Economía

Vuelve lo importado: crece el ingreso de alimentos, ropa y electro para bajar la inflación

Cada vez más sectores están viendo una mayor penetración de la competencia del exterior. El macrismo piensa en domar precios. Entre los empresarios hay inquietud

jueves 21 de abril de 2016 - 8:36 am

En búsqueda de bajar la inflación, el Gobierno vuelve a abrir el manejo de las importaciones. “Era una tranquera que estaba cerrada con un candado. Y ese candado lo terminó abriendo Macri”.  Así se refirió el presidente de una cámara industrial a la política que está implementando la actual gestión. [pullquote position=”right”]Vuelve lo importado: crece el ingreso de alimentos, ropa y electro para bajar la inflación[/pullquote]

Según indica el portal iProfesional, en los supermercados de la Argentina ya es posible encontrar cajas de té del Reino Unido, chocolates de Suiza, quesos y mermeladas de Francia, snacks y aderezos de EstadosUnidos, además de aceites de oliva y fiambres de Italia.

Este movimiento está excediendo a los productos gourmet: datos del SENASA revelan que, poco a poco, se han ido incrementando las importaciones de pescado, pollo y hasta de carne de cerdo.

Esta tendencia también alcanza a bienes industriales. En los catálogos de las cadenas de retail, por ejemplo, comenzó a observarse una mayor presencia de lavarropas, heladeras y otros artículos del hogar procedentes tanto de Brasil como del sudeste asiático.

En los locales de ropa, en tanto, industriales advierten que de los percheros –antes cargados de prendas nacionales- ahora cuelgan cada vez más productos traídos mayormente de China,India y Vietnam.

Entre los empresarios hay mucha inquietud. Saben que en el macrismo se mantiene firme la idea de la importación como aliada en la lucha contra la inflación.

De hecho, el propio manadatario lo había dejado en claro a fines de diciembre cuando advirtió a los industriales que, “en caso de que no veamos un acompañamiento, entonces recurriremos a abrir las importaciones para traer una oferta adicional que corrija el problema de los precios”.

Sin embargo, desde el Gobierno saben que es una estrategia de doble filo, dado que abrir el grifo impacta en el nivel de actividad.

COMENTARIOS