Papa Francisco

Francisco pide que ayuden a Cristina y le permitan terminar el mandato

El sumo pontífice argumenta su idea de sostener a Cristina desde el lugar en que los golpes institucionales son siempre un mazazo para los más pobres, que sufren como nadie los aumentos de precios y el desabastecimiento de los comercios

jueves 6 de febrero de 2014 - 6:59 am

En medio de lo que evidentemente es una crisis de estabilidad política de Cristina Fernández, el Papa Francisco llama a diario a dirigentes y empresarios argentinos para pedirles que no comploten contra la presidenta y le permitan terminar el mandato.

En la ronda de llamados entraron dirigentes opositores como Sergio Massa y sindicales. Estos últimos, tanto oficialistas como opositores, desfilaron por el Vaticano en este año y la mayoría tuvieron sus audiencias. A todos y cada uno le manifestó la importancia de unir a todas las centrales gremiales, pero no cree conveniente que esa unión sirva para “pinchar” y presionar sobre la acual gestión. [pullquote position=”right”]Francisco pide que ayuden a Cristina y le permitan terminar el mandato[/pullquote]

Uno de los que se confesó su amigo fue Luis Barrionuevo, el gastronómico que promociona la unión de la CGT y se anima a decir que Cristina quiere irse. El dato no puede ser ignorado por algún aventurado con intenciones de anticipar la salida de Cristina: si lo logra, podría recibir un rechazo público de Francisco, una figura de mucho respeto internacional.

El sumo pontífice argumenta su idea de sostener a Cristina desde el lugar en que los golpes institucionales son siempre un mazazo para los más pobres, que sufren como nadie los aumentos de precios y el desabastecimiento de los comercios minoristas.

El diálogo de Cristina con Bergoglio es frecuente. Durante su internación, la jefa de Estado lo llamaba a diario y le informaba de su estado de salud, que a veces era desconocido para el resto de los argentinos. Desde el Vaticano, el Papa sigue la actualidad argentina como la de ningún otro país. Prioriza las cartas que llegan del país y se comunica por teléfono y por mail con los dirigentes que lo contactan.

Su próxima visita al país será en 2016, para presidir el Congreso Eucarístico Nacional en el bicentenario de la Independencia.

COMENTARIOS