Famosos a la Justicia

Escándalo: Detuvieron a “Banana” Mascheroni el cantante de “Los del Fuego”

El líder del grupo de cumbia santafesina, detenido a bordo de una camioneta robada y con una pistola con la numeración limada, declaró que había "encontrado" el arma

martes 1 de marzo de 2016 - 7:50 am

La detención del líder del grupo de cumbia santafesina “Los del Fuego”, Juan Carlos “Banana” Mascheroni, causó conmoción en el ambiente tropical. Lo arrestaron el sábado en el partido bonaerense de Vicente López al volante de una camioneta robada y con una pistola con la numeración limada. Ayer declaró ante la Justicia y dejó todavía más dudas: dijo que el arma la había “encontrado” y que la tenía por razones de “seguridad”. Además, sostuvo que la denuncia de robo del vehículo es “falsa”.

Así lo indicó su abogado, José Novello. “Dijo que el arma la tenía para seguridad, porque en los recitales se paga al contado… a las 2 o 3 de la mañana agarra plata y tiene que viajar por todos los lugares” donde se presenta con su grupo, explicó.

o_1456759520

El cantante admitió que la numeración de la pistola había sido limada y que no tiene documentación. “La había encontrado hace unos 30 días. No la devolvió, cometió ese error. La tenía para seguridad, no la tenía para robar”, insistió su abogado.

Sobre la camioneta Hyundai, Novello afirmó que “la tiene desde agosto y la denuncia (por robo) se hizo el 23 de febrero actual. Es una falsa denuncia, por unos cheques en danza… nada que ver con un robo”.

Mascheroni (56) fue arrestado el sábado a las 4 de la madrugada en la esquina de la autopista Panamericana y Ugarte, en el límite entre las localidades de Munro y Olivos, partido de Vicente López.

Según la Policía, el vehículo había sido robado a mano armada en Quilmes el pasado 22 de febrero y tenía instalado un dispositivo de rastreo satelital que se activó en esa zona del norte del Conurbano.

“¿No me conocen? Soy ‘Banana'”, les dijo Mascheroni a los agentes en el momento en el que le pidieron que se bajara de la camioneta Hyundai.

COMENTARIOS