La pelea con los holdouts

Griesa ordenó pagar a los “me too” y aumenta en u$s 8.000 millones la deuda argentina

De esta manera, igualó a holdouts originales con acreedores que se presentaron a posteriori. El fallo se conoció dos días después de la audiencia que el juez de Nueva York mantuvo en despacho con holdouts

viernes 30 de octubre de 2015 - 4:04 pm

El juez Thomas Griesa ordenó hoy a la Argentina pagar “en cuotas” las sentencias a favor de los holdouts y elevó la deuda con estos acreedores a 8 mil millones de dólares, al reconocerle a los “me too” los mismos derechos que habían obtenido judicialmente los demandantes originales.

Griesa dio a conocer su fallo 48 horas después de la audiencia que celebró en su despacho de Manhattan en la que escuchó la propuesta de los holdouts a favor de un “pago ratable” (en cuotas) a cambio de que el país reconozca el total de la deuda. [pullquote position=”right”]Griesa aceptó el reclamo de los “me too” y aumenta en u$s 8.000 millones la deuda argentina[/pullquote]

El magistrado extendió a 49 causas -de un total de 51 demandas “me too”- por cerca de 6 mil millones de dólares millones de dólares la sentencia original que había favorecido a los fondos NML Capital y Aurelius y habilitó la cancelación en cuotas.

La causa

En el fallo original Griesa había determinado que la Argentina incumplió la cláusula de “igual tratamiento” (pari passu) incluida en los bonos que cayeron en default en 2002 y ordenó al país pagarle 1.330 millones de dólares a acreedores que no aceptaron los swaps y accionaron judicialmente.

En ese momento, al mismo tiempo ordenó que la Argentina no podía realizar ningún pago de sus bonos reestructurados en los canjes 2005 y 2010 sin antes cumplir con su sentencia.

Con la sentencia de hoy Griesa niveló a holdouts originales con acreedores que se presentaron a posteriori bajo la denominación de “me too” (a mi también), quienes demostraron estar en las mismas condiciones que NML Capital y Aurelius.

Este grupo había presentado reclamos por más de 6 mil millones de dólares que ahora deben ser tratados de la misma forma que los 1.330 millones originales y se comprobó que incluían nuevos títulos de NML Capital, el fondo de Paul Singer.

DyN

COMENTARIOS