Economía

Según datos oficiales, la industria perdió empleos durante 2013 y retrocedió a niveles de 1997

El Indec informó que en el último trimestre el sector manufacturero redujo la nómina en 0,6%. También se reflejan bajas en el sector de la construcción y el inmobiliario

sábado 1 de febrero de 2014 - 9:22 am

Enero no fue un buen mes ni para la economía argentina ni para el equipo de Gobierno, no sólo porque registró la peor baja del nivel de reservas del Banco Central desde 2006, sino porque también Hacienda dio a conocer el nivel de déficit real de las cuentas públicas, que asciende al 4,7% del PBI en el total del año y más de 10% en el caso puntual de diciembre.

Como si esto fuera poco, en enero el país sufrió una empinada devaluación del peso, una brusca aceleración de la inflación, alza de las tasas de interés y derrumbe del precios de los bonos y de las principales empresas argentinas que cotizan en Wall Street.[pullquote position=”right”]Según datos oficiales, la industria perdió empleos durante 2013 y retrocedió a niveles de 1997[/pullquote]

Semejante balance luce consistente con la virtual pérdida de expectativas en el conjunto de las empresas industriales, cuya mayor expresión se reflejó en la singular disminución de la producción en 5,6% en diciembre y 3,5% en último trimestre de 2013 en comparación con similares períodos del año anterior, y que dio origen a la imposibilidad de sostener la nómina, pese a que se encuentra en mínimos históricos.

Las ramas más rezagas en materia de nómina de personal son las fabricantes de prendas de vestir, la industria de la madera, los fabricantes de aparatos electrónicos y elementos de precisión, curtiembres, industria del papel y actividades conexas, minerales no metalúrgicos, y elaboración de metales comunes.

El fenómeno se repite, tal vez con menor intensidad, en el caso de la rama de la construcció aunque el sector inmobiliario, sufrió una severa contracción de más de 50% respecto de las operaciones de compra y venta que se pactaban  hasta 2001 y de poco más de 25% sólo en el último año.

También en el comercio, los informes del Indec dieron cuenta a comienzo de la semana de que en el caso de las cadenas de supermercados se contrajo sólo en 2013 en más de 6% promedio por establecimiento.

Según datos oficiales propiciados por la Encuesta Mensual Industrial (EMI) de la oficina de estadística, de cada 100 puestos de trabajos en el total de la rama fabril que había antes de que se iniciara el camino del colapso de la convertibilidad, es decir en 1997, dieciséis años después, tras transitar profundas recesiones, hasta la depresión de 2002, y luego una supuesta singular recuperación en la década siguiente, hoy se cuentan 99,5: declinó 0,5%. En ese período la población nacional aumentó 18%, el empleo total 34%, pero la industria perdió relevancia relativa y más aún absoluta.

COMENTARIOS