Economía Argentina

Samid: “Si Dios quiere, en vez de inflación vamos a tener deflación”

El dueño de la cadena de carnicerías La Lonja asumió como vicepresidente del Mercado Central y prometió que los precios van a bajar

domingo 2 de febrero de 2014 - 9:52 am

El nuevo vicepresidente del Mercado Central de Buenos Aires, Alberto Samid, prometió el viernes que con su llegada a ese organismo “los precios van a retroceder”, y auguró que “si Dios quiere, en vez de inflación vamos a tener deflación”.

“Con mi llegada los valores seguramente van a retroceder, sin ninguna duda. Voy a sacar el Mercado Central a la calle, lo voy a llevar a cada barrio que lo necesite, donde haya irregularidades”, sostuvo el empresario, a 24 horas de haber asumido su cargo, en representación de la provincia de Buenos Aires.

Aseguró que tiene órdenes del gobernador “de llevar el Mercado a todas partes” y así podrá poner “un freno” a los aumentos de precios. [pullquote position=”right”]Samid: “Si Dios quiere, en vez de inflación vamos a tener deflación”[/pullquote]

“Vamos a impulsar ferias móviles a través de camiones con los precios que están en el Mercado Central. Y si Dios quiere, vamos a tener deflación”, enfatizó.

Admitió que “la carne aumentó, no escapó a la intranquilidad de que nadie quería vender nada. Pasó lo mismo con la hacienda que con todos los productos. Hubo una gran retención, poca entrada de hacienda, y como esto es oferta y demanda, el precio aumentó”.

“Aproximadamente subió un 20%. Estaba 14 pesos el kilo vivo y subió a 17 pesos, eso significa 10 pesos por kilo más en el mostrador. Posiblemente pueda bajar un poco, pero no va a volver a 14 pesos, pero puede bajar a 16 pesos”, explicó.

Samid destacó que tiene mucha experiencia en este tipo de mercados. “Las cadenas de supermercados marcan con un 900% de diferencia entre la compra y la venta”, aseguró.

El ahora funcionario bonaerense expresó su preocupación por la pérdida de reservas del Banco Central: “Tenemos que terminar con esta sangría. En marzo va a haber una entrada muy importante de la cosecha de la soja, del girasol. Y con la venta estos cereales van a entrar una cantidad importante de divisas”, evaluó.

COMENTARIOS