3 de Febrero

Un día como hoy pero de 1959, Buddy Holly, Ritchie Valens y The Big Bopper mueren al estrellarse el avión en el que viajaban

"El día que murió la música": El 3 de Febrero de 1959 en Clear Lake, Iowa, fallecieron tres grandes del Rock'n' Roll en un desgraciado accidente de avión

domingo 2 de febrero de 2014 - 11:11 am

El día que murió la música se refiere al martes 3 de febrero de 1959, día en que los compositores y músicos de rock and roll, Buddy Holly, Ritchie Valens y The Big Bopper murieron en un accidente de aviación durante la gira que estaban llevando a cabo. Su avión de cuatro plazas Beechcraft Bonanza se estrelló en un campo de maíz en Clear Lake, Iowa.

250px-The_Day_the_Music_Died

En noviembre de 1959, después de una reunión en Lubbock, Texas, Buddy Holly decidió terminar relación con los integrantes de su banda The Crickets y su manager Norman Petty. Su carrera tenía un descenso al no lograr colocar un single en año y medio y se encontraba al borde de la bancarrota. En el transcurso de 1958 y 1959 escribió nuevas canciones. Formó una nueva banda con Waylon Jennings (bajo), Tommy Allsup (guitarra) y Carl Bunch (batería), con los que inició la gira “The Winter Dance Party” por 24 ciudades del noroeste de los Estados Unidos. La gira incluía además de Buddy Holly a The Big Bopper, Dion DiMucci con Dion and The Belmonts, el cantante Frankie Sardo y el joven cantante Ritchie Valens, quien con 17 años contaba con un hit sonando en la radio: Donna and la bamba.

El tour inició en Milwaukee, Wisconsin, el 23 de enero de 1959. Las dimensiones del viaje crearon un problema con la logística de la gira, ya que la distancia entre los recintos programados era considerable. Además, la calefacción del autobús se averió casi al inicio en Appleton, Wisconsin, y el invierno mermó la salud de los músicos, al punto en el que el baterista de Holly, Carl Bunch, tuvo que ser hospitalizado en Ironwood, Michigan. Dado que la banda de Holly daba apoyo al resto de los músicos, para los conciertos en Green Bay, Wisconsin y Clear Lake, Iowa, los mismos Buddy Holly, Dimucci y Valens tocaron la batería en reemplazo del músico enfermo.

La gira arribó a Clear Lake, Iowa, dado que los promotores de la gira lograron que Carroll Anderson, administrador del salón Surfball Ballroom, abriera una fecha de la gira la noche del 2 de febrero de 1959. Para entonces Buddy Holly estaba frustrado por que el autobús de la gira había sido cambiado por un autobús escolar, decidiendo alquilar una avioneta para viajar de Clear Lake hacia la siguiente programada en Moorhead, Minnesota. De esa forma podrían llegar más temprano, descansar y lavar su ropa.

Carroll Anderson contrató los servicios de The Dwyer Flying Service, una compañía de vuelos charter propiedad de Hubert Dwyer basada en el aeropuerto de Mason City, Iowa, para trasladar a los músicos a North Fargo, Dakota. La aeronave que los transportaría era una Beechcraft Bonanza 35 con la matrícula N3794N, con 12 años de servicio. El piloto era Roger Peterson, un piloto con apenas 700 horas de vuelo y 21 años de edad. Cada pasaje costó 36 dólares, y en la cabina del avión sólo podrían viajar tres pasajeros más el piloto.

The Big Bopper había enfermado de gripe, por lo que pidió al baterista Waylon Jennings su lugar en la aeronave. Cuando Buddy Holly se enteró, le dijo a Jennings, “Ojalá que tu autobús se congele. Hay 40 (grados bajo cero) allá afuera”, a lo que Jennings le contestó “Bueno, ojalá que tu viejo avión se caiga”.

COMENTARIOS