Judiciales

Avanza causa contra De Vido, por escándalo en Brasil: piden sus movimientos migratorios

Semanas atrás se conoció a través del diario Folha de Sao Paulo que un "arrepentido" brasileño apuntó contra el exministro De Vido y el exfuncionario menemista Roberto Dromi por la adquisición de Transener en 2006 por parte de la empresa Electroingeniería

lunes 4 de abril de 2016 - 12:37 pm

El ex ministro de Planificación Federal durante el kirchnerismo, Julio De Vido, se encuentra asediado por un nuevo frente judicial: en la Argentina avanza una causa que investiga presuntas coimas que habrían existido para vender acciones de Petrobras a Electroingeniería, una compañía aliada al kirchnerismo. [pullquote position=”right”]Avanza causa contra De Vido, por escándalo en Brasil: piden sus movimientos migratorios[/pullquote]

El juez federal Sebastián Ramos decidió impulsar la investigación al requerir a la Dirección Nacional de Migraciones un informe con las entradas y salidas a la Argentina del ex ministro y actual diputado nacional del Frente para la Victoria.

El periodista Sergio Farella informó que, mediante oficio pidió a la Dirección Nacional de Transporte Aéreo, el juez pidió detalle de vuelos hechos por De Vido y demás investigados al exterior, así como a la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) los viajes de cabotaje entre 2005 y 2007.

Además, el magistrado Sebastián Ramos reclamó al Banco Central detalles sobre los movimientos bancarios de las cuentas de las empresas Electroingenieria y Enarsa, entre 2005 y 2007, cuando tuvieron lugar los presuntos hechos; así como operaciones comerciales hechas en el exterior.

La causa

Semanas atrás se conoció a través del diario Folha de Sao Paulo que un “arrepentido” brasileño apuntó contra el exministro De Vido y el exfuncionario menemista Roberto Dromi por la adquisición de Transener en 2006 por parte de la empresa Electroingeniería, cercana al kirchnerismo.

El lobbista Fernando Soares, o Fernando Baiano, uno de los arrepentidos en el caso que investiga coimas millonarias en Brasil, apuntó hacia De Vido y Dromi por la compra y denunció que se hicieron maniobras para evitar que las acciones se vendan a la empresa norteamericana Elton Park.

Un exdirectivo de Petrobrás, Néstor Cerveró, es otro de los arrepentidos y declaró en la Justicia de Brasiles pagó en 2007 unos 300 mil dólares de coima por esa venta. “El ministro Julio De Vido me convocó personalmente a su gabinete y determinó que sólo podríamos venderla para Eletroingeniería, empresa amiga”, dijo Ceveró al declarar en la Justicia brasilera, según replica el periodista Sergio Farella a la agencia Noticias Argentinas.

COMENTARIOS