Política

Cristina, luego del reto, recibió a Caló y bajó tensión con sindicatos amigos

jueves 6 de febrero de 2014 - 8:19 am

Cristina de Kirchner recibió ayer al secretario general de la CGT oficialista, Antonio Caló, luego de haberlo cuestionado severamente en el acto que encabezó el martes por sus dichos sobre la situación actual de los trabajadores. El encuentro estaba previsto desde el fin de semana para hoy, pero se adelantó frente al malestar que causó en todo el arco sindical el reto de la mandataria. Cerca de Caló admitieron, incluso, que el metalúrgico amagó con renunciar a la jefatura de la central obrera tras los señalamientos de Cristina.

Caló recibió ayer una llamada del secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, para pedirle de urgencia que fuese a un encuentro a las 19 con la mandataria en la quinta de Olivos. Para entonces, Cristina sabía que desde la CGT opositora, de Hugo Moyano, hasta la CTA de Hugo Yasky, del todo alineada con el Ejecutivo, se habían multiplicado las voces de solidaridad con el jefe metalúrgico.

Es que Cristina le reprochó en la cara, en el acto del martes, por haber dicho que había trabajadores que pasaban hambre y también cuestionó a los sindicatos por entender que no habían prestado colaboración con el monitoreo de los acuerdos de precios.

Una ola de malestar sindical no parecía ser el mejor escenario para la etapa inmediatamente anterior al inicio de la ronda de paritarias, prevista para fines de este mes. Sobre todo, cuando desde el sindicalismo opositor presionan por sumas fijas para compensar la inflación de los últimos meses y mencionan porcentajes de incremento que superan holgadamente el 30 %.

El propósito de la reunión entre Cristina y Caló fue bajar el nivel de tensión antes del encuentro que mantendrán este mediodía los principales referentes de la CGT oficialista en el gremio de los taxistas.

Barrionuevo fue más allá y sostuvo que “la inmensa mayoría está pensando (que) cuanto más pronto 2015, mejor” y que “si en el kirchnerismo tienen miedo de irse antes, es porque seguro se van a ir antes”.

Moyano, de paso, concurrió ayer junto a otros sindicalistas disidentes de su CGT y de la “Azul y Blanca”, deBarrionuevo, al denominado Foro de Convergencia Empresarial en el predio de La Rural, en Palermo, un nucleamiento con fuerte presencia de las entidades del campo y de cámaras empresarias que mantienen distancia con el Gobierno.

COMENTARIOS