de bienes de López y De Sousa.

García Elorrio cuantificó la deuda del grupo empresario en unos 5.900 millones de pesos, unos dos mil millones menos que los ocho mil por los que fueron originalmente imputados.

Por su parte, los empresarios argumentan que esa deuda estaba documentada y los planes de pago se estaban cumpliendo en tiempo y forma hasta que, con el cambio de autoridades de la AFIP, fueron dejados de lado para impulsar una causa penal en su contra.

A lo que el fiscal replicó que Oil Combustibles era la empresa recaudadora del Grupo Indalo para financiar nuevas inversiones a través de la evasión del impuesto a los combustibles, “que no se pagaba en tiempo y forma”.

Continuar leyendo

Judiciales

Pidieron 17 años de prisión para el hijo de uno de Los Nocheros por dos casos de violación

Está acusado de violar a una nena de 10 años y de forzar a una joven de 19 junto a dos amigos cuando estaba ebria. Piden 17 años para Teruel y 8 para los coautores del segundo caso

La Fiscalía de Salta que investiga a Marco Lautaro Teruel (30), hijo de un integrante de Los Nocheros, por dos causas de violación, pidió este jueves que se le otorguen diecisiete años de prisión. En la primera, se trata del abuso sexual de una menor; mientras que en la segunda se lo acusa de forzar a una joven en coautoría con dos amigos, Silvio Ezequiel Rodríguez y Gonzalo Isaac Farfán, para quienes se pide ocho años de cárcel.

Así lo solicitó el fiscal de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual de Salta, Federico Obeid, amparándose en los artículos 40, 41, 12, 29 y 45 del Código Penal. Además se aseguró de pedir que Teruel quede exento del beneficio de la prisión domiciliaria.

Primera causa
Teruel está acusado de “abuso sexual con acceso carnal agravado por el grave daño en la salud de la víctima, en concurso ideal con exhibiciones obscenas agravadas continuadas, en concurso ideal con corrupción doblemente agravada por tratarse de una menor de 13 años y por mediar engaño”. Al momento de los hechos, la menor tenía apenas 10 años y los abusos se perpetraron hasta sus 13. Actualmente la víctima tiene 18. Según relató Obeid, Teruel cometió el delito “con grado de certeza” ya que él contaba con la mayoría de edad.

“En su vivienda, el acusado llevó a la víctima de la primera causa al baño de arriba para mostrarle un juguetito”, recordó el fiscal sobre el testimonio del horror que vivió la niña. De ese modo, “pudo advertirse la corrupción de menores agravada, ya que la víctima, la primera vez que ocurrió el abuso, fue engañada”. En su intervención, el fiscal agregó las secuelas que la joven hasta el día de hoy padece, reveladas en las pericias psiquiátricas que le practicaron.

Segunda causa
La carátula contra Teruel advierte: “abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido por dos o más personas”, en coautoría con Rodríguez y Farfán. Fue orquestado, avalado y acordado por los tres. El primero en tomar por la fuerza a la víctima fue Teruel. La joven de 19 años en ningún momento dio su consentimiento, e intentó defenderse cuando tomó consciencia de lo que estaba pasando.

El fiscal sostuvo que “hubo un común acuerdo de los acusados en acceder carnalmente a la víctima”. “Teruel fue consciente de que la víctima estaba ebria para accederla mientras estaba con el coimputado Rodríguez“, dijo. Y continuó: “No quedan dudas de que la situación fue frenada por la víctima cuando se dio cuenta de lo que sucedía. Mientras, Farfán esperaba su turno afuera de la habitación”. “No queda ninguna duda de que los tres acusados tuvieron el dominio sobre el inicio, el desarrollo y el desenlace de la acción. Los tres pudieron interrumpir el curso causal de la acción. Compartieron el dolo. La conducta habla de que hubo un acuerdo de voluntades. Queda claro que hay una coautoría”, dijo contundente.

Según fuentes judiciales salteñas, el veredicto se conocería la semana entrante.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR