Seguinos en nuestras redes

Salud

Siete beneficios desconocidos del té

Según estudios recientes, beber con moderación esta infusión milenaria aporta una gran cantidad de ventajas al organismo

Los amantes del té, además de disfrutar de su sabor, ahora tienen otro motivo para ingerirlo, ya que según estudios de varios centros científicos, se llegó a la conclusión de que hay siete beneficios de esta bebida que pueden mejorar la salud. [pullquote]Siete beneficios desconocidos del té[/pullquote]

Contribuye a frenar el deterioro cognitivo: Las funciones cognitivas en los individuos utilizados como muestra, se mantuvieron en buen estado luego de haber consumido esta infusión entre 12 a 24 meses.

Ayuda a perder peso: Impide la formación de células de grasa nuevas y ayuda a eliminar las ya formadas, además de que al llenar el estómago reduce la sensación de hambre, hidrata el organismo y evita recurrir a bebidas azucadaras.

Reduce el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2: Si se bebe un mínimo de cuatro tazas diarias, los polifenoles se incluyen en la digestión de la glucosa y protegen las células beta del daño de los radicales libres.

Publicidad

Disminuye la incidencia de fracturas óseas: Según los estudios, el té negro es un aliado de las mujeres para evitar lesiones en sus huesos.

Detiene la acumulación de grasa en el hígado:Este beneficio es proporcionado por la ingesta diaria de té verde.

Favorece la digestión: El té verde al poseer un nivel elevado de catequinas, aumenta la actividad de la enzima digestiva denominada pepsina, descompone más fácilmente las proteínas en el estómago.

Oculta la halitosis: El mal aliento producido por los compuestos volátiles de azufre, puede controlarse ya que el té verde inhibe estas sustancias, además de mejorar la salud de las encías.

Publicidad

Así mismo, más allá de los beneficios citados, los científicos recalcan que el consumo de esta infusión no debe exceder las seis tazas por día.

Salud

Siete alimentos que ayudan a combatir el calor

Lo que ingerís influye en cómo te sentís los días de temperaturas elevadas

Lo que comemos influye en cómo nos sentimos en estos días de verano. Tus digestiones serán más ligeras si optás por platos frescos y no muy cargados, además de una correcta hidratación.

Estos son algunos alimentos que te ayudarán a combatir el calor:

Kiwi: es una de las frutas más refrescantes, cuentan con una elevada proporción de agua y su aporte de fibra favorece las digestiones ligeras, evitando que tu cuerpo trabaje más de lo necesario.

Sandía: su porcentaje de agua está por encima del 90% y proporciona una buena cantidad de potasio, que permite el equilibrio de líquidos de tu organismo.

Publicidad

Espinacas: contienen mucha agua, son bajas en calorías y son versátiles ya que se pueden comer solas, en ensaladas o en otro tipo de platos.

Especias y pimientos picantes: puede parecer una contradicción, pero lo cierto es que el picante hace que la temperatura corporal se eleve, facilitando la transpiración y reduciendo el calor corporal.

Tomate: su valor nutritivo es considerable, es rico en vitaminas A y C y contiene mucha agua.

Frutos rojos: disminuyen la presión arterial y facilitan la vasodilatación, lo que influye directamente en la bajada de la temperatura corporal.

Publicidad

Lechuga: es refrescante, ligera, nutritiva y fácilmente combinable con otros alimentos. Tiene una alta concentración de agua, por lo que juega un papel fundamental en la hidratación del cuerpo.

Fuente: Zespri

Continuar leyendo

Salud

Qué son los nutrientes y dónde encontrarlos

Qué función cumplen en el organismo

Para fortalecer los huesos es necesario hacer actividad física acorde a lo que cada uno pueda e incorporar nutrientes, sustancia requerida por el cuerpo para obtener energía y permitir que desarrolle todas sus funciones de manera correcta.

Es clave no saltearse comidas, que los alimentos sean lo más caseros posibles, bajos en grasas saturadas y ricos en proteínas, hidratos, lácteos, fibras naturales, Omega 3, entre otras.

​Hay dos tipos de nutrientes esenciales: macronutrientes y micronutrientes. Los primeros incluyen proteínas, carbohidratos, grasas y agua. Los segundos incluyen vitaminas y minerales.

A los cereales se los incluye en los macronutrientes, dentro de los carbohidratos. En cuanto a los integrales, aquellos que no fueron refinados por completo y que conservan su cutícula externa y son ricos en fibra, hay un aporte de hidratos de carbono complejos, que son fuente de energía para el organismo y, particularmente, para el sistema nervioso, debido a que están formados por glucosa.

Publicidad

Asimismo, algunos de estos tipo de cereales, como el arroz integral, contienen germen, con alto contenido de ácidos grasos esenciales, Omega 3 y 6, lo que reduce la inflamación de las articulaciones, mejora la circulación y reduce el colesterol. Son ricos en vitamina B, importantes para digerir los carbohidratos; fuente de vitamina E y zinc, que tienen efectos antiinflamatorios y antioxidantes y contienen flavonoides con propiedades de fabricación de neurotransmisores cerebrales.

Las frutas y las verduras aportan gran cantidad de vitaminas y minerales que aportan mucha energía, por lo que se los incluye dentro de los micronutrientes que protegen al organismo, mejoran la función arterial, el sistema inmunológico y cardiovascular y la estructura ósea.

Estas se dividen en grupos según el color y aportan diversos beneficios:

Amarillas: contienen altos niveles de vitamina C, magnesio, potasio y ácido fólico como pueden ser la banana, ananá y el melón, por ejemplo.

Publicidad

Rojas: tienen vitaminas, minerales y antioxidantes como la vitamina B, C y E. Son ricas en calcio, fósforo, hierro y potasio. Se puede mencionar a los tomates, manzanas, frutillas, cerezas, pimientos, frambuesas, entre otras.

Moradas: berenjena, remolacha, uvas y ciruelas tienen antioxidantes, polifenoles, flavonoides y antocianinas. Colaboran a reducir el colesterol y el riesgo de enfermedades como diabetes e inflamación celular.

Verdes: el brócoli, lechuga, limón, manzana, pepino, etc. contienen grandes cantidades de vitamina A, B9, C y K, son fuente de fibra y tienen presencia de minerales como hierro, potasio y selenio.

Fuente: La Bioguía

Publicidad
Continuar leyendo

Salud

Cómo hacer que tus toallas estén más suaves con ingredientes caseros

Incluí estos productos a la hora de lavarlas

Con el paso del tiempo las toallas pueden ir perdiendo suavidad, pero hay un producto casero que puede ayudarnos a recuperarla. La clave empieza con una limpieza por separado; en el tambor del lavarropas colocá solamente toallas separando las blancas de las de color.

Una vez separadas, agregá un poco de bicarbonato de sodio en el tambor del lavarropas junto con las toallas y cerrá la puerta. Añadí el jabón como harías normalmente pero en lugar de suavizante añadí la misma cantidad de vinagre blanco o vinagre de limpieza.

Lavá a temperatura media (nada de ponerlo a 60 grados, como máximo a 30 grados) y dejá secar normal. Las toallas de algodón habrán recuperado esponjosidad y ahora estarán suaves.

Fuente: Mía revista

Publicidad
Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR