Seguinos en nuestras redes

Salud

Estos hábitos están arruinando tu dieta sin que te enteres

Si estás haciendo dieta y ejercicio pero no te da resultado, puede que estés cometiendo sistemáticamente alguno de estos errores

Supongamos que estás a dieto y te ejercitás regularmente: ¿Por qué no podés bajar de peso? Porque esas no son las únicas rutinas que llevás a cabo, también puede que estés repitiendo patrones no tan sanos que no te dejan adelgazar.

Prestá atención a las posibles causas:

No saber cuántas calorías ingerís

No te estamos diciendo que te obsesiones leyendo etiquetas, pero el hecho de no conocer siquiera el aproximado de calorías que se añaden en cada ingesta puede ser peligroso.

Lo bueno es que en la actualidad hay aplicaciones móviles que te ayudan sobremanera. Solo tienes que colocar el platillo y la ración y listo. Al finalizar el día te dirá cuánto has consumido.

Comer solo y distraído

Mirar la televisión mientras cenamos es una muy mala idea, porque el cerebro no tiene la capacidad de indicar cuándo el estómago está satisfecho. Lo mismo parsa si estamos leyendo: en la medida de lo posible, tratá de mantenerte concentrado a la hora de la comida. 

Por otra parte, hay estudios que indican que comer en familia o con amigos hace que consumamos menos alimentos. Esto es así porque en el encuentro se establecen conexiones emocionales y se es más consciente de lo que se ingiere.

Consumir todo bajas calorías

¿Vas al supermercado y elegís todo lo que tenga etiqueta verde y diga “0%”, “light” o“sin grasas”? Según un estudio de la Universidad de Cornell, las personas que consumen productos “de dieta” ingieren casi un 30% más de calorías que si escogieran productos normales o regulares.

En la mayoría de estos alimentos la grasa se remplaza por azúcar o por aditivos químicos. Así, es mejor una pequeña ración de un alimento “común” que varias de uno “dietético”.

Comer en platos grandes

Comida servida en un plato grande

Nos dicen que podemos consumir un plato de pastas en el itinerario de la dieta, pero no dicen qué tan grande… ¿no? No hagas trampa: está comprobado que uno suele comer todo lo que hay en el plato, por lo que si el recipiente es grande, comerás más.

Lo mismo se aplica a los tamaños de las porciones en los restaurantes o locales de comida rápida.

Por ejemplo, en Estados Unidos el combo más pequeño de hamburguesa y patatas fritas es el más grande que se ofrece en Francia.

Dormir poco (o mal)

El insomnio y el estrés son los peores amigos de las dietas. Cuanto menos duermas, más vas a comer. No solo porque permanecerás más tiempo despierto (lo que te da tiempo para comer de noche, aunque no te lo propongas), sino porque el cuerpo necesita el descanso para restablecerse y recuperarse de lo hecho en el día.

Y otra cosa interesante: el metabolismo energético y la producción de ciertas hormonas relacionadas al sueño y la vigilia pueden ser los culpables de que tengas hambre todo el tiempo.

Rodearte de gente obesa

Mujer obesa caminando con las compras

Así como una cena en familia puede ser beneficiosa, también las relaciones personales nos pueden traer consecuencias positivas o negativas. Por ejemplo, si nuestra pareja, nuestros mejores amigos y nuestros compañeros de la oficina están excedidos de peso, es más probable que nosotros también lo estemos.

No es que se contagien los kilos, pero si los hábitos. Habr{a más probabilidad de que te cueste bajar de peso si cada vez que te juntas con tus colegas vas a comer a un “diente libre”, o si con tu pareja la salida “fija” es salir a comer, con postre incluido.

No desayunar

Saltearse el desayuno no es para nada bueno. En primer lugar, porque el cuerpo precisa energías desde que se levanta para poder llevar a cabo todas sus actividades y, además, porque de esta manera estás incentivando al estómago a pedir comida a cada rato.

Haz la prueba de desayunar bien antes de salir de casa y te darás cuenta de que hasta el mediodía no sentirás apetito, y tené en cuenta que un buen desayuno está compuesto por:

  • Una taza de cualquier infusión (té, café)
  • Una ración de hidratos (galletas, tostadas)
  • Lácteos, cereales y frutas.

No planificar la comida

Si estás yendo al nutricionista, seguro que te dió un plan de comidas para que vayas mezclando.El error está en no pensar qué vamos a combinar con qué, o no comprar por adelantado lo que necesitamos para cocinar, porque eso nos hace comer lo que esté más a mano.

Prepará la comida para varios días y freezala. No cocines sobre la hora y teén a disposición diferentes ingredientes naturales.

A su vez, es importante que varíes el menú para no aburrirte y para que el cuerpo no se acostumbre. Si comes un platillo diferente al día el organismo tendrá que trabajar más para aprovechar cada uno de los componentes.

Salud

Ideas para aprovechar los tomates antes de que se te pongan feos

Si no sabés como usarlos antes de que se echen a perder, tomá nota de estas cinco opciones

Si en tu cocina se acumularon demasiados tomates y no querés que se echen a perder, aprovechá su versatilidad y sacales provecho antes de que se pongan feos. Estas son algunas ideas.

Polvo de tomate

Esto te permite aprovechar las pieles que normalmente terminan en la basura. Colocalas en tiras en una bandeja, metelas al horno y dejalas secar hasta que queden crujientes sin nada de humedad. odés hacerlo también en el microondas, en la freidora de aire o dejando que les de el sol en verano. Después trituralas bien hasta que quede bien pulveriza y reservá en un tarro para aderezar cremas, ensaladas, tortillas y masas.

Tomates confitados

Para acompañar tostadas o ensaladas podés crear tus propios tomates en conserva. Colocá en una sartén los tomates con aceite de oliva virgen extra, ajo, sal, pimienta y albahaca y romero fresco. Saltealos alrededor de veinte minutos y guardalos en la heladera una vez que se atemperen con el propio aceite de la cocción. El sabor es sorprendente.

Tomates asados

Con esta idea, en menos de una hora tenés una guarnición perfecta que te facilitará muchas recetas. Para condimentar un plato de pasta, sobre una ensalada, acompañando un pescado o simplemente junto a otras verduras como entrante funciona y solo necesitás colocarlos en una bandeja de horno con dos ajos con piel, aceite de oliva virgen extra y bien de especias como hierbas provenzales para después dejar que se hagan durante aproximadamente media hora a 180ºC.

Salsa de tomate

Un clásico con el que podés hacer toda la cantidad que quieras ya que luego lo podés congelar en pequeños recipientes. Hay tantas recetas como hogares ya que hay quien solo le pone cebolla, quien añade un poco de ajo, a quien le gusta con albahaca o quien prefiere perejil.

Tomates secos

Una manera de usar los tomates que no vayas a poner en guisos es dejando que pierdan su humedad y concentren su sabor. Una forma de hacerlo que es poner en una cacerola agua y añadir los tomates cuando rompa a hervir. Cocinar durante 20 minutos, escurrirlos bien y terminarlos de secar con un trapo. Después, meterlos en un tarro con ajos aplastados y pelados, pimienta, orégano y albahaca para después cubrir bien todo con aceite de oliva virgen extra. Hasta dos semanas te aguantan sin problema en la heladera.

Fuente: Mía revista

Continuar leyendo

Salud

Diez beneficios del tilo para la salud

Cuáles son las propiedades medicinales de esta planta

El tilo es una planta con amplias propiedades medicinales, sobre todo por ser consumida en forma de té. Estos son diez de sus beneficios.

1- Es un antiespasmódico, ya que relaja los músculos y alivia el estrés. Suele consumirse en forma de aceite esencial obtenido a partir de sus flores.

2- La ansiedad también podrá ser calmada mediante los aceites esenciales o a través de una infusión de tilo; en cualquiera de los dos casos ayuda a descansar mejor.

3- Es un poderoso sedante usado para bajar la presión sanguínea y tratar las palpitaciones nerviosas.

4.- La flor de tilo se usa para los estados gripales, como descongestionante de los pulmones y la nariz. Incluso para bajar la fiebre en caso que sea necesario.

5- Junto con la manzanilla y la menta, una infusión de tilo facilita la digestión.

6- Para la inflamación de amígdalas se hacen enjuagues con tilo y bicarbonato de sodio.

7- Se usa como diurético natural.

8- Es utilizado para los trastornos del hígado y la vesícula biliar.

9- Trata hinchazones y úlceras en la piel.

10- Tiene propiedades emolientes que son usadas en cremas y lociones para aliviar la picazón y curar la piel seca. Las flores de tilo mezcladas con las flores de aciano ayudan a reducir las ojeras y la celulitis.

Fuente: Culturizando

Continuar leyendo

Salud

Cinco remedios naturales para combatir la alergia de otoño

Cómo contrarrestar los síntomas que puede generar este clima

El clima otoñal genera en muchas personas picazón en la nariz y ojos, lagrimeo, congestión nasal y estornudos. La alergia es una afección propia de esta temporada y se presenta generalmente a primeras horas de la mañana. Sus síntomas se asemejan a los del resfriado, y puede ser aliviada mediante algunas preparaciones a base natural.

Según algunos estudios, los causantes más comunes de la alergia en otoño son el polen de la ambrosía, el moho y los ácaros del polvo, estos últimos se incrementan en lugares húmedos dentro del hogar y también pueden desarrollarse en el exterior, y suelen propiciar los estornudos continuos y la congestión nasal.

Estas son cinco opciones naturales para combatir los síntomas:

1. Vinagre de manzana: funciona como antibacteriano y antiviral para minimizar los síntomas. Gracias a su poder antihistamínico y antiinflamatorio logra hacer frente a la alergia. No se debe tomar directamente porque puede producir irritaciones, sino que hay que mezclar una o dos cucharadas de vinagre de manzana en un vaso de agua con limón.

2. Menta: posee flavonoides que inhibe la liberación de histamina en el organismo, por lo que es un remedio natural muy eficaz para tratar la alergia. Podemos consumirla en infusión.

3. Cúrcuma: es un antiinflamatorio natural, tanta es su popularidad que se le suele llamar ibuprofeno de la naturaleza. Esta raíz reduce la liberación de histamina, favorece el bloqueo de inmunoglobulina E y así, además de prevenirlos, también disminuye los síntomas de la alergia. Puede ser añadida a los platos gastronómicos, batidos, bizcochos, o bien, preparada en infusión con leche vegetal.

4. Vitamina C: es un componente antihistamínico que refuerza el sistema inmune y ayuda a eliminar o disminuir los síntomas asociados a la alergia. Está presente en cítricos, el pimiento rojo, el kiwi, los tomates y también podemos consumirla en suplemento, siempre que sea vitamina C liposomada para asegurar su biodisponibilidad.

5. Infusión de ortiga: actúa de forma inmediata para aliviar los síntomas. Bloquea la producción de histamina por parte del organismo, haciendo que el impacto de la alergia se minimice. Basta con hervir agua y añadir unas hojas de ortiga, también puede agregarse menta o hierbabuena para potenciar su efecto y mejorar su sabor.

Fuente: Vos

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR