Aplicaciones Móviles

Prohíben la aplicación “Easy Taxi” en Buenos Aires

La compañía fue inhabilitada por no cumplir con las normas del Código de Tránsito y Transporte y decidió enviar un petitorio en Change.org para juntar firmas y poder seguir operando

martes 12 de enero de 2016 - 5:13 pm

La empresa dueña de la aplicación móvil “Easy Taxi” fue inhabilitada por cinco años por el Gobierno porteño por no cumplir con las normas del Código de Tránsito y Transporte, como  que las compañías deben contar con una ubicación física para las oficinas, al menos 300 móviles, respetar la tarifa de seis fichas por cada viaje otorgado y el servicio debe ser mediante un llamado a la firma de radiotaxis o detener un vehículo autorizado en la calle. [pullquote]Prohíben la aplicación “Easy Taxi” en Buenos Aires[/pullquote]

Por ende, pedir taxis por otra vía no está contemplado como sucede en este caso con “Easy Taxi”, que contacta de forma directa con los pasajeros según su ubicación geográfica y no incluye cargos extra en el viaje realizado. Esta forma de ofrecer reserva sólo podrían utilizarla si también implementan el tradicional servicio de radiollamadas, de lo contrario, los choferes registrados a esta herramienta, tanto particulares como pertenecientes a una firma de radiotaxis, que ya llegan a 6 mil, pueden recibir multas de hasta 24 mil pesos.

Por su parte, la compañía busca aliados en las redes sociales para poder continuar operando y abrió un petitorio en el sitio web “Change.org” para juntar firmas y que Horacio Rodríguez Larreta, Jefe de Gobierno porteño y el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, den marcha atrás con la decisión.

El texto que acompaña la publicación es el siguiente: “Está en riesgo su funcionamiento, ya que se está prohibiendo su utilización para los taxistas y pasajeros en la ciudad de Buenos Aires. Los pasajeros no pueden perder su derecho a elegir pedir un taxi con esta aplicación ya que este es el método más fácil y confiable de solicitar taxis a través del celular”. También enviaron mensajes desde la aplicación solicitando que no la prohíban en Buenos Aires.

 

COMENTARIOS