Economía Argentina

Julio De Vido acusó al presidente de Shell de “dolarizar el precio de las naftas”

El ministro de Planificación Federal embistió contra Juan José Aranguren, luego de que éste dispusiera un aumento del 12% en los combustibles vendidos por la empresa anglo-holandesa

martes 4 de febrero de 2014 - 11:58 am

En medio del aumento de precios de las naftas que llevó adelante la empresa Shell desde este lunes, el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, acusó al presidente de la petrolera, Juan José Aranguren, de “dolarizar” el precio de los combustibles en el país y agregó que este “añora el modelo neoliberal”. [pullquote position=”right”]De Vido acusó al presidente de Shell de “dolarizar el precio de las naftas”[/pullquote]

El funcionario explicó: “Aranguren sigue pensando que la rentabilidad de los combustibles que produce en Argentina en pesos, con salarios e insumos en pesos, debe estar dolarizada, como si los vendiera en el mercado global y no a los consumidores argentinos”.

De Vido, mediante un comunicado, expresó que “de ninguna manera” lo sorprende el accionar del titular de Shell, ya que “hace pocos meses ya había señalado que iba a esperar a que cambie el Gobierno para decidir si hace inversiones (…) Pero no explicó qué política quería ni tampoco si era una postura personal como empleado jerárquico de la compañía, o una directiva de sus superiores en el Reino Unido”.

Además, el ministro enfatizó: “Aún teniendo la concesión de yacimientos con enorme potencial, como Cruz Lorena, Sierras Blancas y Aguila Mora, que le permitirían abastecer con petróleo propio su refinería con la consiguiente mejora en la competitividad de costos en los precios de los combustibles, Shell informa públicamente que posterga estas inversiones porque no le gusta el Gobierno”.

Para el funcionario público, la decisión de Shell de aumentar un 12 por ciento el precio de los combustibles, “muestra una vez que su única estrategia es añorar la vuelta al modelo neoliberal de energía dolarizada, que llevó al país a la mayor crisis de su historia con 54 por ciento de pobreza y dos dígitos de desocupación, mientras que varias compañías multinacionales, entre ellas esta empresa, obtuvieron fabulosas ganancias”.

COMENTARIOS