Negocios con el Estado

Ricardo Echegaray, Lázaro Báez y Cristóbal López: ¿una asociación ilícita?

El ex titular de la AFIP tuvo un rol clave para que avanzaran sin control las maniobras irregulares de los grupos empresarios kirchneristas. Su salvoconducto político: actuó por orden de Cristina Kirchner

domingo 20 de marzo de 2016 - 9:19 am

El actual Presidente de la Auditoría General de la Naciión, Ricardo Echegaray, tuvo un rol clave para que avanzaran sin control las maniobras irregulares de los grupos empresarios kirchneristas: durante su gestión, la AFIP apañó y protegió a Cristóbal López y al propio Lázaro Báez. [pullquote position=”right”]Ricardo Echegaray, Lázaro Báez y Cristóbal López: ¿una asociación ilícita? [/pullquote]

Tal como informó el diario Clarín, al “zar” del juego le permitió tener (en forma interrumpida en los últimos cinco años) permanentes planes de privilegio para cancelar impuestos.

Por su parte, a Lázaro se le armó un equipo especial en la DGI, para tratar de “emprolijar” y “ordenar” el desorden total que tenían sus presentaciones fiscales de Austral Construcciones a causa de las facturas truchas y el investigado lavado de dinero en Hotesur.

Para explicar todas las ayudas, el ex titular de la AFIP recurre a un salvoconducto político: actuó por orden de Cristina Kirchner para beneficiar al “rey de las tragamonedas” y al ex bancario.

Tal como indicó el nombrado diario, la orden a la AFIP se la dio Carlos Zannini. Etchegaray le transfirió la operación a su segundo, Toninelli, quien a su vez colocó a su hijo, Federico, en el entorno de Báez para controlar las presentaciones y respuestas en el expediente de Hotesur.

Ambos –el ex jefe de la DGI y su hijo– se trasladaron a Río Gallegos varias veces, utilizando el propio avión de Lázaro Báez. En definitiva, el heno deja de ser significativo: los encargados de fiscalizar a Báez y a Hotesur habrían viajado en los aviones del supuesto testaferro de los Kirchner.

COMENTARIOS