Seguinos en nuestras redes

Economía General

El gobierno analiza realizar un aumento del gas “similar” al de la luz

Así lo sostuvo el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, quien indicó que en el caso del gas, el retraso (en el precio de la tarifa) es menor al del sistema eléctrico”

El Gobierno confirmó hoy que analiza un incremento en las tarifas del gas de manera “similar” al que ya aplicó en la luz, aunque considera que el “retraso” en los valores “es menor al del sistema eléctrico”.

Así lo sostuvo el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, quien indicó que se está “haciendo un análisis similar al que hicimos en el caso eléctrico”, pero advirtió que “en el caso del gas, el retraso (en el precio de la tarifa) es menor al del sistema eléctrico”. [pullquote position=”right”]El gobierno analiza realizar un aumento del gas “similar” al de la luz[/pullquote]

Consultado sobre la posibilidad de que la suba tarifaria afecte la negociación de paritarias, Aranguren respondió que esta situación es “consecuencia de 10 años de desinversión” y remarcó que “hoy estamos pagando una capacidad de generación que está limitada” y “afecta al bolsillo de la gente”.

“En la tarifa de gas estamos haciendo un análisis similar al caso eléctrico, estamos analizado los pasos procesales correspondientes desde el punto de vista legal”, confirmó el ministro. En declaraciones a radio Mitre, explicó que “en el caso del gas el atraso es menor que en el sistema eléctrico porque en los últimos dos años la misma administración anterior había empezado un sendero donde reconocía un precio diferencial para el gas adicional”.

Respecto del impacto que los aumentos de tarifas tendrán en las negociaciones paritarias, el funcionario apuntó que uno de los objetivos que se fijó el gobierno es “pobreza cero” y en ese sentido buscará “cuidar el bolsillo de los argentinos, lo que significa tener en cuenta el impacto en el presente y las consecuencias en el futuro”.

“Las medidas adoptadas para recomponer el cuadro tarifario fueron tomadas en la búsqueda de ese objetivo (de pobreza cero) y sus impactos van a ser reconocidos en la medida que los mismos tengan en cuenta la recomposición de una situación, que son consecuencia de 10 años de desinversión y que hoy estamos pagando una capacidad de generación que está limitada y afecta al bolsillo de la gente”, completó.

En cuanto a la suba de la luz, Aranguren apuntó que las tarifas de la generación y distribución de energía estuvieron “congeladas desde 2002”.
Asimismo ratificó que la actualización del precio de la luz le permitirá al Estado un ahorro de “aproximadamente 4.000 millones de dólares” y estimó que “unos 51.000 millones de dólares fue el subsidio de la generación en los últimos 13 años”.

Respecto de las críticas del ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido a la suba de tarifas, Aranguren manifestó que le “llamó la atención” porque en la carta que publicó en una página web de un observatorio de energía, el ex funcionario kirchnerista aseguró que “fueron las provincias las que se hicieron de una renta extraordinaria” con el servicio eléctrico.

“Luego dijo que fueron Edesur y Edenor las que fueron beneficiadas, y si esto es así a confesión de parte relevo de pruebas, porque quienes tenían el control era el mismo ministro De Vido”, añadió.

En este contexto, Aranguren también rechazó la versión del ex ministro de que “se estaba enviando un costo de energía igual a todas las provincias”, ya que según consta en una resolución del año 2012, “el costo de energía para una cooperativa eléctrica de Godoy Cruz (Mendoza) era de 60 pesos por megawatt hora y a la EPEC de Córdoba se cobraba 147 pesos”.

Aranguren apuntó que el gobierno de Macri recibió “un país sin beneficio de inventario” y aventuró que “en un par de años” que es el plazo de la emergencia eléctrica, la Argentina va a “poder recuperar los parámetros de calidad que supimos tener hace 10 años atrás”.

Fuente DyN

Economía

La directora del FMI le pidió a los países que tienen deuda en dólares que “actúen pronto”

Qué podría pasar si Argentina no renegocia su deuda y entra en default

El mercado vive horas de incertidumbre ante la posibilidad de que la Reserva Federal estadounidense aumente la tasa del interés, algo que podría dificultar el acceso al crédito internacional a los países que tienen problemas de deuda. En este sentido, la directora del FMI, Kristalina Georgieva, les alertó en su discurso en el Foro Económico de Davos: “¡Actúen ahora! Si tienen que extender vencimientos, por favor háganlo, si tienen que hacer correcciones cambiarias, es el momento para hacerlo”.

Las palabras de quien está al mando del organismo crediticio no son ajenas a la Argentina que tiene una deuda de 44 mil millones de dólares, precisamente con el FMI que es quien realizó la alerta por lo que aquí esas declaraciones calan más hondo e interpela al Gobierno argentino que aún no ha logrado cerrar un acuerdo.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, planeaba cerrar un acuerdo antes de que finalice el año pero las negociaciones aún no llegaron a buen puerto y hoy es una incógnita si finalmente habrá un nuevo plan de pagos para antes de marzo, mes en el que hay un vencimiento de 2.800 millones y que Argentina no tiene el dinero para hacerle frente.

En caso de no pagar, el país entraría en default y volvería a quedar excluida de cualquier línea de financiamiento que ponga en marcha ese organismo o cualquiera de sus pares internacionales (Banco Mundial o Interamericano de Desarrollo). En caso de que la situación no se regularice se irá empeorando con el tiempo.

Si el incumplimiento supera los 6 meses, para el FMI el deudor entra en la categoría de “atrasos prolongados” (protracted arrears), algo que ya le sucedió con 31 países, “la mayoría de bajos ingresos, con severos conflictos políticos y sociales (por ejemplo, revoluciones como fue el caso de Cuba) o guerras”, asegura un informe de Quantum Finanzas.

Cuando los atrasos se prologan hasta los meses 18 o 24 meses, “el FMI decide primero la suspensión del derecho de voto del país miembro y finalmente su exclusión como miembro de la institución”, agrega el mismo documento.

Continuar leyendo

Economía

Sin freno: el dólar “blue” cerró a $219 y alcanzó su máximo histórico

La divisa que opera en el mercado paralelo subió cinco pesos respecto al valor de cierre de la jornada del jueves y la brecha cambiaria con el mayorista se estiró al 109,9%.

En la última rueda de la semana, el dólar “blue” operó con una ganancia de cinco pesos, a $219, y volvió a batir un récord histórico. La divisa acumula una suba de once pesos o 5,3% en lo que va de enero.

Respecto al billete verde que se negocia en el mercado mayorista, fue operado con una suba de tres centavos, a $104,34, por lo que la brecha cambiaria con el dólar informal se estiró al 109,9%.

En relación a la escalada de la cotización libre, Christian Buteler sostiene: “Se dice que el dólar blue es un mercado pequeño, poco transparente, manejado por unas pocas manos y que por eso sube. Pero la realidad es que están reaccionando todos, el MEP y el contado con liquidación (CCL) también”.

En ese sentido, el dólar MEP se vendió con bonos AL30 a $213,78 (+0,7%) y con GD30 a $215,16 (+1,4%). En tanto, el dólar CCL con AL30 se mostró en las pantallas a $219,36 (+0,7%), con GD30 a $223,84 (+1,4%) y con Cedears a $223,40 (+0,5%).

Distintos economistas atribuyen las operaciones al alza del “blue” a la fuerte emisión de dinero que hubo durante el último trimestre del año pasado.

“Estamos en un escenario de pérdida de reservas y queda la gran emisión monetaria que se hizo durante diciembre. Si tomas los pasivos monetarios sobre las reservas, según el balance del Banco Central (BCRA), te da un dólar equilibrio de $220, que es cerca de donde está hoy”, indicó el analista financiero Salvador di Stefano.

Noticia en desarrollo…

Continuar leyendo

Economía General

Preocupante informe: solo se trató el 8% de los residuos industriales del país

Así lo dice el último informe presentado en conjunto por la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y la Universidad de Buenos Aires (UBA), que analizó lo ocurrido entre mayo y octubre del 2021

La Dirección de Sustentabilidad de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA y el Observatorio de la UNR realizaron un relevamiento acerca de cómo es el tratamiento de los residuos industriales en el país, el cual arrojó una preocupante cifra que alertó a todos los actores involucrados del sector: entre mayo y octubre de 2021, solo se trató el 8% de los residuos industriales que se generaron, un número menor al del último informe presentado por las entidades educativas, que arrojaba un 10%.

Las empresas consultadas para la elaboración del informe indican que si bien el estudio arroja que los principales generadores de residuos son las industrias manufactureras, seguidas por petroleras y mineras y en tercer lugar las de suministro de aguas y cloacas, su desafío es que las empresas generadoras tomen conciencia del daño que producen al no tratar correctamente sus residuos y que, haciéndolo de manera incorrecta, el costo del tratamiento cae de manera directa en la sociedad y especialmente en el bienestar de las comunidades lindantes a arroyos y campos donde se realiza el depósito ilegal.

Lo cierto es que los números presentados del período mayo – octubre 2021 demuestran que la cantidad de residuos industriales, especiales y peligrosos generados por todas las industrias equivalen a 12 millones de toneladas al año, de las cuales solo se tratan legalmente 1 millón de éstas.

En relación con los resultados que arroja el informe, Marcelo Corti, Director Ejecutivo del Centro de Desarrollo Sustentable de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, destaca: “A medida que se va completando la serie histórica, nos encontramos con que el porcentaje de residuos peligrosos tratados es marginal con respecto al total. Es preocupante saber qué se hace con los residuos que no se tratan, considerando la relativa capacidad de control del Estado con respecto a eso. Es necesario poner este tema en discusión, más allá de ir completando con información, necesitamos un rol protagónico en la generación de estadísticas de este tipo por parte del Estado”.

Desde el sector privado, Claudia Kalinec, Presidente de la Cámara Argentina de Tratadores y Transportistas de Residuos Industriales y Especiales (CATRIES) afirma: “Destacamos el rol de las universidades en esta tarea inmensa que han tomado con la creación del observatorio. Es fundamental abordar esta terrible problemática que es la contaminación ambiental. El compromiso de las empresas que llevan adelante la tarea de transporte y tratamiento es seguir trabajando integradamente con todos los actores, transparentando nuestra actividad y tomando acciones que protejan y regeneren el ambiente”.

Gustavo Solari y Claudia Kalinec, referentes en el tratamiento de residuos industriales

Por su parte, Gustavo Solari, presidente de la Cámara Argentina de Industrias de Tratamiento para la Protección Ambiental (CAITPA) “Somos una actividad esencial y necesaria para vivir en un ambiente sano. La problemática de los residuos es transversal y nos afecta a todos por igual y nosotros tenemos la responsabilidad de informar y colaborar activamente con la toma de decisiones. Estamos a disposición de las autoridades para llevar adelante políticas claras que lleven a tratar correctamente la mayor cantidad de residuos que se generan en el país”

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR