Dólar futuro

Sin saludo y con cánticos: cómo fue el cara a cara entre Cristina Kirchner y Claudio Bonadio

Cristina Kirchner habló durante unos cinco minutos y rehusó responder preguntas del tribunal; en un momento dado, se retiró al baño sin cruzarse con Bonadio y cuando regresó, el magistrado ya no estaba

miércoles 13 de abril de 2016 - 2:20 pm

El juez federal Claudio Bonadio y la ex presidenta Cristina Fernández no tuvieron contacto de ningún tipo durante la indagatoria, ni siquiera se saludaron ni cruzaron miradas, pero durante la audiencia llegaron desde el pasillo ecos de cánticos que asemejaban a una tribuna futbolera.

El juez llegó al acto de la indagatoria cuando una secretaria ya le había leído los hechos que se le imputan a la ex jefa de Estado. Accedió al despacho de la secretaria por una puerta ubicada a espaldas de donde estaba sentada la ex Presidenta y cortó el ambiente con un “buenos días”, que la ex mandataria no respondió, ni tampoco movió la cabeza en dirección al saludo.  Sí lo hizo su abogado presente en la indagatoria, Carlos Beraldi, designado esta misma mañana aunque en las afueras del tribunal también estaba el ex juez de la Corte Raúl Zaffaroni, una suerte de asesor en las sombras de la ex jefa del Estado. [pullquote position=”right”]Sin saludo: cómo fue el cruce entre Cristina Kirchner y Claudio Bonadio[/pullquote]

Cristina Kirchner habló durante unos cinco minutos y rehusó responder preguntas del tribunal; en un momento dado, se retiró al baño sin cruzarse con Bonadio y cuando regresó, el magistrado ya no estaba.

“Bonadio, la concha de tu madre, Cristina es del pueblo y no la toca nadie”, o “che gorila, che gorila, no te lo decimos más, si la tocan a Cristina, qué quilombo se va a armar”, corearon unas 30 personas amuchadas junto a periodistas en el vestíbulo de acceso al cuarto piso de los tribunales de Comodoro Py 2002.

Tanto al llegar cuanto al retirarse, la ex jefa del Estado se detuvo a saludar, vidrio de por medio, a un grupo de unas 40 personas que la aguardaban en el vestíbulo (eran más de 200 cuando se retiró, minutos antes de las 11).

Los cánticos de cancha se mezclaron con el acompañamiento de la canción “Aguante Morocha”, casi un ícono kirchnerista, que se filtraba por los ventanales e invadía el ámbito de la indagatoria, generando un acompañamiento coral de los manifestantes, en su mayoría empleados del Poder Judicial.

DyN

COMENTARIOS