Mundo Saludable

Grasas saturadas: las causas de cómo se convirtieron en rivales del corazón

En los últimos años, estos alimentos han sido acusados de tapar arterias, y también sobre problemas de obesidad. ¿Son peligrosos para la salud del cuerpo?

sábado 27 de febrero de 2016 - 11:21 am

Todos los alimentos tienen distintos pros y contras, en la búsqueda de tener una buena salud. Uno que sin duda provoca controversias, son las grasas saturadas.

Comer una gran cantidad de ellos hace que los niveles de colesterol en general y de la lipoproteína de baja densidad o colesterol “malo” se incrementen. De esta manera, puede contribuir a la obesidad, lo cual aumenta el riesgo de enfermedades cardiacas, diabetes, infarto y varias enfermedades más.

Sin embargo, también hay beneficios. Una investigación realizada a más de 600.000 personas, publicado en la revista Annals of Internal Medicine a principios de este año, no encontró ninguna relación significativa entre la grasa saturada en la dieta y las enfermedades cardíacas.

Algo que sugiere que alimentos como la carne roja, la manteca o la leche entera, no son tan nocivas para nuestro corazón siempre y cuando las disfrutemos de forma equilibrada dentro de una dieta saludable.

Entre los distintos puntos a favor, se encuentran la mejora la salud hepática. Las células del hígado que eliminan la grasa son estimuladas por las grasas saturadas. Esto ayuda al hígado a trabajar de forma más eficiente. También, colaboran para que los glóbulos blancos reconozcan las bacterias y los virus y que puedan ser eliminados con mayor facilidad.

Además, su consumo incrementa los niveles de testosterona, siendo ésta una de las sustancias que ayuda a reparar los tejidos, preservar los músculos y también a mejorar las funciones sexuales.

De esta manera, al poder saber un poco mas sobre las grasas saturadas, el consumidor puede elegir mejor como desarrollar una buena salud.

COMENTARIOS