Seguinos en nuestras redes

Economía General

La emergencia administrativa del INDEC regirá hasta fin de año

La medida fue adoptada mediante el decreto 55 publicado hoy en el Boletín Oficial con las firmas del presidente, el jefe de Gabinete y el titular de la cartera de Hacienda y Finanzas

El Gobierno dispuso que el estado de emergencia administrativa del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) tenga vigencia hasta el 31 de diciembre y facultó al ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, a adoptar las “medidas urgentes” que se necesiten para su normalización. [pullquote position=”right”]La emergencia administrativa del INDEC regirá hasta fin de año[/pullquote]

La medida fue adoptada mediante el decreto 55 publicado hoy en el Boletín Oficial con las firmas del presidente Mauricio Macri; el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el titular de la cartera de Hacienda y Finanzas.

“Al asumir, las nuevas autoridades del Indec han podido verificar que existe una situación anómala en el Organismo que le impide, en la actualidad, brindar con regularidad el servicio a su cargo, suministrando información estadística suficiente y confiable en temas particularmente sensibles como precios al consumidor, producto bruto interno y comercio exterior”, sostiene la norma.

Y estima que “el proceso de reordenamiento interno habrá de demorar no menos de seis meses”.

En el artículo 1 del decreto declara “en estado de emergencia administrativa al Sistema Estadístico Nacional (SEN) y a su órgano rector, el Instituto Nacional de Estadística y Censos, administración desconcentrada actuante en el ámbito del Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas, hasta el 31 de diciembre de 2016”.

La norma delega en Prat Gay la autorización para designar a nuevo personal y disponer modificaciones en la estructura orgánico funcional del Indec, a propuesta del director Jorge Todesca.

Fuente DyN

Economía

La sorpresiva justificación del Banco Central para no imprimir billetes de mayor denominación

El billete de $1000 sigue siendo el más elevado pese a que su poder de compra ha caído notablemente desde su lanzamiento

Con la confirmación del Gobierno de que lanzará una nueva línea de billetes, la pregunta volvió a estar por qué solo se optó por un cambio de diseño y no por lanzar al mercado papeles de mayor denominación que acompañen la inflación. Así, se agregarán nuevas figuras como Martín Miguel de Güemes o Juana Azurduy a los billetes ya existentes.

De esta forma, el de $1000 pesos seguirá siendo el de mayor denominación, pese a que su poder de compra a caído rotundamente desde la gestión de Mauricio Macri. En su lanzamiento, correspondían a US$65, hoy ese mismo billete vale menos US$5.

El propio presidente del BCRA, Miguel Pesce, se encargó de responder por qué se mantuvo la denominación actual con una sorpresivo justificativo: “Es para estimular los medios de pago electrónicos”, planteó el economista en declaraciones a Radio con vos.

En su escueta respuesta, Pesce intentó evadir la cuestión pese a que los costos se multiplican ya que se debe imprimir mayor cantidad de billetes para poder satisfacer la demanda, a su vez que complica simples transacciones de mayor volumen.

Por otra parte, el titular del BCRA se refirió a la suba de la inflación en el último semestre y analizó el efecto negativo de la invasión de Rusia en Ucrania sobre la dinámica local. “A principios del año pasado y de este es que hemos tenido shocks de precios de las commodities, especialmente de alimentos y de energía. Esto ha sacudido los precios relativos y ha acelerado la inflación”, dijo el funcionario.

Sin embargo, el presidente de la entidad financiera buscó ser optimista en el corto plazo: “Estamos viendo es que en mayo deberíamos tener desaceleración de la inflación y nadie está previendo que este fenómeno se revierta más adelante. Esperamos una desaceleración en los próximos meses”, afirmó.

Continuar leyendo

Economía General

Argentinos, atentos: abren búsqueda laboral con un salario de u$s 16.000 por mes

La oferta laboral tiene como aliciente que podrá ser ejecutada a distancia, sin importar en el país en el que estés residiendo

Una empresa estadounidense lanzó una búsqueda laboral abierta a personas de todo el mundo, incluido argentinos, por la que ofrece salarios de hasta 15.000 dólares mensuales.

Se trata de la compañía 37signals, una compañía que nació en la década del 90 como una empresa de diseño web, pero que en la última década se reconvirtió hacia el desarrollo de aplicaciones. Con base en Chicago, Estados Unidos, su área de Recursos Humanos abrió una búsqueda para ampliar su equipo de trabajo y ofrece salarios de casi u$s 200.000 anuales para estos puestos.

Producto del criptocrash, una empresa anunció despidos masivos en Argentina

En la búsqueda oficial aclaran que están a la caza de trabajadores especializados en el desarrollo web full-stack con experiencia en los lenguajes HTTP, HTML, JavaScript y CSS.

Los sueldos para estas posiciones son de u$s 165.410 anuales, unos u$s 13.000 mensuales, para los programadores junior y de u$s 189.819 anuales, unos u$s 15.000 mensuales, por para los senior.

¿Cómo postularse?

La publicación de búsqueda se hizo hace cinco días, y hay tiempo hasta el 6 de junio próximo para postularse. Quienes estén interesados y crean contar con todas las condiciones requeridas, deberán entrar a la web Workable y dejar su CV y una carta de presentación de 500 palabras.

Si bien la fecha límite es a inicios de junio, el proceso de selección se realizará hasta el 17 de ese mismo mes, y la compañía espera que para julio ya comiencen a trabajar para la empresa.

A partir del 17 de junio se realizarán entrevistas particulares que buscarán probar el conocimiento técnico de los postulantes. A este último proceso solo llegan unas 10 personas por búsqueda laboral, mientras que se abonan unos u$s 500 por el simple hecho de participar de estas entrevistas.

Continuar leyendo

Economía General

Las advertencias de Broda: el número de inflación para 2023 y la “curva” que se le avecina al Gobierno

El economista acusó al Gobierno Nacional de estar llevando adelante “la mayor mala praxis de la historia argentina” en términos económicos

“La velocidad del gasto está a 150 kilómetros por hora, el [Instituto] Patria pide a 200 y se viene la curva”, alertó en las últimas horas el economista Miguen Ángel Broda, quien también estimó que la inflación de cara el 2023 tendrá un piso preocupante.

En diálogo con Radio Mitre, Broda adelantó: “El 2023 es un agujero negro un año electoral. La inflación va a ser superior al 73% o 75% que tiene como piso de inflación. En términos psicológicos falta una década en el año y medio cronológico que tenemos. El día que se paren los desembolsos del fondo vamos a ir a una crisis”.

Para explicar esta aceleración, el economista apuntó contra los niveles de gasto y emisión que tiene el Gobierno Nacional, pese a un contexto internacional que le es muy favorable en los términos de la balanza comercial. En esta línea, apuntó contra el rol del Banco Central.

Con la misma cantidad de exportaciones nunca compramos tantas importaciones o hicimos tantos pagos de dólares. El Banco Central compra poco. Cuando me dedicaba a la academia y daba clases especiales de macroeconomía nunca se me hubiera ocurrido que los términos de intercambio, los precios de las exportaciones en relación a las importaciones están en el récord de los últimos años, bajo qué condiciones de mala praxis tenían que darse estas condiciones. La Argentina lo hizo en un contexto muy favorable y está complicándose cada vez más“, continuó.

Y acotó: “Estamos en presencia de la mayor mala praxis de la historia argentina. Con un populismo heterodoxo que hasta genera la rebelión de los mejores heterodoxos”.

Al referirse al nivel de gastos del Estado, Broda afirmó: “Hemos usado el 60% el financiamiento del Estado previsto para todo el año. Nunca en la historia de la Argentina hubo tanto emisión para el Estado, es más de $600.000 millones“.

Por último, explicó que, pese a esta alta emisión, el nivel de actividad está enfriándose: “Y encima de todo se estancó en nivel de actividad en un contexto donde el Gobierno hace todo lo posible para subir la inflación. Uno de los problemas es la indexación de la economía. La probabilidad de que este Gobierno haga un programa de estabilidad es cero. Para eso, hay que bajar el gasto, emitir poco, tener una credibilidad política suficiente, ninguna de esas cosas las tiene este Gobierno”.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR