Seguinos en nuestras redes

Campo

Gobierno autoriza la importación de soja solicitada por los exportadores

La decisión fue adoptada a través de medidas conjuntas adoptadas por los ministerios de Producción, a cargo de Francisco Cabrera, y de Hacienda y Finanzas, de Alfonso Prat Gay

El Gobierno nacional dispuso flexibilizar la importación de soja con el objetivo de abastecer el polo aceitero y oleaginoso ubicado en el Gran Rosario, productor de aceite, harina y pellets que tendrán por destino su exportación.
[pullquote position=”right”]Gobierno autoriza la importación de soja solicitada por los exportadores[/pullquote]

La decisión fue adoptada a través de medidas conjuntas adoptadas por los ministerios de Producción, a cargo de Francisco Cabrera, y de Hacienda y Finanzas, de Alfonso Prat Gay, propuestas por las resoluciones 5 y 7, respectivamente.

“Conforme a la experiencia recogida y al actual contexto económico corresponde tomar las medidas que permitan impulsar la actividad agroindustrial y la generación de valor agregado en el territorio nacional, así como la plena ocupación de la capacidad industrial instalada, con la consecuente generación de empleo, sin que ello implique atentar contra la producción nacional de soja”, indicaron las normas en sus considerandos.

La medida -que es acompañada por la firma de los máximos responsables de las carteras mencionadas- fue adoptada el pasado 15 de enero y publicada hoy en el Boletín Oficial, y contempla la apertura de “la importación temporaria para el perfeccionamiento industrial”, en este caso de las plantas oleaginosas locales.

Por ello, las autoridades nacionales dispusieron que “a efectos de alcanzar dichos objetivos, resulta necesario establecer el marco de aplicación de la admisión temporaria de la soja y de los procesos productivos alcanzados”.

De esta forma, con el objeto de mantener el funcionamiento de las plantas aceiteras ubicadas a orillas del Río Paraná, en la provincia de Santa Fe, se adoptaron medidas para permitir el ingreso “temporario” de lotes de soja producidos en países vecinos como Paraguay.

Según Producción y Hacienda, para sostener dicha actividad ante las demoras que mantienen desde hace semanas la comercialización oleaginosa, se dispuso excluir de la inscripción en el Registro de Operadores de Soja Autorizados, conocido bajo las siglas ROSA, la soja clasificada en la posición arancelaria de la nomenclatura común que presenta el MERCOSUR.

Se dejó en claro que esto se autorizará “únicamente cuando dicha mercadería se ingrese como destinación suspensiva de importación temporal, para su utilización como insumo para el proceso productivo de elaboración de aceite de soja, harina y pellets de soja”.

A través del articulado propuesto, Producción y Hacienda dispusieron sustituir los artículos 2 y 9 de las resoluciones conjuntas de los ex ministerios de Economía (número 438), Industria (269) y de Planificación (1.001) del 7 de agosto de 2012, por el siguiente texto: “Podrán acceder al Régimen de Importación Temporaria para Perfeccionamiento Industrial, establecido por el Decreto N° 1.330 de fecha 30 de septiembre de 2004, únicamente los operadores inscriptos en el ‘Registro de Operadores de Soja Autorizados’ (ROSA) para la mercadería que se clasifica en la posición arancelaria de la Nomenclatura Común del MERCOSUR (N.C.M.) 1201.90.00. Cuando el producto resultante a exportar sea aceite de soja, harina o pellets de soja, no se requerirá la inscripción en el ‘Registro de Operadores de Soja Autorizados’ (ROSA)”, se indicó en el segundo artículo mencionado.

También se dispuso que “los productos resultantes del perfeccionamiento industrial que se exporten bajo el presente régimen estarán alcanzados por los precios oficiales determinados por el Ministerio de Agroindustria, y lo establecido en el inciso a) del Artículo 6° de la presente medida, según corresponda”.

Fuente: Agencia DyN.

Campo

Polémica: el Gobierno frenará las exportaciones de carne que no cumplan los precios

Se publicó una Resolución en el Boletín Oficial. Para aprobar las declaraciones juradas de ventas al exterior, la cartera agropecuaria aguardará la información que proporcione Comercio Interior sobre si hay o no cumplimiento

Por medio de la Resolución Conjunta 4/2022 publicada este viernes en el Boletín Oficial, los Ministerios de Desarrollo Productivo y de Agricultura, Ganadería y Pesca decidieron introducir nuevos controles a las exportaciones de carne bovina.

Se procederá a “observar” las declaraciones juradas de ventas al exterior de aquellas empresas y se aguardará para autorizar las mismas que la Secretaría de Comercio Interior informe si cumplieron o no con el acuerdo de precios al consumidor en el mercado interno.

Semanas atrás surgió una polémica entre el titular de la cartera agropecuaria, Julián Dominguez, y los integrantes del Consorcio exportador ABC.

“Quienes no cumplan con los compromisos asumidos con las y los argentinos, no podrán continuar exportando carne”, dijo el funcionario, luego de una reunión que había mantenido con los empresarios luego que los mismos habían decidido dejar de participar del programa que ofrece carne a precios por debajo del mercado.

A partir de la Resolución conjunta Nº4 que se publicó hoy en el Boletín Oficial, el ministerio de Agricultura ahora está facultado para detener cualquier envío de carne vacuna al mercado internacional.

El Gobierno pone como excusa la guerra entre Rusia y Ucrania para justificar la medida, además de la suba de los precios internacionales. Es decir, en lugar de ver como una oportunidad que se exporte más e ingresen más dólares, ve al momento de precios como un problema.

“El conflicto bélico en la región del Mar Negro (Ucrania-Federación Rusa) añade mayores riesgos a la seguridad alimentaria ya que afecta de forma significativa el abastecimiento global de productos alimentarios y genera alzas en los precios internacionales”, dice la normativa.

Continuar leyendo

Campo

Las aceiteras denunciaron que la suba de retenciones es ilegal

La Cámara de la Industria Aceitera (CIARA) analiza iniciar acciones legales contra el Gobierno por la suba de derechos de exportación. Desde el sector consideran que es ilegal y atenta contra la industrialización

Esta mañana el Gobierno publicó en el Boletín Oficial el Decreto 131/2022, que prevé el aumento de un 2% de las retenciones a las exportaciones de aceite y harina de soja y la creación de un Fondo de Estabilización del Trigo, para que lo recaudado se destine a subsidiar el precio de la harina con destino a las panaderías.

Pero la Cámara de la Industria Aceitera (CIARA) rechazó la medida y aseguró que la misma “no tiene legalidad y atenta contra la industrialización”.

En un comunicado, la entidad recordó que estos productos representan un tercio de las exportaciones totales de la Argentina y se encuentran en el primer y segundo lugar del ranking anual de ventas totales del país al mundo. En ese sentido, sostienen que las medidas muestran cómo el Gobierno “desincentiva las exportaciones y castiga el empleo industrial, particularmente en las provincias de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires”.

Además, enumeraron alternativas que podría haber implementado la administración Fernández, como mecanismos directos de compensación a los sectores vulnerables a través de la tarjeta Alimentar o la baja temporal del impuesto IVA a ciertos productos.

Por otro lado, señalaron que la decisión adoptada por el Gobierno “no tiene legalidad” dado que las facultades que tenía el Poder Ejecutivo delegadas por el Congreso para modificar el esquema de retenciones, venció el pasado 31 de diciembre, y ahora el Decreto debe ser refrendado por la Comisión Bicameral.

“Atender la crisis de precios internacionales que impacta sobre la población argentina es una obligación del Estado y de las empresas, pero atacar la industria nacional ajena a esta situación es el peor de los caminos”, manifestaron.

Continuar leyendo

Campo

Por decreto, el Gobierno aumentó las retenciones de harina y aceite de soja

Ya están en el Boletín Oficial los decretos que ponen en marcha el aumento de 31% a 33% de las retenciones de harina y aceite de soja y la creación de un Fondo Estabilizador de Trigo

La “Guerra contra la Inflación” ya comenzó y el ajuste del Gobierno se empieza a visualizar. Es que esta mañana se publicaron en el Boletín Oficial los decretos que ponen en marcha el aumento de 31% a 33% de las retenciones de harina y aceite de soja y la creación de un Fondo Estabilizador de Trigo, con la intención de controlar los precios.

En realidad, el Presidente dejó sin efecto el Decreto 790 sancionado en 2020, en el que se reducía las alícuotas de exportación de esos productos al 31%. Ahora, dio marcha atrás y repuso el 33% fijado en el Decreto 230 del mayo de ese año, hasta el próximo 31 de diciembre. La medida había sido descartada hace apenas unas semanas por el propio ministro de Agricultura, Julián Domínguez.

“No va a haber cierre de exportaciones y no va haber aumento de retenciones. Son decisiones que el Presidente definió como eje de trabajo y son tareas que me delegó. Hay que despejar incertidumbres y miedos, estamos muy seguros de lo que estamos haciendo”, había asegurado en conferencia de prensa.

El año pasado esos dos productos trajeron al país US$12.105 millones y 7101 millones de dólares, respectivamente. La idea es aumentar las retenciones de un 31 a un 33 por ciento, con lo que el Gobierno recaudaría US$410,2 millones extra con estos dos subproductos.

La sanción del 131/2022 prevé además la creación del Fondo Fiduciario Público “Fondo Estabilizador del Trigo Argentino”, “con el objetivo de estabilizar el costo de la tonelada de trigo que compran los molinos argentinos”, según se especificó. Se solventará con la suba de retenciones temporal establecida en el decreto 131, “cuyo objetivo será estabilizar el costo de la tonelada de trigo que compran los molinos argentinos”.

Las razones

El Gobierno adjudicó las medidas a la crisis desatada por la invasión rusa a Ucrania, que “ha afectado en forma significativa el abastecimiento global de productos agrícolas”.

Por eso, Alberto Fernández señaló que “se hace necesario alentar a los productores argentinos y a las productoras argentinas para que continúen creciendo en la producción de estos cereales y esta oleaginosa que el mundo demanda”.

 

 

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR